Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Comentarios Kamikaze
Leonardo Girondella Mora
9 febrero 2012
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


El Consenso de Washington contiene 10 simples tareas —cosas que hacer para tener una economía sana.

Por ejemplo, en el primer punto, el consenso aconseja tener “Disciplina presupuestaria de los gobiernos” —sin definirla con exactitud, pero que lleva a ideas de un manejo prudente, sin déficit pronunciado, sin deuda pública exagerada.

Algo que evitaría la situación de Grecia ahora mismo.

Pero un comentario sobre esa disciplina de las finanzas gubernamentales —de un lector de esta página— afirma que,

“entiendo al respecto que el presupuesto debe servir para que cuando los ricos hagan mal un negocio, el gobierno del pueblo debe de pagarlo, sino será llamado indisciplinado y por ende sufrirá desde incursiones para que otros gobiernos le cobren su osadía mediante guerras para despojarlos de sus recursos naturales, bloqueos comerciales;- contrarios al libre comercio”.

Esto es lo que puede llamarse comentarios kamikaze —son suicidas y sólo persiguen la destrucción de una propuesta.

Si se sigue la lógica del comentario, los gobiernos deberían ser indisciplinados en sus presupuestos porque sin son disciplinados, los fondos se emplearían para salvar empresas privadas en apuros —una razón que nada tiene que ver con el punto tratado.

Pero resulta que sin son indisciplinadas las finanzas, ello provocará incursiones de otros gobiernos para despojar recursos del país con el gobierno indisciplinado. ¿Por fin, conviene ser disciplinado o no? El comentario nada aporta y cree destruir una idea razonable aportando razones irrelevantes al tema.

&&&&&

El segundo punto del Consenso de Washington dice que se debe “Reorientar el gasto gubernamental a las áreas de educación y salud” —que simplemente es igual a dar mayor jerarquía a esos conceptos en los presupuestos públicos.

Ese punto, sin embargo, se pretende anular con otro comentario kamikaze:

“Por lo que veo, esta reorientacion [sic] va encaminada a que se utilicen más recursos para el pago de los intereses de las deudas de los países pobres a los organismos ricos y privatizar los servicios valorandolos [sic] como mercancia [sic] y no como derecho”.

¿Es erróneo enfatizar la educación y la salud en el gasto público o no? Nadie está hablando de deuda externa, ni de privatización, sólo de priorizar educación y salud.

Pero puede interpretarse que en la realidad el lector ha visto que no se orienta a salud ni a educación, sino a pago de deuda externa —préstamos que debieron dedicarse a algo, quizá construcción de hospitales y escuelas.

¿Qué tiene que ver en este punto el privatizar servicios? Puede que el lector se refiera a cosas como servicios de agua, a los que califica de derechos, no mercancías —pero aún así, no hay relación entre la tarea de gastar en educación y salud con lo que dice.

Es otro comentario suicida, que pretende anular una idea —buena o mala— con argumentos que nada tienen que ver con el tema. La única manera de atacarlo es argumentar en contra de dar prioridad a los gastos en salud y educación.

El tono se mantiene, por ejemplo, en el comentario al sexto punto de ese consenso —el que dice que debe existir “Comercio libre entre naciones” —una idea que al final significa quitar barreras al comercio.

Pero ese comercio libre, según el comentario en su contra,

“es decir productos de China, Japan [sic], etc,etc, para el mundo pero gravado con los impuestos de EEUU”.

¿Cómo responder a lo incomprensible?

Es otro comentario kamikaze —consiste en oponerse a algo proponiendo razones ilógicas. ¿Ponen los EEUU impuestos a los bienes que de China importa Chile? ¿El comercio libre está limitado a esos dos países centralmente? ¿Tienen impuestos estadounidenses las mercancías vendidas en la Unión Europea?

Finalmente, el último punto de ese consenso dice que debe darse “Seguridad en los derechos de propiedad” —una idea básica, ampliamente reconocida como un requisito central para la prosperidad.

Pero el comentario en contra se sale del tema. Dice,

“Que alivio, ya me estaba sintiendo desposeído de la deuda que tengo de los intereses de los intereses que banamex [sic] me cobra”.

¿Sostiene el autor del comentario que no debe darse seguridad a la propiedad? No lo creo —sería en extremo absurdo. El comentario es, por eso, kamikaze: persigue la destrucción de una idea sin prever las consecuencias y usa un caso con sarcasmo irrelevante.

&&&&&

Todo lo que he querido hacer es mostrar un caso real del tipo de comentario al que llamo kamikaze —comentarios destructivos que quieren atacar una idea y lo hacen sin medir las consecuencias de lo que dicen.

Cuando se critica algo —como es el objetivo claro del lector— debe haber uso de razón: análisis, argumentos, examen, valoración, de la propuesta a criticar y un cuidado muy especial en mantenerse dentro del tópico. De lo contrario no habrá posibilidad de tener un razonamiento productivo.

Addendum

Los 10 puntos del Consenso de Washington, fueron publicados en esta página en 2004. Tomé uno de los comentarios a esa columna para ilustrar mi idea de los comentarios kamikaze.

Sean razonables o no, esos 10 Puntos pueden ser criticados y examinados razonablemente. Atacarlos de la manera que examiné es un ejercicio destructivo, que lleva a conclusiones sin sentido. No defiendo al consenso, lo que defender quiero es el sentido común.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras