Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Socuapa, Dósfera
ContraPedia ContraPedia
10 agosto 2011
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Socuapa

Se trata de un tipo de mancha, en la pared, producida por el tiempo y que se descubre al retirar cuadros u objetos que llevan colgados mucho lapso.

Los casos más extremos de socuapa están registrados en la población de Kejetín, de la antigua Checoeslovaquia, dentro del palacete de la familia von Krhstjwisky, debido a un cuadro con la pintura del iniciador de esa dinastía y que no había sido retirado de la pared desde el siglo IX.

También son dignas de mención las socuapas de Kiskundorozsma, Hungría, en una construcción del siglo XII, curiosamente perteneciente a la misma familia, coincidencia que dio origen al libro Were the Krhstjwisky really clean people? de Wilhem Pfaff.

Pero no se piense que la socuapa es un fenómeno dado sólo en venerables construcciones dignas de un museo, pues es bien conocido que se sufre en construcciones bien modernas, tanto así que la empresa de pinturas para la construcción LoveHouse Inc., ha lanzado al mercado una pintura de interiores que promete librarse de la socuapa gracias a una fórmula mejorada que evita la adherencia de polvo en las paredes.

Como es de sobra conocido, LoveHouse fue fundada en 1995 teniendo su origen en el giro de casas non sanctas, de allí su nombre, llegando a tener una importante cadena de franquicias en diversos países, financiada gracias a los fondos provenientes de la elevación de los precios de las drogas por causa de su ilegalidad.

Es un esfuerzo estratégico, la empresa se diversificó capitalizando el conocimiento de su marca, al mercado del arreglo de casas, lo que dio origen a la fábrica de pinturas de interiores y exteriores. Lo demás es historia.

Dósfera

Para quienes son aficionados a los juegos de mesa, la dósfera juega un papel principal. Ya ha sido dicho innumerables veces y puede repetirse una vez más que sin la dósfera millones de horas de diversión habrían sido un imposible existencial.

Gracias a esa pequeña media esfera de metal que tienen las piezas de dominó es posible hacer que ellas sean revueltas de manera aleatoria y que resbalen sin dificultad en la mesa de juego; pero no para allí la utilidad sin igual de la dósfera pues también ella permite que las fichas sean levantadas con facilidad, aún después de la ingestión de varios tragos.

Dicho de otra manera, sin la dósfera el dominó no sería lo que hoy es. Gracias a la adición de tan insignificante aditamento físico ese juego constituye hoy uno de los más populares entretenimientos en cantinas, bares y equivalentes, como casas club de golf.

Pero la cuestión no queda allí, pues a la dósfera, según ha señalado el eminente estudioso de estos fenómenos don Hernando Rodilla de Bustamente, se le debe estar agradecido también porque ella hace posible el giro rápido de las fichas, lo que es una costumbre muy arraigada entre prácticamente todos los jugadores.

Imagine el lector la escena clásica, cerca del término de un juego de dominó, cuando uno de los jugadores tienen sólo una o dos fichas, e instintivamente comienzan a girarlas precisamente sobre la dósfera. Estos giros de fichas a velocidades impresionantes son una parte autóctona y esencial del juego.

Es decir, sin la dósfera simplemente no existiría este maravilloso juego, como ya ha dicho don Lindoro Peñaraiz y Lambrines.

Existen dósferas de varios tipos, desde luego, siendo el más valioso uno desarrollado por la Universidad de Playón Chico, Panamá y que está fabricado con una mezcla de titanio recubierta con materiales plásticos similares a los usados en el espacio; esta feliz combinación de materiales permite girar las fichas a grandes velocidades sin que sufran calentamiento alguno.

Desgraciadamente las dósferas hechas de goma fracasaron pues ellas rebotaban en las mesas haciendo que las fichas volearan sus caras, lo que hacía imposible la “sopa”.

Por otro lado, existen dósferas de oro, diseñadas por Ghiasco, la famosa firma italiana de diseño, especializada en atender los gustos de los nuevos ricos, que son vistas con desprecio por el verdadero fanático.

Fueron precisamente los diseñadores de Ghiasco los que lanzaron al mercado juegos de dominó hechos de marfil de morsa, de álamo petrificado, de piel endurecida de alce nonato, a los que adornaron con exquisitas piedras preciosas, como rubíes y esmeraldas rodeadas de motivos churriguerescos en oro y platino, cada una representando los lunares de cada ficha.

También, desde luego, fueron ellos los que lanzaron al mercado las corbatas con motivos relacionados con el dominó, como fichas, mesas, tragos, bebidas, sillas, gritos y el famoso “este juego es de mudos”.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras