Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
No Reclamen Ignorancia
Eduardo García Gaspar
27 agosto 2012
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Algunas noticias son interesantes. Lo son no por lo que dicen.

Lo son por la presentación de los hechos que reportan.

Un caso es el del plan educativo en México que impide que haya reprobados.

Independiente de la medida, no muy adecuada, me parece, hay otra cosa fascinante.

Para justificar esa medida, la noticia cita un estudio que

“indica que los países con altas tasas de reprobación de alumnos son también aquellos cuyos estudiantes muestran bajos desempeños educativos”.

¡Por supuesto! Si un alumno reprueba de año es que tiene bajo desempeño de aprendizaje y viceversa. Las dos cosas son lo mismo.

Es una falacia, como la de decir que una pastilla es analgésica porque remedia el dolor, o que el clima está seco porque no ha llovido, o que alguien es inteligente porque tiene un CI alto, o que tiene bajo desempeño educativo porque reprobó.

Tanto así que se trata de uno de los tipos de falacia más reconocidos, la de petición de principio.

Y eso nos lleva al precio del huevo en México. Gran noticia. De un nivel de precios que andaba por los 13 pesos el kilo en mayo, ahora anda por los 32 pesos. Notable aumento.

Es una noticia que se anticipó por la existencia de fiebre aviar en junio. Cualquiera podría haberlo predicho. Si la oferta baja, los precios tenderán a subir. No es complicado.

Las autoridades, que no son precisamente un ejemplo de decisiones oportunas, decidieron eliminar aranceles a la importación de huevo. El objetivo es por supuesto, aumentar la oferta y lo que sigue, reducir el precio.

Esos aranceles son altos: 45% para el huevo de consumo casero y 25 para el de uso industrial. Y esto es lo que es maravilloso, realmente notable.

Significa que el precio del huevo se elevó no sólo por la fiebre aviar, sino porque las autoridades aplican esos aranceles. Hacen cara la importación del huevo y, no hay de otra, reducen aún más la oferta, presionando el precio hacia arriba.

Es difícil tener más miopía que ésa. Antes de la fiebre aviar existía otra causa para la limitación de la oferta, otra razón por la que el precio del huevo era más alto de lo que podía ser.

Es otro de esos casos en los que, como en la falacia anterior, hay un escaso uso de las células grises, como diría H. Poirot, el detective. La autoridad dice que el precio ha subido demasiado, lo que es cierto, y para reducir el precio procede a anular los aranceles que ella misma decretó tiempo atrás.

En la realidad está reconociendo que lo que antes hizo fue un error.

Imagine usted un mercado de huevos libre, sin aranceles. ¿Hubiera subido tanto su precio? No, la reducción de la producción nacional se hubiera compensado con más importaciones. Los millones de consumidores no habrían sido tan afectados por causa de los aranceles.

Visto del otro lado, la única posible justificación de esto se llama proteccionismo. Los fabricantes nacionales aprobaron la medida de retirar aranceles pero con la condición de que fuera temporal, según se reportó.

Es decir, quieren regresar a la condición anterior, con aranceles que encarezcan el precio al limitar la oferta. Ellos salen protegidos, pero el resto salimos dañados.

Y esto nos regresa a la noticia sobre la reprobación de alumnos. Por supuesto, donde hay más reprobados es donde el desempeño de los alumnos es malo.

Obvio también que en un partido de futbol el que gana es porque mete más goles y que alguien gana una carrera porque llega a la meta antes que el resto. Y que cuando se tienen aranceles de importación los precios tenderán a ser más altos.

Un amigo suele citar con humor lo que escuchó decir alguna vez a otro: “Lo que les digo es verdad porque es verídico”. O lo que otro cuenta que dijo un ranchero: “Hace frío porque la temperatura está muy baja”.

Aquí podría decirse que los precios son altos porque hay aranceles a la importación. Precios más altos y aranceles son casi lo mismo.

Le digo, hay noticias que contienen información que reporta algún evento, pero que además son una oportunidad de usar las neuronas y descubrir así algo notable. Algo como lo que alguien dijo hace tiempo, “los precios están subiendo porque la inflación también está subiendo”.

Si usted decreta aranceles a la importación, usted está poniendo presión a la subida de los precios internos. No puede reclamarse ignorancia.

Post Scriptum

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Precios. Véase también ContraPeso.info: Falacias.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras