¿Qué es feminismo? La idea de que la igualdad humana es aplicable por igual a mujeres y hombres, quienes son igualmente libres. Precisiones, elementos y tipos.

Introducción

La noción de feminismo abarca una compleja variedad de filosofías, opiniones y activismos en terrenos económicos políticos y culturales.

Una complejidad que va desde las posiciones más razonables y sustentadas hasta las propuestas más extremas y alocadas.

Lo anterior hace que el intentar una definición de feminismo sea una tarea dificultosa como pocas.

Feminismo, elementos

Lo que intento en lo que sigue es exponer algunas de las ideas que contendría una definición razonable de feminismo.

Defensa de la mujer

El feminismo en todas sus manifestaciones contiene una idea básica: la defensa de la posición general de las mujeres en la sociedad.

Una idea general, un tanto vaga, pero que describe la esencia del feminismo.

Salir de una posición inferior

El punto de partida del feminismo es un supuesto general: la mujer consistentemente ha sido colocada en una posición inferior a la del hombre.

Esto es lo que el feminismo pretende corregir de muy diversas maneras, de las que dependen los tipos de feminismo que se han creado.

Vida pública

La posición de inferioridad de la mujer ha sido resaltado en varios niveles. Uno de ellos, muy central, es el de la vida pública.

Se argumenta en general que las mujeres no ocupan partes proporcionales a su número en trabajos profesionales, puestos públicos y fuerza laboral.

Vida Privada

En cuanto a la vida privada, se argumenta que la mujer ocupa un lugar secundario en la familia teniendo a su cargo las responsabilidades de crianza de los hijos y cuidado de la casa.

Tareas que realiza sin remuneración y suponiendo que esas labores son de segunda categoría, mientras que las del esposo son de primera categoría.

Feminismo, precisiones

Poca duda puede haber sobre la realidad de muchos de esos reclamos de colocación en un plano secundario. La prohibición del voto femenino, por ejemplo, se respondió con las suffragettes. También la limitación a estudiar, es ejemplo de situaciones indebidas que merecen atención.

Por no mencionar la prohibición legal de mujeres conduciendo autos, o saliendo de casa sin acompañantes.

El movimiento feminista, por tanto, tiene una base sólida de reclamos que corrijan la desigualdad de derechos u oportunidades. Como un ser humano ella posee la misma igualdad del hombre y esos derechos no deben admitir diferencias esenciales.

Libertades iguales

Es un asunto de libertades iguales para todos. Bien manifestado en libertad de estudios, libertad de voto, libertad de carrera y profesión. Donde la mujer no debe exhibir ninguna diferencia con las mismas libertades del hombre.

La exageración

Sin embargo, los reclamos han dado ocasión a la exageración. Muy bien ilustrada en reclamos de derechos exclusivamente femeninos, que desbalancean la igualdad original buscada.

Han sido propuestas cuotas de mujeres en posiciones públicas y profesiones, haciendo caso omiso a méritos personales.

Igualmente, se ha creado el reclamo de replantear a la familia, como una manera de liberar a la mujer de las responsabilidades que necesariamente le incluye.

Ha sido reclamado el derecho al aborto, como una forma de liberación del cuerpo de la mujer y de su derechos a un estilo de vida que le es imposible teniendo hijos.

El feminismo que rebasa la idea de libertad igual para todos, ha dado ocasión también a la creación del concepto de género por encima del de sexo. La distinción natural entre los dos sexos, una verdad innegable, quiere ser anulada queriendo hacer del género una creación cultural, de opción múltiple.

Feminismo, definición

Su naturaleza ha sido expresada así:

«El feminismo, la creencia en la igualdad social, económica y política de los sexos. Aunque se origina en gran parte en Occidente, el feminismo se manifiesta en todo el mundo y está representado por diversas instituciones comprometidas con la actividad en nombre de los derechos e intereses de las mujeres». britannica.com Mi traducción

También, esta aclaración importante:

«El feminismo en su núcleo tiene que ver con la igualdad de hombres y mujeres, no con la “semejanza”. Muchas personas ofrecen el argumento de que las mujeres no son “semejantes” que los hombres, por lo que no puede haber igualdad […] Es fundamental entender que “igual” no significa “semejante”. El problema aquí es sobre la igualdad de derechos y el acceso equitativo a las oportunidades. Los hombres y las mujeres no tienen que ser “semejantes” en lo físico para tener derecho a la igualdad». forbes.com

Concluyendo

En resumen, el feminismo es una buena idea de logro de igualdad esencial. Especialmente de libertad igual para mujeres y hombres.

Sin embargo, algunas de sus corrientes se han convertido en un activismo creciente con fuertes consecuencias sociales, especialmente morales o éticas, que han puesto en tela de juicio ideas consideradas como establecidas.

La idea del feminismo, muy lógica y natural, se ha llevado a extremos que se olvidan de la igualdad original que se buscaba. Y ello ha originado propuestas desmedidas de reclamos, como cambios en el lenguaje, libertad sexual sin normas ni limitaciones, desarrollo de ideas políticamente correctas, censura de derechos.

Pueden por lo tanto encontrarse dos tipos de feminismo.

Uno es el que reclama igualdad de libertades considerando las cualidades naturales de cada sexo. Deja en libertad a la mujer para que ella decida, en condiciones iguales a las del hombre, la vida que quiere llevar, sea la de una ama de casa, o la de una profesionista, o la de una persona en el gobierno.

El otro es el que ha transformado al feminismo en una oportunidad de choque social para la expansión de derechos sin límite y ajenos a toda prescripción ética.

Y una cosa más

Hay más ideas en ContraPeso.info: Feminismo.

[La columna fue revisada en 2019-07]