grandes ideas

La intervención de los medios en la política y cómo influyen en ella. Estableciendo la agenda de los asuntos públicos e interpretándolos a su modo, los medios tienen una fuerte influencia en la vida de todo país. Más los errores más comunes de los medios.

Introducción

¿Alteran los medios a la política? Por supuesto, pero las explicaciones simplistas no son adecuadas. Los ciudadanos no tienen las opiniones que les dictan los medios. Puede incluso ser lo opuesto y ser que los medios son los que siguen a la opinión pública.

El asunto es más complejo de lo que se piensa.

Es aquí donde Dupré hace una contribución destacada, con tres ideas que permiten una mejor explicación de la influencia de los medios en la política, incluyendo gobernados y gobernantes. Y esa influencia es más sutil y compleja de lo que suelen afirmar los críticos primitivos de los medios.

La idea reportada fue encontrada en Dupre, B., 50 Political Ideas You Really Need to Know, Quercus. Pp. 132-135.

Sin duda, los medios influyen en la política

Inicia el autor este capítulo dedicado a los medios, con consideraciones generales sobre su influencia en los resultados electorales.

Es un tema muy debatido, dice, sobre el que no hay consenso. Lo que no se duda es la influencia de los medios en la conducta de gobiernos y políticos.

Solo regímenes realmente autocráticos pueden hacer caso omiso de los sentimientos de la gente. Siempre ha importado tener comunicación entre gobernantes y gobernados.

El arribo de los medios de comunicación masiva ha transformado a la política, la que llega a audiencias tan amplias que antes eran inconcebibles.

Con esta introducción, de escasa originalidad, Dupré entra ahora a tratar tres puntos sobre los medios y la política.

¿Quién influye en quién?

Este es el viejo debate de si los medios influyen en la gente tanto como para alterar sus decisiones de voto. O bien, si es la gente la que selecciona los medios dependiendo de sus opiniones políticas.

Es decir, las personas influyen en los medios seleccionado a aquellos que coinciden con sus opiniones y por tanto, las personas no alteran sus creencias, al contrario. O bien, los medios influyen en las personas y pueden hacerles cambiar de opiniones.

La realidad es posiblemente una combinación compleja de esas dos posibilidades. Y en la que ahora juega un papel de importancia la política de identidad.

Sin neutralidad objetiva

Desde luego, los medios, que rara vez son neutrales, tienen influencia en la política y sus procesos, pero se cree que poseen poco poder para alterar el resultado de una elección.

La influencia de los medios es indudable y puede ser mejor entendida de acuerdo con los dos restantes puntos del autor.

Medios con filtros y válvulas

¿Cómo influyen los medios en la política? Ellos actúan como un filtro, decidiendo lo que se hace público y lo que no. Actúan también como válvulas, dice Dupré, regulando el flujo de información.

Y así establecen la agenda política

Las dos funciones, de filtro y de válvula, tienen un efecto claro, el establecer la agenda política. Una forma clara de influencia de los medios en los asuntos públicos,, muy notable durante las elecciones.

Ciertas noticias reciben atención en los medios, otras ninguna. Algunas son cubiertas con amplitud durante tiempo, otras escasamente un momento solo.

Es así que los medios establecen la agenda política: esa lista dinámica y cambiante de noticias y comentarios que forman los sucesos, los eventos, y las personas que adquieren importancia mayor a otros.

La agenda se establece por un criterio central: lo que cada medio piensa que será de más intereses para su audiencia, lo que a su vez tiene consecuencias en los contenidos de los medios.

Por lo general, dice el autor, pensar en lo que interesará a sus audiencias lleva a los medios a tener contenidos en los que predominan las personas más que las ideas y los que contienen interés humano.

Por ejemplo, predominarán historias criminales en las que es fácil comprender su narrativa y los personajes son simples. Y serán menos las noticias sobre temas complejos y difíciles, a los que no se juzgue de interés.

En un reportaje de guerra, los contenidos serán más dedicados a los eventos de refugiados, heridos, víctimas, que a temas que examinen estrategias, tácticas, y razones.

El crear la agenda política tiene una consecuencia clara: la gente tenderá a juzgar a los políticos opinando sobre su despeño en los asuntos establecidos por la agenda, descuidando los otros, los que no han sido destacados por los medios. Y los políticos, por su parte, establecerán sus prioridades de acuerdo con esa agenda.

Dupré da un ejemplo, el de los escasos casos de niños atacados por perros de razas agresivas, que siendo cubiertos por los medios, establecen un punto de agenda política y producen reacciones, como nuevas legislaciones apresuradas y de mala calidad.

Simplicidad de agenda política

La influencia de los medios en los asuntos políticos se ilustra bien en esa función de filtro y válvula de noticias que da forma a la agenda política del día.

Agenda a la que vuelve simple y fácilmente comprensible. Se pierde sutileza, se ignoran las explicaciones complejas, los sucesos complicados, dando preferencia a lo sencillo y simple.

Los medios enmarcan los asuntos

¿Cómo influyen los medios en la política? A la creación de la agenda pública, los medios añaden otro impacto, el de dar un marco de interpretación a los puntos de esa agenda.

En inglés se usa la expresión, framing the issue. Es el modo en el que se comprenden las noticias que forman la agenda, el idioma en el que se expresan, la manera en la que se les da contexto y sentido.

Es claro que esto influye en las percepciones públicas de la gente, Y, por esto, es un terreno en el que se enfrentan periodistas y medios. Una expresión como «guerra al terrorismo» es ejemplo de cómo puede entenderse la invasión de un país, dice el autor.

Al enmarcar a los asuntos de la agenda, los medios tienen influencia en los temas políticos. A un mismo suceso ellos pueden dar connotaciones negativas o positivas, favorables o desfavorables.

En resumen

La idea de Dupré es valiosa por expresar en escaso espacio una forma prometedora de comprender la influencia de los medios en la política.

Es claro que ellos influyen en ella, es decir, en gobernantes y gobernados. Pero esa influencia es mejor comprendida al introducirse las dos ideas:

  • Los medios son agentes importantes en la creación y modificación de la agenda de los asuntos públicos, a la que simplifican más de lo deseable.
  • Los medios participan fuertemente en la interpretación de los puntos de la agenda política, a los que dan sentidos y connotaciones.

Estableciendo la agenda, los medios deciden la importancia de cada asunto y con ello influyen en gobernantes y gobernados.

Este establecimiento de prioridades, pueden entenderse entre líneas, privilegia los asuntos «fáciles», los más enfocados a personas en historias sencillas. Por consecuencia se descuidan asuntos complejos, más difíciles de entender y más enfocados a ideas y políticas.

Y no solo eso, los puntos de la agenda que establecen los medios son explicados y entendidos de acuerdo con la forma en la que ellos son tratados, explicados y relatados en los medios.

Es el vocabulario que usan, la manera en la que los contextualizan. Y, si se hace caso a la manera en la que la agenda se fija, debe suponerse que también aquí existirá una tendencia a explicaciones simples y fáciles, no necesariamente reales.

Y unas cosas más…

Las ideas de Tocqueville sobre el tema son de enorme validez y actualidad. También Noticias falsas o falsificadas y credulidad, ¿Qué es amarillismo? Una definición.

Bonus track sobre cómo influyen los medios en la política y los asuntos públicos.

Errores de los medios noticiosos

Por Leonardo Girondella Mora

Las críticas hechas a los medios noticiosos son de varios tipos. La siguiente es una clasificación de esas críticas, presentada sin orden de importancia. 

Los errores y equivocaciones de los medios noticiosos tienen influencia y alteran a la política de los países. La democracia necesita opinión pública y ella es en buena manera alterada por los medios.

1. Confusión de prioridades 

La desorientación entre los asuntos de importancia y los triviales cuando ambos reciben igual tratamiento en los espacios y tiempos de los medios noticiosos.

Este síndrome se muestra claramente cuando los escándalos de algunas celebridades reciben más atención que asuntos como la creación de empleos o los impactos de una legislación fiscal.

Claros ejemplos de esto son los reportes de las marchas de reprobaciones que se dan en las reuniones internacionales y a las que acuden ONGs que protestan.

Las demostraciones, por ejemplo de desnudos de quienes protestan suelen tomar lugares y tiempos importantes en los medios noticiosos, de similar o mayor cuantía que los dedicados al reporte de los sucesos del evento.

Quizá esto sea una consecuencia de la búsqueda de simplicidad de la agenda pública. Es más simple reportar una marcha llamativa de protesta que una explicación de impactos arancelarios.

2. Editorialización de la información

El tono y la forma de dar la noticia contiene una carga que da una calificación sesgada a la información, a veces sin ser notado por el receptor.

Es una de las maneras en las que se muestra cómo los medios influyen en la política al interpretar los sucesos de una cierta manera. Así pueden convertir a los sucesos en positivos o negativos, en favorables y desfavorables al gobierno.

3. Creencia en un auditorio tonto

Presuponer que el auditorio de los medios noticiosos es no precisamente inteligente, es una conclusión a la que puede llegarse cuando en esos medios se emplean a personas con escasa preparación y conocimientos.

Recuerdo el caso de hace ya tiempo de una persona en radio que entrevistando a un mexicano residente en California acerca de la negativa del gobernador llamado literalmente «terminator» por ella, comentó también que ese gobernador «no aprende» criticando la negativa de este para emitir licencias de manejo a residentes ilegales.

La postura lógica de esa reportera hubiera sido preguntarse las razones de ese gobernador para no dar ese permiso, y quizá sacar conclusiones después.

4. Énfasis en la controversia y el conflicto

Se trata de la orientación del reporte del evento hacia lo que es supuestamente llamativo por enmarcar la pugna entre partes políticas.

La parte del evento seleccionada para ser llevada al rango de punto principal es la rivalidad entre los gobernantes. Si dentro de las declaraciones de un gobernante, que puede contener siete ideas principales, una de ellas implica un ataque a otro político, es ésta la que se destaca y no el resto.

Es común el uso de palabras agresivas que connotan contención entre las partes. Con frecuencia son usadas verbos como «bloquea, amaga, amenaza, arremete contradice, asedia, refuta, niega, objeta, contradice» y otras que señalan ambientes de rivalidad y choque lo que crea imágenes de pugnas irremediables.

Es más sencillo y fácil reportar un desacuerdo como conflicto que explicar puntos de vista y razonamientos. Una de las maneras en la que los medios influyen en política reduciendo la calidad del su contenido.

Concluyendo

Sí, los medios influyen en la política y lo hacen demasiadas veces con errores y equivocaciones notables. Aceptar esto es ya un adelanto considerando que no hay soluciones que lleven a la perfección. Esos errores son una constante inevitable.

Un ejemplo de 2005

Los siguientes encabezados de medios ilustran la manera en la que ellos influyen en la política. Así fue reportada la muerte de Juan Pablo II.

• Wall Street Journal: «Pope John Paul II died today, ending one of the longest and most eventful pontificates in history and ushering in a new period of challenges, choices and possibly profound change for the Roman Catholic Church».

• BBC: «Pope John Paul II has died at the age of 84, following a series of worsening health problems including heart failure, the Vatican says».

• Clarín (Argentina): «Murió el Papa. Ocurrió a las 21:37 (hora de Roma), según informó el Vaticano. Karol Wojtyla tenía 84 años. No pudo sobrevivir a una infección que le afectó órganos vitales. Su muerte termina con una era en la Iglesia Católica y abre además la disputa por su sucesión. Durante su papado, caracterizado por una línea conservadora, había visitado dos veces la Argentina y su mediación fue clave para evitar una guerra con Chile en 1979».

• Washington Post: «Pope John Paul II, an obscure Polish prelate who became the supreme pontiff of the Roman Catholic Church, has died in the Vatican at the age of 84 on Saturday».

• CNN: «Pope John Paul II, the spiritual leader to more than 1 billion Catholics who spread his message worldwide in his 26-year papacy, has died, Vatican sources tell CNN».

• El Universal (México): «A las 21:37 hora de Roma fallece el Sumo Pontífice de 84 años de edad y luego de 26 años de pontificado; el desenlace se da luego de una larga agonía».

[La columna fue actualizada en 2019-11]