Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Teoría del Viraje
Leonardo Girondella Mora
22 junio 2011
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Entre las variadas opiniones públicas que conozco, hay una que destaca —es la que puede bautizarse como la teoría del viraje y que propone que la mejora de un país puede lograrse dando un giro a la izquierda.

Analizar esta opinión necesita, antes que nada, expresarla y para eso tomo el texto resumido de una carta de un lector a un periódico mexicano. Ella decía:

México inició su deterioro a partir de la aplicación de políticas neoliberales, bajo el criterio de costo-beneficio, lo que mandó eliminar todo lo que no daba un resultado económico.

Se dejó de invertir en el campo, se privatizaron empresas, se redujeron salarios y se cancelaron programas sociales. Eso produjo las consecuencias presentes de desempleo y violencia.

Por lo anterior es necesario dar grandes remedios a grandes males y hacer que México gire a la izquierda en el camino del bien común.

La opinión ha sido repetida de muy diversas maneras, pero ella siempre contiene los mismos elementos.

Primero, el punto de partida: un momento en la historia mexicana en el que hubo un cambio de política económica —de lo que sea que existía antes, el cambio consistió en abandonar el modelo anterior y adoptar medidas neoliberales.

Esta primera idea merece ser examinada en sus diversos componentes:

• ¿Cuál era el estado anterior en el país, anterior al neoliberalismo? Lo sabemos muy bien. Era el llamado desarrollo estabilizador, con una economía protegida, que había entrado en la crisis del llamado populismo —era un sistema muy claro de izquierda, con una economía intervenida, cerrada y manejada centralmente.

• ¿En qué momento se cambió al liberalismo? El acuerdo general señala a la administración de Salinas de Gortari —un gobierno que heredó una terrible inflación del modelo anterior y sí, realizó transformaciones en dirección liberal.

Se privatizaron empresas públicas, se abrieron fronteras e incluso hubo cambios en el régimen ejidal. Fueron cambios del tipo liberal. Este gobierno terminó en medio de una severa crisis económica.

• ¿Es posible calificar a México como un país liberal? La interrogante indaga sobre la posibilidad de que los cambios en el gobierno de Salinas y mantenidos durante el de Zedillo hayan sido lo suficientemente fuertes como hacer del país una nación considerada liberal, al mismo nivel de otras que claramente lo son.

Se tiene una buena idea sobre eso. Dentro de los tres países norteamericanos, México es el de menor libertad económica —pero en el mundo es el país número 48 en esta clasificación. Tiene altos resultados de libertad en asuntos de comercio exterior, por ejemplo, pero sus resultados en corrupción, derechos de propiedad y libertades financieras y de inversión son bajos.

La conclusión más razonable parece ser la de ser un país que realmente no es socialista, como lo era en tiempos anteriores —pero tampoco es un país liberal como lo supone esa opinión que analizo.

&&&&&

En segundo lugar la opinión analizada sostiene que a partir de la implantación de medidas neoliberales, el país padece problemas serios de crecimiento —uno de ellos muy marcado es el del desempleo.

Esto merece otras precisiones:

• ¿Empezaron los problemas económicos mexicanos a partir del régimen de Salinas? Claramente no —ellos iniciaron con el gobierno de Díaz Ordaz y se agudizaron con las crisis de los tres gobiernos siguientes: el de Echeverría, el de López Portillo y el de de la Madrid.

Por supuesto, el siguiente gobierno, el de Salinas fue ese en el que también se padeció una crisis. Es atrevido asignar la responsabilidad del mal desempeño económico a la política neoliberal cuando ella no existía —18 años de tres gobiernos en crisis y que no poseían atisbos de liberalismo político.

• ¿Puede ser la política neoliberal la responsable de problemas actuales de desempleo e inseguridad? No, las evidencias no apoyan esa conclusión.

• ¿Es el caso mexicano apoyado por otras evidencias internacionales que demuestren que el neoliberalismo conduce a menor crecimiento? Tampoco —de hecho es lo opuesto: los países más desarrollados tienen consistentemente mayores índices de libertad y lo opuesto.

&&&&&

En tercer lugar, de acuerdo con la opinión que analizo, se concluye que la solución al mal desempeño económico es una: dar un giro a la izquierda, es decir, aplicar políticas socialistas, las opuestas al liberalismo.

También aquí se hacen necesarias algunas precisiones:

• ¿Es el socialismo el remedio? No, de acuerdo con lo anterior. Si México no es un país realmente liberal, si no se han aplicado realmente políticas liberales, ellas no pueden ser culpadas de la situación buena o mala del presente. Girar a la izquierda es una proposición sustentada en una conclusión equivocada.

• ¿No se conoce ya el resultado del socialismo? Por supuesto —México vivió décadas bajo un sistema de economía intervenida por el gobierno: desde el gobierno de Lázaro Cárdenas hasta el de de la Madrid. No fueron resultados atractivos en su saldo neto.

&&&&&

Concluyo esperando hacer probado que esa opinión es débil, inexacta y lleva a una sugerencia errónea. Decir que ya que el liberalismo ha fracasado es necesario volver al socialismo es absurdo —lógicamente absurdo.

Sobre esto hago las últimas precisiones:

• La teoría del viraje de un lado a otro es intelectualmente anoréxica: cualquier problema presentado en el plazo medio, cualquier crisis, sería solucionada con un giro al lado contrario. Esto daría un vaivén desordenado de política económica.

Quien sostiene esta opinión que examino tendría que aceptar que, si después de un tiempo se mantiene el desempleo, o no se crece aceptablemente, se diera un giro a la derecha hasta que hubiera otros problema, lo que justificaría otro viraje, ahora a la izquierda.

• La teoría del viraje comete la falacia del cambio de términos —critica al liberalismo por su falta de resultados económicos y defiende al socialismo no por dar mejores resultados económicos, sino por tener sentido social. Es una argumentación falaz que usa dos criterios distintos.

• La teoría del viraje usa una explicación única —al cambio de políticas económicas señala como responsable de todo problema nacional. Ignora la influencia del exterior, pero también la influencia de otros factores internos, sobre todo los políticos.

Reconozco que en esa opinión hay una inquietud positiva de querer mejorar la situación del país con una medida general de virar hacia el socialismo —pero es ése todo su mérito.

Nota del Editor

Existen más ideas al respecto en ContraPeso.info: México no es Liberal. Las lecciones económicas mexicanas, aprendidas en los períodos mencionados son claras.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras