liberalismo

¿Qué es Economía? Diversas percepciones de una ciencia compleja responsable de estudiar conductas humanas, principalmente en intercambios de bienes.

.

Economía, varias percepciones

Tomada en su sentido literal, la Economía es el estudio del arreglo, manejo y administración de una casa. Su etimología lo muestra:

«[…] esta voz llega al latín desde el griego οἰκονομία (oikonomía), que se compone de οἶκος (oîkos), que significa ‘casa’, y νέμειν (némein), que podemos traducir como ‘distribuir’, ‘administrar’ o ‘gestionar’». diccionariodedudas.com

Eso puede proyectarse de una casa a todo el estudio formal de las decisiones que toman recursos que son escasos y son aprovechados para la satisfacción de necesidades que son ilimitadas.

O puesto de otra manera muy similar «La ciencia social que estudia la producción, distribución y consumo de bienes y servicios». Una definición muy ortodoxa y acostumbrada.

Tomada en el sentido que demasiadas veces se utiliza en los medios de comunicación, la Economía en una técnica o método de predicción del comportamiento futuro. Se le toma como un instrumento de pronósticos de desempeño macroeconómico (!).

Economía, precisiones

En lo que sigue quiero hacer una serie de consideraciones o precisiones que persiguen un mejor entendimiento de la Ciencia Económica. Más que proponer una definición, pongo atención en sus componentes.

Una ciencia, especializada

Es una ciencia, con un campo de estudio especializado. Más específicamente, es una ciencia social que se ocupa del estudio formal y sistemático de conductas humanas.

Conductas humanas de cierto tipo

La comprensión estándar asigna a la Economía el estudio de conductas humanas relacionadas con la producción, distribución, venta, compra y consumo de bienes materiales.

Sin embargo, su aplicación a ido más allá de esas actividades.

Entendida como el estudio de conductas humanas, principios y conceptos de la Economía han sido usados para estudiar, por ejemplo, conductas criminales y actos de gobierno.

Origen y nacimiento

Es una costumbre establecida afirmar que la Economía nació con la publicación de La Riqueza de las Naciones, el libro de Adam Smith.

Eso es una exageración: existen antecedentes del estudio de conductas económicas en tiempos anteriores, como los trabajos de los llamados Escolásticos Tardíos.

Debe hacerse notar que tanto esos escolásticos como Smith tuvieron como foco central de su estudio la moralidad de las acciones humanas. Al realizar esos estudios comenzaron a encontrar y organizar acciones humanas de producción, distribución, venta, compra y consumo.

La solución a un problema de escasez

Es otro componente afirmar que la Economía es una ciencia dedicada a encontrar la solución del problema de la escasez de recursos que deben emplearse para satisfacer necesidades humanas ilimitadas.

Esto colocaría a la Economía como una especie de rama de la Ingeniería, destinada a encontrar la solución matemática a un problema de asignación de recursos escasos.

La realidad es que la Economía no parece ser una ciencia que resuelva un problema de ingeniería de uso de recursos.

Es en la realidad una ciencia de comportamiento humano, que estudia las decisiones humanas de uso de esos recursos. Más concretamente, una ciencia que estudia los intercambios de bienes entre personas que tienen como meta la satisfacción de sus necesidades.

Hipótesis teóricas

La Economía suele ser víctima de la crítica que afirma que es una ciencia que trabaja bajo supuestos irreales.

El más célebre es considerar a las personas como seres fríos, capaces de realizar complicados cálculos de beneficio egoísta y que no poseen sentimiento alguno, ni conciencia moral.

Es la acusación del Homo Economicus: Definición.

Una bola de cristal con números

También, la Economía suele ser víctima de una visión reducida. La que le asigna la función de predecir el futuro para luego criticarla porque no ha acertado.

La Economía tiene, por encima de todo, una función de estudio que permita lograr la comprensión del fenómeno de intercambios de bienes.

Este estudio puede producir principios que pueden ser usados para hacer pronósticos. Como el de esperar una reducción de la cantidad demandada de un bien cuando su precio se eleva.

Sin embargo, la cantidad de variables que juegan en la realidad obliga a ser cauteloso en las predicciones.

Dos visiones

Muchos consideran a la Economía como formada por dos campos separados y distintos, la Micro y la Macro, suponiendo que una nada tiene que ver con la otra.

Esto es un error de consideración pues las dos ramas parten de exactamente la misma base, la conducta individual.

Campo fértil para ideologías

También, la Economía padece los efectos de prejuicios y opiniones ideológicas que afectan su tarea científica de encontrar la verdad en su campo, como cualquier otra ciencia.

Es usual que la Economía sea manipulada y aprovechada para servir de apoyo a preferencias políticas.

La Economía, considerada como ciencia, tiene una labor descriptiva que busca más y mejores conocimientos. Se abstiene de juicios morales. Es una seria desventaja suya que sea objeto de aprovechamiento desleal.

Obviamente, dentro de ella, como en cualquier otra ciencia, existen diferentes escuelas que parten de diferentes supuestos y con ello añaden riqueza al conocimiento.

Ignorancia económica popular

La Economía también padece del síndrome del conocimiento popular simplificado. Percepciones populares que carecen de antecedentes y proponen relaciones simplistas de causa-efecto, como el elevar el gasto gubernamental para reanimar a la economía, sin considerar efectos colaterales.

Parafraseo para resumir esta idea. «De cada millón de personas una sabe de Economía y la solemos encontrar en todas las reuniones a las que vamos».

Por supuesto el problema serio se presenta cuando llega al poder ese que cree sabe de Economía y no sabe nada.

«No es un crimen ser un ignorante de la Economía, que es, después de todo, una disciplina especializada y que la mayoría de la gente considera una “ciencia sombría”. Pero es totalmente irresponsable tener una opinión ruidosa y vociferante sobre temas económicos mientras se permanece en este estado de ignorancia». M. Rothbard Mi traducción

La Economía es una ciencia fascinante, llena de descubrimientos atractivos y llamativos, que provee una visión sistemática sobre la conducta humana desde su misma base, la individual.

Está llena de intuiciones que contradice, de razonamientos sensatos, de leyes con sentido, de avisos de peligro, de refinamientos complejos, de consejos y sugerencias. Y todo eso está a la vista de quien lo quiera ver.

Otros puntos de vista

La definición de Economía en su comprensión tradicional da pistas sobre la naturaleza de esa ciencia:

«La economía es una ciencia social que estudia la forma de administrar los recursos disponibles para satisfacer las necesidades humanas […] se centra también en el comportamiento de los individuos, su interacción ante determinados sucesos y el efecto que producen en su entorno […] El objetivo último de la economía es mejorar las condiciones de vida de las personas y de las sociedades. Hay que tener en cuenta que los recursos disponibles son limitados (existe escasez), pero las necesidades humanas son ilimitadas.». economipedia.com

Con más perspicacia la Economía ha sido vista como Cataláctica: la ciencia que

«[…] estudia los intercambios entre humanos definidos en términos monetarios […] toda acción humana es un proceso mediante el que el individuo pasa de un estado menos satisfactorio a otro más satisfactorio mediante el intercambio de bienes» eumed.net

Y con buena dosis de agudeza también, la Economía es vista como

«[…] una ciencia para el reconocimiento de consecuencias secundarias. Es también una ciencia para ver consecuencias generales. Es la ciencia de revelar los efectos de políticas propuestas o existentes no solo para un interés especial en el corto plazo, sino para el interés general en el plazo largo». H. Hazlitt Economics in One Lesson.

De todas las definiciones, esta última resulta ser la más útil —especialmente para quienes tienen sugerencias acerca del manejo de la economía de un país y sin vergüenza alguna proponen acciones ignorando sus consecuencias.



.

Y unas cosas más para los interesados…

Debe verse:

Sí hay leyes económicas y son reales

Otras ideas relacionadas:



[Actualización última: 2020-08]

.

Notas extras sobre Economía, una ciencia de decisiones

Por Eduardo García Gaspar

Lo que sigue es otro intento breve y comprensible para interesar al lego en cuestiones de la Economía, una ciencia fascinante que merece ser mejor entendida por el ciudadano común.

Lo que ahora hago es ver a la Economía como la ciencia que estudia decisiones para crear bienestar y las limitaciones que esas decisiones tienen.

Lo que persigo es crear curiosidad intelectual en una ciencia fascinante.

¿Es la Economía una ciencia?

La respuesta es sí, pues estudia sistemática y organizadamente una parte de la conducta humana: la de las acciones y decisiones sobre el uso de recursos escasos para la elevación del bienestar.

Hay en esto tres elementos que deben señalarse explícitamente:

  • Primero, las personas, las que toman decisiones y realizan acciones, lo que hace de la Economía una Ciencia Social.
  • Segundo, los recursos existentes, todas esas cosas que se usan para satisfacer necesidades y que se reconocen que son escasas.
  • Tercero, el fin de las acciones y decisiones, que es un objetivo de satisfacción de necesidades, es decir, de elevación del bienestar.

La Economía, en pocas palabras, es la ciencia que estudia las decisiones humanas sobre el uso de recursos escasos.

Es una ciencia destinada al estudio de decisiones humanas, lo que supone necesariamente que el ser humano puede percibir la realidad, puede razonar entendiendo relaciones de causa y efecto y es libre para realizar la acción decidida.

Sin estos requisitos de capacidad de entender la realidad, de razonar y de ser libre, la Economía no tendría sentido.

Decisiones con límites

Veamos más de cerca esas decisiones humanas. Ellas son individuales, tomadas por personas que conocen la existencia de recursos limitados que pueden ser transformados en satisfactores de necesidades, lo que eleva el bienestar personal.

Esas decisiones tienen límites, que son:

1. Restricciones producidas por la realidad del mundo

Pueden llamarse restricciones naturales, en el sentido de que están contenidas en la propia naturaleza y no pueden ser modificadas, pero sí aprovechadas.

La más clara limitación es la existencia de recursos escasos. Otra limitación clara es la existencia de leyes físicas imposibles de modificar.

2. Restricciones generadas por la acción humana

Por esto pueden llamarse así, restricciones humanas y tienen la característica de poder ser modificadas.

Quizá el ejemplo más claro es el de las leyes de gobierno, sin duda una limitación para las decisiones humanas, pero que pueden cambiar. La moral o ética es otra limitación de las decisiones posibles de tomar, igual que las costumbres.

3. Restricciones generadas por el nivel de conocimiento

Son las restricciones tecnológicas que imponen limitaciones a las decisiones sobre la transformación de los recursos en bienes satisfactores.

Es una función del nivel de conocimiento científico y está muy bien ilustrada en el uso de sistemas de información, no disponibles hace algunos años. La invención de la máquina de vapor es un ejemplo tradicional.

4. Restricciones circunstanciales

Son las que cubren una variedad de ellas, que no caben propiamente en las anteriores, generalmente referidas a las producidas por incertidumbres como el comportamiento del clima, o la aplicación de políticas económicas de gobierno.

5. Restricciones sistémicas

Son las que sin remedio impone el proceso de decisiones y acciones humanas, millones de ellas, dentro de un sistema de enorme complejidad en el que existen afectaciones mutuas, positivas y negativas, imposibles de prever con certeza.

Los recursos

Todas esas restricciones limitan las posibilidades de decisión sobre el uso de recursos escasos. 

Recursos que son de diferentes tipos y que los economistas han clasificado en los siguientes muy conocidos tipos.

Tierra

Es un nombre genérico y que en pocas palabras cubre a los recursos naturales disponibles.

Para ser considerados dentro de esta clasificación, esos recursos deben estar en su estado o forma original, como por ejemplo, el agua en un río.

Trabajo

Otro nombre genérico que designa a las personas, otro recurso escaso. No hace una distinción entre tipos de trabajo y habilidades.

Capital

Es la otra serie de recursos que no son naturales ni de personas. Son bienes ya transformados de alguna manera, como agua ya entubada; edificios, pero no la tierra original en la que están construidos. Quizá un martillo sea el ejemplo más primitivo de capital.

Emprendedores

Este cuarto recurso, no siempre considerado, designa a las personas que crean las ideas de satisfactores de necesidades usando los recursos disponibles, deciden implantar sus planes combinando los recursos y supervisando esa creación.

Finalmente

Es vital comprender que el estudio de las decisiones humanas que hace la Economía, por obligación implica también el estudio de las cinco restricciones anotadas y las que impone la escasez de los cuatro tipos de recursos.

Para comprender la naturaleza de las decisiones que la Economía estudia, debe enfatizarse la escasez: la decisión de usar qué recursos en la producción de qué satisfactores, sabiendo que lo que se dedique a producir el bien Z, ya no puede usarse para la producción del bien X.

Esto es una de las bases más centrales de la Economía y por obvia que sea, debe recordarse.

Si se quiere producir más de cualquier bien, esa decisión implica que también se decide producir menos de otro(s).

Es decir, la decisión tiene dos caras: decidir usar un terreno para plantar maíz es igual a tomar la decisión de no usar ese terreno para producir el resto de bienes posibles (trigo, espárragos, o bien usar el terreno para construir un edificio).

¡Bienvenidos al mundo real!

No hay otra manera posible de decidir sobre el uso de recursos. Toda decisión significa la renuncia de los otros cursos posibles de acción.

Por obvia que sea esta consecuencia de las decisiones económicas, debe ser hecha explícita porque suele ser olvidada por quienes ignoran la realidad de la escasez.

¿Cómo resolver el problema de la escasez y aliviar las consecuencias de las decisiones de uso de recursos?

La respuesta, afortunadamente, se conoce. Se llama productividad o eficiencia y consiste en hacer más con menos, de forma que pueden tenerse más recursos para la producción de otros bienes. Por ejemplo, el riego por goteo libera agua para ser usada en otras funciones.

Los recursos claves para el aumento de la productividad son trabajo, capital y emprendedores. Los recursos naturales, la tierra, son fijos; pero a más capital más productividad y más satisfactores creados.

La misma consecuencia tiene el trabajo, cuando se hace más preparado y capacitado y así produce más y gana más. Cuantos más emprendedores existan, se logrará lo mismo, más eficiencia en el uso de los recursos.

Esto tiene una consecuencia profunda: el bienestar crecerá en la medida en la que a largo plazo se facilite la creación de capital, la capacitación del trabajo y las acciones de los emprendedores.