Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Hijos Del Bienestar
Eduardo García Gaspar
15 agosto 2011
Sección: EDUCACION, Sección: Una Segunda Opinión, SOCIEDAD
Catalogado en: ,


No es en realidad noticia. Un cantante, J. Bieber, dará un concierto en unas semanas en Monterrey. La noticia real fue producida por quienes compraron boletos para el espectáculo, sin darse quizá cuenta que ellos eran parte del mismo. Una de las historias es fascinante.

Un padre de familia faltó a su trabajo dos días, sin avisar. Todo para darle gusto a su hija de 13 años. El costo de los boletos era de varios miles.

En una de las fotos, una jovencita tenía un letrero en el que avisaba haber gastado el dinero de su útiles escolares.

Cosas como estas son comprensibles pensando en la cercanía que existe entre la estulticia y la juventud… pero muchos padres permanecen jóvenes y por consiguiente, tontos.

De todos esos con edad máxima de unos 14 años, mudémonos hasta Gran Bretaña y sus disturbios, con personas unos pocos años mayores. Calificados de disturbios violentos, quizá sean rabietas llevadas hasta la ira.

¿Parecidos a quienes compraron boletos para ese concierto? Sí, tienen cosas en común: egoísmo, falta de sentido, pérdida de perspectiva, juventud.

Una nota que leí, hacía notar que las tiendas asaltadas en Gran Bretaña eran las deportivas, esas que tienen zapatos tenis, y los distribuidores de teléfonos celulares. Una tienda de libros, Waterstone’s se había salvado de los vándalos.

Me imagino que hay una cierta lógica: romper un aparador no está asociado con la afición por la lectura. Lo que llama la atención de todo, es que no sorprende.

Sorpresivo hubiera sido lo opuesto. Ver a padres llevando a hijos alegres a una ópera. Ver que jóvenes hacen filas ordenadas para comprar libros clásicos. La sorpresa, sin embargo, no hubiera logrado noticias de primera plana.

Lo que lo logró fue la dureza de esa falta de sorpresa, la realidad de ver al fin lo que sucede: una buena parte de las poblaciones jóvenes a la deriva de emociones sin freno.

Son los hijos del bienestar y de los mimos. Consentidos por el gobierno y por sus padres, hasta el delirio, sienten tener derecho a todo sin conciencia del merecimiento.

Hijos también de una forma de pensar trastornada, que alaba el escándalo de celebridades y reprueba el esfuerzo y la disciplina. Criados en la mente de que todo reclamo es un derecho, no hay en ellos conciencia del deber para merecer.

Como lo expresó Peggy Noonan en el WSJ, “Mucho de lo que reciben es proveído por otros, pero no están agradecidos: la dependencia no crea gratitud, sino resentimiento”.

Mucho antes, Ortega y Gasset escribió sobre ese fenómeno del hombre mimado que recibe todo creyendo que eso es justicia, una justicia que no tiene conexión con el esfuerzo.

Son la consecuencia prevista del estado nana, de los padres consentidores, de la cultura que consideran superior a lo trastocado y enfermo. Son efectos de caridad desviada, de mimos desencaminados, de ideas descarriladas.

Sus noticias no sorprenden por ser imprevistas, sino por mostrar la realidad a la que tememos y que es consecuencias de acciones que perseguían el bien, pero lograron lo opuesto.

Es esa insana idea de dar a los hijos lo que uno no tuvo, sin enseñarles el trabajo que cuesta tener lo que ya se tiene. Es eso que mueve al padre a evitar que el joven sienta frustración por no poseer tenis de Nike, o ropa de Juice Couture.

O eso que siente la madre para darles el celular de moda. Lo que el político hace creyendo que subsidiar madres solteras es de justicia social. Lo que el reportero hace destacando los vicios de la celebridad del momento.

Más aun, es por supuesto el abandono de la religión creyéndola exigente y anticuada, cuando en realidad lo que se abandona es el sentido de la rendición de cuentas.

Es en general, el abandono de la conexión entre trabajo y resultados, entre esfuerzo y merecimiento, entre disciplina y logros, entre acciones y consecuencias.

Tenemos, claramente, un problema de largo plazo: esa proporción de jóvenes desencaminados o en proceso de serlo. Una proporción que antes era excepción, pero que ahora se acerca a la regla.

No son todos, y en la conservación del sentido común de los jóvenes que lo tienen está la solución. Una solución que es por obligación, un regreso a eso que sirvió para crear lo que tenemos. El regreso a la conexión entre acciones y consecuencias.

Post Scriptum

Hay más ideas en ContraPeso.info: Familia.

Para una muestra de lo que se enseña a niños en escuela secundaria en México, véanse los análisis del contenido de sus libros de texto.

Hoy en Grupo Reforma, Carlos Fuentes publica una columna de opinión en la que dice que,

La educación debe ampliarse, no restringirse como lo ha hecho el Gobierno conservador. Los subsidios a estudiantes deben restablecerse. Los servicios a la juventud deben ampliarse, no recortarse.

Es decir, hacer eso mismo que ha fallado: más estado de bienestar.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



4 Comentarios en “Hijos Del Bienestar”
  1. Corina Dijo:

    Felicidades por su articulo, expresa de manera clara como es que se ha pervertido el cariño de los padres hacia los hijos, pensando que todo se les debe dar y no enseñarles a ser responsables de su vida haciendoles creer que los padres tienen la obligacion por toda la vida de proveerles todo, aun cuando son adultos con sus propias familias ya formadas, esto es una tragedia, y tambien los Gobiernos, que le ha creado la idea a la juventud que deben de recibir todo gratis sin tener ninguna obligacion, tal como esta pasando en Europa en Grecia Portugal España y ahora en Inglaterra, y los medios de comunicacion solo se dedican a decir que son jovenes que han sido marginados por los ricos, en otra palabras que los demas tienen la culpa, tal como lo hacen ver los intelectuales de nuestro tiempo como los demas tienen la culpa,. Y no esta muy lejos que tambien suceda en Estados Unidos, pues tambien se creado por los Politicos Democratas la cultura que todo se les deber dar sin ninguna obligacion , y cuando el Pais ya no tenga para seguir manteniendo a toda esta gente que no se le educo para trabajar empezaran los disturbios estilo Europa.

  2. droctavion Dijo:

    Es cierto lo que señala el columnista, sí existe una relación entre sobreproteger a las personas y el bajo sentido de responsabilidad que en ellas se crea por esa razón. Añado otro hecho similar que apoya lo dicho aquí, las protestas de estudiantes en Chile que piden estudiar gratuitamente.

  3. Lorena Dijo:

    Lo que ahora debe darse cuenta la gente es que los actos de gobierno como los de la capital mexicana son precisament esos que malcrían a los ciudadanos.

  1. Hijos Del Bienestar | Contrapeso | Bienestar




esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras