Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Lamento del Cangrejo
Eduardo García Gaspar
24 enero 2012
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La reacción fue la estándar. La de vestiduras rasgadas y lamentos inconsolables.

Todo por un asunto de impuestos.

Mitt Romney, un precandidato Republicano en EEUU admitió que su tasa de impuestos es de un 15%.

La comparación se hizo inevitable. ¿Cuál es la tasa normal de un ciudadano? El doble o quizá más, fue la respuesta, más del 30 por ciento.

Vinieron las explicaciones. Una de ellas es el origen de sus ingresos, inversiones que pagan menos impuestos y tienen algunas exenciones. El grito quejoso se dio: Romney debía pagar la misma tasa que los demás. Era injusto que no lo hiciera.

Y es en este punto donde bien cabe una segunda opinión.

En una primera impresión, muy superficial, el lamento dirige su atención en la dirección obvia: que Romney pague igual tasa de impuestos que los ciudadanos comunes. Pero, si el asunto se ve con una mentalidad distinta a la estándar, sería más provechosa la otra dirección: que el ciudadano normal pague la misma tasa que Romney.

La historia de los cangrejos en la olla hirviente ilustra esto muy bien.

Los cangrejos envidiosos y miopes impiden que sus compañeros escapen de la cazuela que los matará. Son los que quieren que Romney pague los mismos impuestos que ellos.

Si los cangrejos fuesen inteligentes, no pedirían eso, al contrario, pedirían salir también ellos de la olla y pagar la tasa baja de impuestos.

No hace mucho, con una historia distorsionada, Warren Buffet se comportó como el cangrejo miope, diciendo que él y sus similares pagaban pocos impuestos y debían pagar más, que su secretaria pagaba una tasa mayor que la de él. Aunque inexacta, la petición dejó huella y reforzó ese clisé, el de pedir que los que pagan pocos impuestos paguen más.

Creo que estamos frente a una pérdida de sentido común. Si yo pago, digamos, 30% de impuestos, y otro paga 15, resulta una conducta muy envidiosa el pedir que el otro también pague 30.

Sería mucho más sano el pedir que yo pague 15. Si a mí me roban y a otro no, no tiene lógica pedir que al otro también lo roben porque eso es justo. No lo es, al contrario.

Pensar de esta manera me ha metido en algunas conversaciones realmente fascinantes. Recuerdo una en la que una persona me calificó de egoísta, insensible y neoliberal fundamentalista.

Ya sin adjetivos, lo que esta persona sostuvo es que era bueno darle más dinero al gobierno elevando las tasas de impuestos a todos, especialmente a personas como Romney. Creía ella que un gobierno con más dinero es mejor.

Yo pienso exactamente lo opuesto, un gobierno con mucho dinero es malo, muy malo. Tendría más poder, habría más corrupción, mayor desperdicio de recursos, distorsión de prioridades.

Con menos dinero estos defectos serían menores. Más aún, pienso que ese dinero estaría mejor en las manos de usted que en las manos de un gobernante. Usted lo empleará mejor, con mayor cuidado que un burócrata.

Con estas consideraciones es posible entender mejor lo que está detrás de las quejas que originó la tasa de impuestos de Romney. Podemos ver dos tipos de personas.

Uno es el de quienes lamentan que alguien pague una tasa de impuestos menor a la general. Son los que suponen que el dinero es mejor administrado por los gobernantes que por los que ganaron ese dinero.

El otro tipo de persona es el que se alegra de que alguien pague una tasa menor y propone que los que ahora pagan una tasa mayor paguen la menor. Son los que suponen que quien gana el dinero lo usará mejor, con más cuidado y más productividad. Todo lo que sabemos de economía indica que estos tienen la razón.

Pero buena parte del electorado se deja llevar más por impresiones superficiales.

Se mueven más en un terreno emocional, en el que el sentido común no abunda, donde por alguna extraña razón se lamenta que alguien pague menos impuestos y quieren que pague más, como ellos. No tiene sentido. Lo tendría eso sí, hacer lo contrario: lamentarse de no estar pagando la tasa baja y pedir tenerla.

Uno de los factores por los que hay tasas diferentes es la complejidad de las leyes fiscales, bien influidas por intereses especiales que solicitan y obtienen privilegios. El remedio está en menos leyes, más simples, y tasas de impuestos bajas aplicables a todos, como esa idea del flat-tax.

Post Scriptum

Hoy fue reportado por el Washigron Post que,

… Mitt Romney reported income of $21.7 million in 2010 and $20.9 million in 2011, virtually all of it profits, dividends or interest from investments… Their effective tax rates were 13.9 percent in 2010 and 15.4 percent in 2011, significantly lower than the rates paid by President Obama and… Newt Gingrich.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



2 Comentarios en “Lamento del Cangrejo”
  1. Roberto Dijo:

    Hasta no conocer exactamente la estructura fiscal mediante la que declara el Sr. Romney no podemos afirmar verazmente si paga o no menos que la generalidad de los estadounidenses. Normalmente los políticos no saben ni pizca de impuestos. El año pasado en México un comunista con apellido italiano acusó al Presidente Calderón de no pagar su 30% de ISR correspondiente al sueldo que mensualmente percibe, y que en cambio el peligro para México sí lo hacía. Al decir eso, automáticamente aceptó que dicho mesías percibe $10,000,000,000 de pesos al mes (de dónde los sacará) pero claro no exhibió la declaración del legítimo ni la suya propia. Huelga decir que con los datos publicados el ISR del presidente Calderón está correctamente calculado.

  2. Ruben Rodriguez Dijo:

    No podría estar más de acuerdo con este artículo. Sin embargo, creo que la solución de un flat-tax es muy superficial. En el fondo, este es un problema de valores. Lo clave aquí es la envidia de los demás ciudadanos frente al ciudadano que – dentro del mismo sistema – sobresale.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras