Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Un Buen Vacío Cristiano
Eduardo García Gaspar
7 diciembre 2011
Sección: RELIGION, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Los días que se acercan son vitales para el Cristianismo.

La celebración de la Navidad es al final de cuentas algo que va mucho más allá de hacer una lista de regalos. Más, mucho más que decorar la casa con motivos navideños.

Es la celebración de un comienzo que cambió todo.

El Cristianismo posee rasgos que, en mi opinión, son excepcionales. A uno de ellos me quiero referir. Llama la atención no por lo que enseña, sino por lo que no enseña.

Si usted ha leído los evangelios, o al menos partes de ellos, verá que pone toda su atención en nuestra relación con Dios, y en nuestras relaciones unos con otros.

Nunca trata temas políticos, ni económicos, ni de leyes civiles, ni de castigos penales, ni de conocimientos científicos. Jamás establece cuál es el mejor tipo de gobierno, ni cual es la mejor escuela económica.

Todo se centra en nuestra conducta frente a Dios y frente al prójimo. Es como un vacío en el evangelio. Un buen vacío.

Un maravilloso vacío, que tiene sus consecuencias. Sin duda es una indicación de lo que es prioritario en nuestra vida para el Cristianismo.

Nos dice, por medio de ese vacío, que lo demás es poco importante, que lo importante son otras cosas menos terrenales que la política y la economía. Dios, el prójimo, y nuestra relación con ellos es lo que realmente cuenta.

Es un buen vacío porque, además, deja en nuestras manos esas cosas mundanas, como las leyes y el tipo de gobierno. Nos da responsabilidades importantes, con una indicación central: hagan de las leyes, los gobiernos, la economía algo congruente con la conducta deseable hacia Dios y hacia el prójimo. Una tarea compleja.

Piense usted en la otra posibilidad, la de una religión, la que sea, que al contrario del Cristianismo, tuviera en sus escrituras instrucciones sobre el mejor tipo de gobierno, sobre cuáles deben ser las leyes civiles. Que tratara y definiera el mejor sistema político y la mejor política económica.

En este caso no tendríamos una religión, sino un manual de instrucciones que no aceptaría modificaciones.

Es como una paradoja cristiana el que esa religión sea admirable no sólo por lo que contiene, sus principios, ideas y explicaciones, sino que también lo sea por lo que no contiene. La narración de los evangelios sobre si es legítimo pagar el impuesto al emperador describe eso.

La respuesta, la de dar al César lo que es de él, y dar a Dios lo que le pertenece, es el clímax de ese vacío cristiano. No es que las cosas materiales no importen, lo que realmente vale infinitamente más es lo espiritual, que es a lo que se dedican los evangelios. A eso y nada más.

Otra parte de los evangelios ayudan a entender esa prioridad. Se cuenta allí que entre las palabras de Jesús están esas de que alrededor nuestro no está el mal, de que lo malo sólo puede salir de dentro de nosotros. Es realmente algo nuevo y distinto.

Piense usted en lo que sucede ahora, en nuestros días, cuando se trabaja en sentido opuesto a esto.

Hay esfuerzos constantes y frecuentes por establecer lo bueno y justo en lo que nos rodea. Se quieren lograr sociedades justas, leyes justas, precios justos, estructuras sociales justas, pensando que lo bueno (y lo malo) está fuera de nosotros, que cambiando el exterior todo podría hacerse bueno por cambios de estructuras.

Según el Cristianismo eso es imposible porque lo malo (y lo bueno) lo tenemos dentro.

Las nociones cristianas cambian todo, desde dentro. Significan que siendo buenos por convicción, en realidad poco importaría el exterior. Si todos fuéramos bondadosos, en un caso extremo, en realidad no habría necesidad de leyes, incluso ni de gobiernos. Es una situación irreal, pero muestra dónde debemos poner atención antes que en otra cosa: en nuestra conducta.

Eso nos lleva a una cosa que no deja vacía el Cristianismo, al contrario. Si hay un tema constante en los evangelios, él es el del amor. Tan importante es, que está colocado en el primer lugar de los mandamientos. De él sale todo el resto. Absolutamente todo, sin excepción. Y esto es lo que creo merece celebración en las próximas fechas.

No está mal tener un árbol de Navidad, ni poner las figuras de un Nacimiento. Pero eso está vacío si se ignora lo que en realidad se festeja y celebra: amor, tratar a los demás como uno quisiera ser tratado.

Es por esto que resulta ridículo hablar de un gobierno amoroso, como lohace  uno de los candidatos presidenciales en México. El amor no está en el gobierno, ni en las leyes, ni en las plataformars políticas. El amor nace de nuestro interior.

Post Scriptum

No puedo dejar de mencionar el curioso fenómeno que representa López Obrador en política, cuando habla de la república amorosa y variaciones sobre el tema. Es la invasión del político en la última frontera del poder, su conversión en un poder religioso que apela al ser humano por medio del poderpolítico.

Es como una versión actualizada de la teoría del gobernante que lo es por autoridad divina. ¿Cómo rechazar una política económica que dice estar inspirada en el amor? La posición es ridícula.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Un Buen Vacío Cristiano”
  1. Corina Dijo:

    De nuevo tenemos en el Candidato de Izquierda, al Mesias, como se le vio ya hace casi 6 años, y como se le vio a Obama en Estados Unidos, solo que estos Mesias, de carne y segun ellos de Espiritu, pero mas carne que Espiritu, pues como sabemos la Izquierda, ha esto haciendo legal temas tan poco morales como el aborto y los matrimonios homosexuales, que va a decir el Candidato de Izquierda al respecto?,. seguira siendo tan amoroso, en lo que respecta a defender la vida de los no nacidos, y preservar la Institucion del matrimonio, solo entre un homre y una mujer o pasadas las eleccion si ganara la presidencia se dedicara a complacer a los que lo llevaron al Poder?, como ha sido el caso de Obama .





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras