Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ego Mata Ideología
Eduardo García Gaspar
6 septiembre 2012
Sección: GOBERNANTES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Nadie se sorprendió, todos lo esperaban. Sus promesas anteriores desaparecieron.

Fue la declaración de López Obrador hace días.

El fallo del Tribunal Electoral favoreció a Peña Nieto. El candidato del PRD dijo que no reconocerá al presidente nombrado.

Ninguna sorpresa.

El razonamiento de López Obrador es simple. Afirma que él no puede reconocer a un poder que no es legítimo, que fue producido por la compra de votos.

Y, dice, prefiere que le digan que es un perdedor malo, que es un mesías, que es un loco, antes de aceptar a ese poder derivado de la compra de votos.

La consecuencia es otra cosa que no causa sorpresa alguna.

Él le llama “desobediencia civil”, y se trata de lo mismo que ha hecho en ocasiones iguales: marchas, protestas, tomas de lugares públicos y demás. Es ésa su naturaleza, su esencia misma y no puede hacer otra cosa cuando pierde.

Los comentarios que he escuchado suelen quedarse aquí, cuando algunos le dan la razón y otros más no.

Sin embargo, en todo este galimatías anunciado con anticipación, hay algo que bien merece una segunda opinión. Vayamos paso por paso.

Primero, por supuesto, está el romper una promesa de aceptar la derrota. No hacerlo lo hace menos confiable aún de lo que era. Ninguna de sus promesas y palabras podrá ser creída. Miente incluso con las preposiciones y conjunciones.

Segundo, está el nivel de reacción frente al fallo legal. Una posibilidad, la que él adoptó, es la extrema: no reconocer al presidente, la segunda vez que lo hace.

Esta opción le lleva a acciones de protesta física, donde la tradición política mexicana es rica en crear obstáculos a la vida del ciudadano: marchas de protesta a las que se unen organizaciones radicales y hacen la vida imposible al ciudadano.

Había otra posibilidad, más civilizada y por eso, ajena a la mentalidad de López. La de aceptar el fallo, incluso reconociendo irregularidades, y dentro de las instituciones trabajar para el país dentro de la agenda de su partido.

Es decir, representar al socialismo del PRD dentro del proceso normal democrático. Este sería una labor razonable e institucional. Hasta noble.

Veamos esto desde otra perspectiva. Hay dos elementos claros en López Obrador.

  • Uno es su agenda socialista, clara e innegable.
  • El otro es su muy clara ansia de poder.

En este personaje domina más su ansia de poder que sus creencias socialistas. Por eso abandona la lucha por implantar medidas socialistas, dentro del sistema democrático, y prefiere luchar por su ascenso personal al poder.

Su ego gana, su ideología pierde. Y esto, como dice un amigo, abre la puerta a especulaciones fascinantes.

Imagine usted un escenario en el que López Obrador llega a realizar su sueño personal de ser presidente del país. Llega y se sienta en la silla presidencial. Da sus discursos y demás. Pero, como a todo presidente le sucede, encuentra que tiene que lograr convencer a los legisladores de, por ejemplo, duplicar el gasto federal.

¿Qué pasaría en esa situación? López Obrador quiere hacer una cosa, la que sea, y las cámaras se oponen. No lo sabemos con exactitud, pero el desconocer al presidente electo, nos hace pensar en la probabilidad razonable de que haría un discurso en el que desconocería a los legisladores. O si la oposición viene del Banco de México, quizá lo desconocería también.

Y al desconocer a los otros poderes, mandaría hacer lo que sabe hacer: movilizaciones, marchas, tomas de instalaciones y demás.

Esta es la razón personal mía por la que considero a este candidato como un riesgo severo. No por ser socialista, con los que no estoy de acuerdo, pero con los socialistas puede hablarse más o menos civilizadamente.

Con los que no puede hablarse razonablemente es con quienes tienen la obsesión de ser ellos una especie de ungidos que deben estar en el poder de una u otra forma.

Con estos no puede negociarse, ni llegar a compromisos. No tienen otra visión que la suya y todo su alimento es estar en el escenario político, si no en el poder, entonces en contra de él.

Todo esto viene a demostrar, de nuevo, la importancia de la calidad de las personas en el poder. No una calidad excelsa, sino razonable y aceptable. Un estándar que mucho me temo no se alcanza en la mayoría de los gobiernos en el mundo, donde el ansia de poder gana todo.

Post Scriptum

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Personalismos.

Post Scriptum al 8 septiembre 2012

Hoy fue reportado que

Andrés Manuel López Obrador anunciará ante todos sus seguidores la intención de convertir al Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en un nuevo partido político de izquierda. El anuncio fue revelado por el líder del PRD, Jesús Zambrano, al iniciar los trabajos de la cumbre perredista…

Se confirma, por tanto, la tesis de esta columna: el ego mata ideología, a lo que podría añadirse que el ego también anula neuronas (B. Tuchman). El poder es el mayor y más poderoso de todos los afrodisiacos (H. Kissinger), a lo que podría añadirse que el poder es la droga más adictiva que se conoce.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “Ego Mata Ideología”
  1. jesus Dijo:

    yo creo que de una buena vez y por todas, nuestros legisladores debieran legislar sobre este tema, me explico, si un candidato se promueve a base de mentiras y no sólo eso, también incita a la violencia, a ir contra toda norma establecida, se le debiera castigar no permitiéndole la participación en este tipo de competencias políticas, por ejemplo, si mi hijo, establece una relación fuera del seno familiar a base de mentiras, y esas mentiras y abusos que comete obviamente están poniendo en riesgo la estabilidad de los demás miembros de la familia, y si después de haber hablado con él en cuanto surgieron las primeras manifestaciones de conducta inapropiada y como respuesta sólo hubo una promesa de cambio en su comportamiento, y después de eso, aun continua con su mal comportamiento, con todo el dolor de mi corazón, yo pongo el remedio a esa situación a la voz de ya, no tengo por qué esperar a que cambie su comportamiento, no es confiable como persona ya que no cumple su promesa.

  2. Corina Dijo:

    Buena descripcion de este siniestro personaje, que si nadie se le puede oponer, ni puede reconocer su derrota, y tambien que pasara si lo siguen dejando a este señor Lopez Obrador y a sus radicales seguidores haciendo lo que se les antoje?- Fuera bueno que el Señor Peña Nieto tenga las fuerzas necesarias para poner fin a todo este caos creado por la Izquierda, que encabeza Lopez Obrador.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras