Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Qué es Libertad?
Leonardo Girondella Mora
18 octubre 2011
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


La respuesta que daría una persona cualquiera sería quizá la más simple: la posibilidad de seleccionar sin obstáculos externos una entre varias opciones de conducta que la persona haya decidido.

Eso de “sin obstáculos externos” lo interpreto en su sentido razonable —lo que haría imposible el entendimiento de un freno a la libertad, la carencia humana de alas para volar. Se trata de obstáculos interpretados razonablemente.

La libertad se expresa en tres campos muy claros:

• Libertad que es calificada como cultural —la representan las libertades de pensamiento, expresión, educación, religión y otras similares.

• Libertad en el terreno político — y que tiene su manifestación en el evitar abusos de autoridad. Son las libertades que defienden al ciudadano de la acción arbitraria de los gobiernos y que establecen derechos a juicios en tribunales reconocidos bajo leyes emitidas.

Son también, las libertades de asociación política, de elección de gobernantes y similares.

• Libertad en el terreno económico —manifestadas sobre todo en el derecho a la propiedad personal y las libertades para vender, comprar, producir.

&&&&&

Sobre lo anterior, a continuación señalo una serie de precisiones sobre la libertad —con lo que intento una mejor comprensión de su significado.

• La noción de libertad supone que todos los seres humanos son iguales en su libertad y que la libertad de unos no puede alterar la libertad de otros —lo que en su conclusión lógica apunta la idea de que la libertad tiene al menos esa limitación externa, la libertad de terceros.

• Una manera útil de entender a la libertad es tratar a sus opuestos —las situaciones en las que existen obstáculos externos que violan la libertad humana. El caso más ilustrativo es el de la esclavitud, que viola la libertad del esclavo con claros obstáculos externos.

Pero también hay otras instancias de violación de las libertades —como la que se presenta en los gobernados por un sistema monárquico en el que el rey dicta impuestos a su capricho y recluta por la fuerza hombres para su ejército.

En lo general, esto muestra un principio general: conforme se eleva el monto del poder en los gobiernos, disminuyen las libertades humanas.

• Otra manera de entender a la libertad es ver su extremo: un régimen político sin gobierno —uno que se califica de anarquía, en donde todo se regula por acuerdos entre particulares. Lo opuesto a esta posibilidad es el otro extremo, el caso de una autoridad que tiene total autoridad sobre vida y destino de todas las personas.

• Entre esos dos extremos, existe un punto, no necesariamente intermedio, en el que las personas tengan todas las mayores libertades posibles —definidas estas como aquellas en las que no se altera la libertad ajena. Es decir, todo el arreglo social y político está diseñado para proteger libertades.

• El equilibrio de libertades es frágil y presenta riesgos que lleven a la sociedad a una en la que la libertad se obstaculice. Por ejemplo, el el terreno cultural, la censura informativa es el ejemplo más claro de pérdida de libertad —como también lo es la persecución religiosa, la educación forzosa, los medios de comunicación estatales.

En los terrenos político y económico, se pondrían obstáculos a la libertad en casos de falta de elección periódica de gobiernos, reelecciones interminables, uniformidad educativa, regulación de precios, abundancia de leyes intervencionistas, monopolios estatales y demás.

• La libertad tiene su fundamento en la noción de igualdad humana. Si todos los seres humanos son iguales en su valor y dignidad, eso significa que nadie puede imponer su voluntad en los demás. Lo único que puede regular a la libertad es ella misma bajo la idea de igual libertad para todos.

Esto es lo que lleva a la necesidad de normas que regulen a la libertad, siempre bajo el principio central de la más alta e igual libertad para todos. De esas grandes normas es que se deriva un código ético aplicable a todos y del que se derivan leyes que sí implican el uso de la fuerza para hacerlas respetar.

El propósito de ese código ético y de las leyes que de él deriven es el lograr un arreglo social en el que la libertad sea la mayor posible e igual para todos —con independencia de la persona y sus características.

• La libertad no está exenta de problemas de interpretación —la idea de libertad negativa y de libertad positiva de Isaiah Berlin es notable en este sentido.

La libertad negativa, que es una de las formas más comunes de entender a la libertad —y la que aquí se ha adoptado, es la ausencia de restricciones externas que impidan a la persona actuar como ella lo hubiese deseado. Es como una ausencia de impedimentos o de coerción y que deja a la persona actuar de acuerdo con lo decidido por ella.

La libertad positiva se refiere a los impedimentos que internamente afectan a la libertad personal. La libertad negativa coloca su énfasis en los obstáculos externos —pero la libertad positiva en los obstáculos internos de la persona misma.

Es natural que dependiendo de la definición adoptada, las consecuencias en el arreglo social serían muy diferentes.

En un arreglo social de libertad positiva, necesariamente se pondrían obstáculos externos a la libertad de quienes sea que se juzgue están en una posición de ventaja —y se darían privilegios a quienes se piensa que están en una posición inferior.

Es decir, la libertad positiva, por diseño, necesita una institución con poder coercitivo que dicte tratamientos diferentes a personas humanas, lo que viola la idea de igual dignidad y valor.

• En otro sentido, la libertad puede ser interpretada de dos maneras distintas —dependiendo de la aceptación o rechazo del código ético implícito en la libertad misma.

La libertad, comprendida como la ausencia de principios éticos, lleva a una situación en la que la libertad no tiene regulación alguna —se interpreta de manera simple, como la posibilidad de hacer lo que sea que la persona desee, y hacerlo sin limitación alguna.

La libertad que se sustenta en la existencia de principio éticos sostiene que ella sólo puede existir si se respeta la idea de seres humanos, todos iguales en libertad —de donde se deriva la norma de no obstaculizar la libertad ajena, lo que necesariamente impone limitaciones en la libertad propia.

&&&&&

Las anotaciones anteriores han tenido la intención de definir a la libertad mejorando su entendimiento y complejidad con algunas precisiones.

Nota del Editor

Más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Libertad General.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras