Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Moral, Carácter Histórico
Leonardo Girondella Mora
24 septiembre 2012
Sección: ETICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Uno de los dichos que con frecuencia se escuchan es el que dice que la moral tiene un carácter histórico —frase que suele pronunciarse como si se estuviera diciendo la más grande verdad con la mayor seriedad.

En lo que sigue examino esa frase, la de que la moral tiene un carácter histórico —lo hago con el propósito de penetrar en el significado posible de una frase demasiado vaga.

• Que algo sea histórico tiene, en sí mismo, una connotación que se presta a interpretaciones diversas y contrarias.

Si la moral tiene un carácter histórico puede pensarse que sus principios cambian con el tiempo y la época —pero también puede pensarse que no cambian sus principios, sino que se aplican a circunstancias no tenidas antes.

Por ejemplo, por un lado puede pensarse que la moral en cierto momento aprobaba el sacrificio humano, pero que cambió y ahora no lo acepta —pero puede pensarse también que siempre existió el mandato de no matar, aunque en ciertos tiempos no se haya respetado.

O bien, puede decirse que los principios morales son siempre los mismos, fijos e inamovibles —aplicables a situaciones conocidas, pero que estas situaciones pueden cambiar, por ejemplo, con tecnología médica, cuando esos mismos principios aplican pero con detalles que deben examinarse.

• Que la moral tenga un carácter histórico, suele decirse, indica que la moral evoluciona y cambia con el tiempo —pero esto tiene también el problema anterior de escaso significado concreto.

Puede ser interpretado como cambios importantes en los principios básicos y esenciales de la moral —por ejemplo, creyendo que antes era moralmente bueno sacrificar seres humanos a los dioses, pero que ahora se ha cambiado y es moralmente reprobable matarlos.

Pero también puede ser interpretado creyendo que los principios morales son siempre los mismos, que la vida no debe ser quitada a nadie —pero que la aplicación de ese principio se hace bajo circunstancias que cambian y eso produce discusiones morales, pero no cambio de principios centrales, como la discusión sobre el aborto.

• Que la moral tenga un carácter histórico, se ha dicho también, significa que ella se dedica al estudio de las costumbres y usos de cada comunidad y sociedad —de lo que en cada lugar y momento se considera que es bueno o malo.

En esta interpretación del significado de la moral con carácter histórico ya no hay, como antes, vaguedad de significado: se define a la moral como una ciencia que estudia usos y costumbres de grupos humanos.

Se trata de una redefinición de la moral para hacerla similar o igual a un estudio antropológico que, por ejemplo, se limitaría a estudiar los sacrificios humanos en ciertas épocas y culturas, concluyendo sólo que en esos tiempos y lugares se consideraban moralmente buenos; pero que en otras culturas, no.

Es una redefinición inexacta —la moral tiene un objeto de estudio que es el de lo que debe ser y lo que no debe ser, exactamente igual a la ética. La moral no es una ciencia que concluya, por ejemplo, que en ciertas comunidades la quema de brujas era moralmente buena, pero que en otras sociedades ya no lo es.

La moral contiene una serie de principios universales, aplicables en todo tiempo y lugar, que ayudan a establecer lo bueno y lo malo de la conducta humana —como la ética, la moral es de carácter prescriptivo, jamás descriptivo.

La Antropología es descriptiva, en el sentido que describe sus descubrimientos y hallazgos, proponiendo teorías que los expliquen. En cambio, la moral es prescriptiva, es decir, emite juicios sobre lo que debe ser y no debe ser —un estudio antropológico sería el de la descripción de la esclavitud, pero un estudio moral de la esclavitud reprobaría esa costumbre.

&&&&&

Mi objetivo fue analizar los significados de la idea que asegura que la moral tiene un carácter histórico —demostrando que esa idea es en lo general demasiado vaga para ser útil y que, peor aún, lleva a un error de consideración al cambiar el objeto de estudio de la moral.

Hay ciencias que estudian las costumbres humanas en diversas épocas y las describen en sus hallazgos. Ninguna de esas ciencias es la moral —la que tiene una función prescriptiva, la de evaluar lo bueno y lo malo de la conducta humana en todo tiempo y lugar.

Nota del Editor

El análisis de Girondella es valioso para ayudar a exponer las ideas que pretenden limitar el papel y la importancia de la moral colocándola como una forma de estudiar costumbres culturales y nada más que eso.

No, la moral es una serie de consideraciones intelectuales razonadas y sustentadas sobre el bien y el mal, y que tienen aplicaciones universales.

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Relativismo Moral.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras