Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Así Están Hasta Ahora
Eduardo García Gaspar
19 enero 2012
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Si uno aprende algo en el terreno político es a no hacer predicciones.

Pero sí a usar información viéndola con un cierto grado de escepticismo.

En lo que sigue hago una revisión a la fecha de la colocación de partidos en las elecciones de México 2012.

Las encuestas de preferencia electoral por partido político cuentan todas la misma historia hasta enero de este año.

• En primer lugar, con gran ventaja, se encuentra el PRI. Sus cifras rondan el 50% de preferencia como partido. El porcentaje más alto es de 54 en una encuesta de Excélsior y el más bajo, de 46, en una de Reforma. Ninguna de las encuestas da el primer lugar a otro partido. Todas son congruentes entre sí, aunque sus cifras varíen.

• Una historia similar es la del PAN, siempre en segundo lugar en todas las encuestas, girando alrededor de cerca del 30%. La cifra más alta está en Reforma, con 33 y la más baja, de poco menos de 27 con ISA.

• El fenómeno se repite con el PRD, colocado consistentemente en el tercer lugar en todas las encuestas, girando alrededor del 21%. Su cifra más alta es de casi 23 según Mitofsky y la más baja, de menos de 18, es de El Universal.

Los datos, en su conjunto, tienen gran valor por su consistencia. Con alta seguridad podemos concluir que la realidad anda por esas cifras.

Redondeando, el PRI tiene una ventaja de 21 puntos porcentuales sobre el PAN y de 29 puntos sobre el PRD. Es posible especular sobre las causas de estas posiciones, pero antes de hacerlo conviene ver una situación adicional.

En los casos del PRI y del PRD, tenemos a candidatos perfectamente conocidos, Peña Nieto y López Obrador. Los dos han hecho campaña no oficial durante mucho tiempo. El último de ellos, desde hace años.

La conclusión parece clara, según las cifras. La campaña del PRI ha sido exitosa si se mide por los resultados. En cambio la de López Obrador ha sido un fracaso rotundo: años de campaña y lograr un tercer lugar.

Lo anterior lleva a considerar que el PAN no tiene hasta ahora un candidato oficial. Es muy posible que sus cifras cambien dependiendo del elegido, para abajo o para arriba.

Encuestas sobre sus tres precandidatos muestran un patrón muy claro. Todas coinciden en la mayor preferencia por Vázquez Mota, girando cerca del 60 por ciento. Creel anda en los 30 y Cordero en poco más de 10.

Es un supuesto razonable el pensar que si Vázquez Mota es la candidata oficial, las cifras de preferencia por el PAN se elevarán. Lo opuesto sucedería con Cordero. La popularidad de estos precandidatos es un factor que puede impulsar al PAN o reducir sus posibilidades. Será fascinante ver lo que sucede en esa elección interna.

La situación, en este momento, es bastante clara.

Tenemos resultados que indican una campaña electoral exitosa del PRI para lograr preferencias. Esto, quizá, en buena parte esté alimentado por cierto descontento con la presidencia panista actual por cuestiones de inseguridad y un desempeño económico medio. Una parte del electorado puede estarse moviendo por la idea de un cambio por el cambio mismo.

Otros resultados claros, hasta ahora, muestran el fracaso de la campaña del candidato del PRD. Su campaña inició hace varios años y, a pesar de eso, está en el tercer lugar. Esto puede ser explicado, en parte, por los recuerdos nada gratos del candidato en la elección pasada y la reacción ante su derrota. Su cambio de personalidad, de la agresividad violenta a la amabilidad amorosa, parece no tener efecto en las preferencias.

En cuanto al PAN, parece que todo dependerá de la decisión interna del candidato final. La posible elección de Cordero o de Creel, según parece, no dará el impulso que el PAN necesita para remontar esos 20 puntos de desventaja contra el PRI. Pero la elección de Vázquez Mota podría crear ese estímulo que claramente necesita según los datos actuales.

En fin, así están las cosas hasta esta fecha y podemos pensar en posibilidades

Un cambio de estrategia en el PRD que haga olvidar las facetas negativas de su candidato, una tarea difícil pero que se intenta: López Obrador ha cautivado a dos empresarios regiomontanos que lo promueven activamente en su círculo y ha hablado de un gobierno amoroso.

Para el PRI, la clave parece estar en que el no cometer errores de consideración masiva y mantenerse así en el primer lugar.

Para el PAN todo dependerá de la preferencia de la que goce ahora su candidato final.

Post Scriptum

Los resultados reportados está en Elección2012México.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras