Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tolerancia Como Ignorancia
Eduardo García Gaspar
11 febrero 2011
Sección: DERECHOS, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Cuando alguien afirma que el multiculturalismo ha fracasado, está violando gravemente las reglas de lo políticamente correcto.

Un caso reciente de esto fue lo dicho por el primer ministro británico, David Cameron. Sus palabras fueron claras: “El multiculturalismo ha fracasado”.

No es el primero que lo ha dicho. La idea lleva tiempo en el aire, apareciendo, por ejemplo, en libros como el de G. Sartori.

Y cuando se habla de multiculturalismo, la idea es tratada con pinzas, como todo lo que sigue a la corrección política, esa norma no escrita que manda a considerar intocables ciertos temas que se dan como sagrados.

Empecemos por el principio. ¿Qué es multiculturalismo?

No hay una definición clara pero contiene ideas de tolerancia y respeto a los demás cuando ellos son de otras culturas, creencias y religiones. Una especie de, si quiere usted llamarle así, multiracismo o pluralismo en situaciones extremas de diferencias culturales.

Por supuesto que todo eso suena bien. Connota convivencia y orden aún entre personas con distintas ideas. Más una buena aceptación de igualdad esencial entre personas muy diferentes. Muy bien, la teoría suena muy bien, es algo positivo, pero en la práctica tomó una forma perversa.

Una columna reciente, de Douglas Murray (WSJ, 9 febrero 2011) usó un ejemplo.

Si en Gran Bretaña una mujer blanca de la clase media fuera obligada a casarse con viejo perverso, el asunto llegaría a los tribunales. Pero si eso mismo sucede dentro de otro grupo de otra cultura, la justicia miraría a otro lado.

Quizá lo anterior muestre el problema de fondo que padece el multiculturalismo, el de la aceptación indiscriminada de creencias de todo grupo. Una sociedad bajo ese principio de aceptación absoluta de toda creencia no puede subsistir.

Es necesario que exista un común denominador de creencias en esa cultura para que sobreviva.

El caso suena aplicable sólo a naciones con inmigrantes de otras religiones, por ejemplo, musulmanes en Europa, pero es aplicable también a la región latinoamericana, en las partes con amplia población indígena.

Ante ella también se reclama multiculturalismo, que suena bien, pero puede hacer que un indígena sea juzgado por leyes ajenas a las del país, o que una mujer sea obligada a casarse con quien no quiere, sin que la autoridad intervenga.

Cuando una persona vive dentro de una nación asume un compromiso cultural básico, el de respetar las creencias que son comunes. No puede ir en contra de las ideas centrales.

Si en ese país se piensa que las iglesias deben estar separadas de los gobiernos, por ejemplo, aspirar a un gobierno teocrático con la religión del emigrado es inaceptable. Es lo que G. Sartori llamó “contra-ciudadanos”.

Es el caso de una buena idea, la de la tolerancia, llevada a un extremo absurdo. El de soportar todo incluso lo que es contrario a las creencias más básicas de la cultura que los recibe. Un problema de asimetría.

Para el ciudadano del país existe la obligación absoluta de respeto a lo que sea, pero esa misma obligación no existe para el emigrado o miembro de la cultura diferente. Para éste, todo son derechos a lo que sea.

Un ejemplo más, el de la tradición de la libertad de expresión muy arraigada en Occidente. Un derecho, por ejemplo, al que la Iglesia Católica está acostumbrada con publicaciones frecuentes que la critican. Nada nuevo, pero quienes critican a esa iglesia propia de su cultura tienen ahora impedimento para hacer lo mismo con las iglesias de los emigrados, o las minorías culturales.

¿Cuál es el problema? Quizá sea el de no haber reconocido límites a los derechos que se alimentaron del multiculturalismo. Todos los derechos tienen límites y olvidarlos ha sido un error.

Es decir, el multiculturalismo tiene límites y por haberlos ignorado es que ha fracasado. Creencias esenciales opuestas no pueden producir una comunidad estable ni pujante.

Ha siso esa exaltación imprudente de la tolerancia lo que ha producido su opuesto, la intolerancia de muchos de esos a quienes se han dado derechos en demasía. Existen ciertas ideas o creencias que son como una especie de acuerdos implícitos de tratos entre personas y que no pueden violarse sin riesgo de destrucción total.

La sociedad es un ente en extremo complejo y delicado, que se pone en gran riesgo al introducir nociones tan primitivas.

Post Scriptum

La obra a la que me referí es la de Sartori, Giovanni (2001). La Sociedad Multiétnica. México. Taurus, capítulo 7, Comunidad pluralista y reciprocidad, pp. 49-55. Hay un resumen de su idea en Ciudadanos y Contraciudadanos.

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Tolerancia. En Multiculturalismo existe un tratamiento analítico de su significado.

Un caso concreto muestra la asimetría a la que me refiero:

• Un escritor en México goza de libertad de expresión y ella justifica el poder hablar críticamente de la religión Católica. Tratar de evitar que lo haga es considerado una violación de su libertad.

• El mismo escritor en México, si escribe sobre los dioses aztecas de manera crítica usando esa misma libertad, será acusado de insensibilidad étnica e incluso de racista. Querer prohibirle escribr eso será considerado positivo y encomiable.

Recientemente hubo otro caso similar, que puede ser examinado mostrando la misma asimetría de derechos:

• Conductores de un programa británico hacen una broma sobre un auto hecho en México con una caricatura burlona de los mexicanos. En México eso causa un revuelo que menciona xenofobia y demás.

• Conductores de un programa mexicano hacen una broma usando personajes extranjeros como un español y un japonés con igual mal gusto. No se considera siquiera la posibilidad de que eso sea igual a lo hecho por los británicos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras