Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
De la Familia a la Sociedad
Leonardo Girondella Mora
4 junio 2012
Sección: Sección: Análisis, SOCIEDAD
Catalogado en: , ,


El tema de los matrimonios de personas del mismo sexo —dependiendo de cómo se trate— es uno de consecuencias muy grandes para la sociedad humana.

En lo que sigue, exploro algunas de las ideas que contiene el tema —con la intención de aportar algo a su compresión más clara.

Primero, la idea de sus defensores: los propios homosexuales que piden que la ley considere a sus uniones como matrimonios y familias, con la capacidad de adoptar hijos.

En términos cuantitativos, esta defensa es pequeña. Una minoría de las personas es homosexual; de esa minoría, pocos viven en una unión; y de los que viven en unión, no todos reclaman que se les dé el carácter legal de matrimonio y familia.

La presión que viene de este muy pequeño segmento de la población no puede ser muy grande.

Segundo, puede suponerse con cierta razón que la presión que pide reconocimiento legal de los matrimonios y familias de personas del mismo sexo tiene partidarios que no son homosexuales o que siéndolo no viven ni les interesa vivir ese matrimonio y familia.

Es decir, la defensa de la legalización de los matrimonios y familias formadas por personas del mismo sexo tiene su masa crítica en grupos que no son homosexuales —pero que sostienen opiniones e ideas que les hacen defender esa legalización.

Mi tesis es que la mayoría de sus defensores son parte del grupo de personas que pueden llamarse progresistas —lo opuesto a los conservadores. Obama es un buen ejemplo de esto: de clara mentalidad progresista defiende esos matrimonios sin ser homosexual.

Tercero, si lo anterior es cierto, entonces la defensa de los matrimonios y familias de personas del mismo sexo es una de las causas progresistas —como también lo son la educación sexual temprana de los niños, la liberación femenina y otras similares.

Por tanto, suena razonable suponer que el tema de estos matrimonios es parte de lo que suele llamarse guerras culturales —un choque de mentalidades que difieren en los aspectos más fundamentales de aspectos morales o éticos.

&&&&&

Una vez ubicado el centro de la discusión, que es ese choque de concepciones muy diferentes en temas vitales y profundos, puede comprenderse mejor mi otra tesis: los efectos de una redefinición del matrimonio y la familia se darán en lo más profundo de las bases de la sociedad.

En este campo, propongo los puntos siguientes, adicionales a los tres anteriores.

Cuarto, me parece que no hay mucha necesidad de probar que el matrimonio y la familia son seguramente el cimiento de la sociedad como se conoce hasta ahora —la institución milenaria que une a dos personas de diferente sexo, donde se procrea y educa a la siguiente generación.

Lo anterior, me parece, será aceptado por todos —y todos, por tanto, creerán razonable suponer que una redefinición de la familia y del matrimonio tendrá consecuencias de muy largo alcance y de profundidad insospechada.

En esto, se dará a continuación una divergencia severa —los defensores de esos matrimonios y familias piensan que esas consecuencias son positivas; y quienes se oponen a ellos piensan que serán consecuencias negativas y desconocidas.

Quinto, el medio ambiente cultural en el que se da la defensa de los matrimonios y familias de personas del mismo sexo, es favorable a esa posición —por varias razones.

Se ha difundido como una conducta aceptable que las mujeres sean madres solteras, sean celebridades con recursos, o que dependan de programas estatales de ayuda. Igualmente, se ha elevado el número de divorcios creando la idea de que un matrimonio es un asunto posible de cancelar por motivos triviales.

Debo mencionar también el enorme éxito que ha tenido la percepción de que el trabajo de una madre y esposa en su casa esclaviza y enajena. Estas y otras ideas han logrado desarrollar una noción ligera del matrimonio, muy opuesta al compromiso serio y comprometido de tiempos anteriores.

Sexto, insisto en el papel destacado del Estado de Bienestar en la creación de ese ambiente propicio a la relajación de las ideas de matrimonio y familia y que facilita el pensar que pueden redefinirse.

La ayuda a madres solteras, por ejemplo, tiene detrás de su apariencia benévola consecuencias imprevistas —es un incentivo a esa condición, frena la posibilidad de casamiento al perder así la ayuda, frena la presencia de un padre en la educación de los hijos, es un incentivo a relaciones sexuales con múltiples otros.

Estas ayudas a madres solteras son ya una redefinición de la familia, un nuevo tipo en el que el gobierno se convierte en proveedor y sustituto paterno.

&&&&&

Finalmente, regreso al punto que me parece central —el de que el tema de las familias y matrimonios de personas del mismo sexo debe ubicarse como uno de los campos de oposición entre las mentalidades progresistas y las conservadoras.

Y, por tanto, es un real choque de concepciones sobre la naturaleza humana —lo que me lleva a insistir en las consecuencias realmente profundas que de allí vendrán. Otro caso en el que las ideas realmente importan.

Si proyecto la propuesta de legalizar a los matrimonios y familias de personas del mismo sexo y, en general, a las posiciones progresistas, en un escenario futuro veo una sociedad muy diferente a la actual. Una en la que el gobierno es la autoridad moral y retira responsabilidades a los ciudadanos —los ha convertido en sus dependientes. Una sociedad sin libertades, de mentes que piensan poco y lo mismo.

Addendum

Tomé de The Real Marriage Problem la idea de la minoría homosexual y la de la influencia del Estado de Bienestar en el tema.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “De la Familia a la Sociedad”
  1. Ma. Leonor Morales R Dijo:

    Creo que se estan ejecutando las ideas de Antonio Gramsci después de su muerte atentar contra la familia y la educación…

  2. Corina Dijo:

    Solo que a estos Pregresistas, se le ha olvidado algo, que Dios creo el matrimonio entre un Hombre y una Mujer, por lo mismo lo que esta sucediendo hoy en dia en las Sociedades de libertinaje como Europa especialmente en Holanda, que se ha legalizado el matrimonio Homosexual, por lo mismo, la Sociedad, lo ve como normal, esta dando unos frutos grotescos y terribles, para los niños, que han tenido el infortunio de ser dejados por sus padres al cuidado de unos de estos matrimonios homosexuales, que los abusaron a 68 niños en una Guraderia, esto es el resultado de la Sociedad tome como algo moral a lo que no es y como siempre las victimas son los seres inocentes, que no se pueden defender, pero como se ha dicho que algo sea legalizado no quiere decir que se convierta en moral.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras