Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Estado Mental Alterado
Leonardo Girondella Mora
27 junio 2012
Sección: GOBERNANTES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Mi propósito es resaltar un fenómeno político propio de las democracias —el estado de extrema excitación y alteración mental que sufren los candidatos a puestos públicos.

Creo que un candidato a gobernante, elegido por la vía de votos, se encuentra en medio de un ambiente de tal naturaleza que su mente puede ser afectada, a veces notablemente.

Las razones son varias:

• En las elecciones sólo hay un ganador —el resto de los candidatos pierden todo.

• En las elecciones hay un ambiente competitivo, espinoso y apretado —está lleno de ataques mutuos, muchas veces sucios y cuestionables.

• En las elecciones se trabaja noche y día, en jornadas interminables y difíciles —un ambiente de continua presión que requiere presentar una cara amable y de triunfador.

• En las elecciones se gastan cantidades enormes de recursos —dinero y tiempo— que son en realidad una apuesta a un resultado no asegurado.

• En las elecciones, las encuestas producen sentimientos encontrados de posibilidades de perder.

&&&&&

Estas y otras circunstancias, propongo, tienen efecto en la mente del candidato llegando a afectar su sentido de la realidad. Para el candidato todo está en juego y todo influye en su carrera por la victoria.

Lo anterior me lleva a especular sobre lo que sucede en la mente del candidato en el momento en el que se da cuenta de que ha perdido las elecciones —un shock como pocos puede haber: meses o años de trabajo, millones de dinero invertido, todo echado por la borda.

En esto resulta útil usar las etapas por las que se piensa pasa una persona al enfrentar una situación que le es extraordinariamente contraria.

1. Negación —quizá manifestada en el esperar el reconocimiento de la derrota hasta el último momento: los resultados pueden cambiar, debe hacerse el anuncio oficial, y cosas por el estilo, como el hablar con sus partidarios y negar que se ha perdido.

2. Furia —la desesperación plena frente a la realidad y que lleva hasta la violencia en grados variables. Hay gritos, amenazas, incluso golpes. En política, esto es el acudir a marchas de protesta y manifestaciones de apoyo.

3. Negociación —se le ponen condiciones a la aceptación de la realidad. En política esto es el chantaje a la autoridad: la derrota se reconoce a cambio de algo que esa autoridad debe otorgar.

4. Depresión —la caída del humor, la pérdida del sentido, la carencia de dirección en qué debe hacerse ahora. Es la sensación de que todo se ha perdido y de que el futuro nada promete. Debe ser un grave sentimiento en quien, por ejemplo, pierde por segunda vez una elección presidencial.

5. Aceptación —el reconocimiento pleno de la realidad con un sentido de lo que debe hacerse a continuación. En política esto es reconocer la derrota antes del anuncio oficial del conteo final de votos.

En las actuales elecciones mexicanas, por ejemplo, mucho de la estabilidad democrática dependerá de los minutos que transcurran entre la etapa 1 de los candidatos perdedores y que estos lleguen a la etapa 5. En las elecciones de 2006, uno de los candidatos permaneció meses en la etapa 2 y años en la etapa 3.

Addendum

Para esta columna me serví de otra, Aceptación de derrotas Electorales. Las cinco etapas fueron ideadas por Elsabeth Kubler-Ross.

Nota del Editor

Las cinco etapas que van de la negación a la aceptación de una realidad dolorosa, permiten un marco de comprensión de lo que sucede dentro de la mente del gobernante en los momentos de conocer los resultados de la elección.

Un caso muy claro se tuvo en México en 2006 y, según varias opiniones, también se tendrá en 2012, con el mismo personaje. La variante en 2012, sin embargo, empeoraría las cosas ya que para este candidato, López Obrador, ésta es casi seguramente la última carta de su vida política formal.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras