Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Pobreza Absoluta y Relativa
Leonardo Girondella Mora
1 marzo 2012
Sección: PROSPERIDAD, Sección: Asuntos, Y MATERIAL ACADEMICO
Catalogado en:


Dependiendo de cómo sea entendida una situación, variarán las acciones posibles que la situación merezca —un principio que tiene sentido, pero que no es siempre considerado.

Aplicado a un caso particular, el principio se muestra con claridad: dependiendo de la definición que se haga de pobreza variarán las soluciones que para ella sean propuestas —y, aunque se dude, sí existen definiciones muy distintas de pobreza.

Esto puede mostrarse en dos tipos de definición de pobreza que son usados con frecuencia. Cada una de ellas lleva a políticas económicas muy diferentes.

&&&&&

Si la pobreza es definida como un concepto de ingreso bajo, las mediciones serán las obtenidas por medidas de pobreza absoluta: las dadas por un ingreso mínimo aceptable, por debajo del cual la persona es clasificada como pobre.

Bajo este entendimiento de pobreza, el tipo de propuesta conveniente a su remedio suele ser el de crecimiento económico —políticas económicas destinadas al fomento del crecimiento general: estabilidad monetaria, libertad de comercio, buen gobierno, combate a la corrupción y en general, fomento a la actividad económica general (bajos impuestos, leyes simplificadas, etc.)

Es cierto que bajo esta definición de pobreza suelen existir algunas políticas de ayuda específica al grupo considerado pobre —como educación gratuita y servicios médicos estatales, también gratuitos, o incluso también ayudas alimentarias.

Lo que insisto en apuntar es que esta manera de entender a la pobreza, que ha sido la tradicional de mucho tiempo, lleva dentro de ella el germen de cierto tipo de política económica —la del fomento general a la actividad económica para lograr crecimientos importantes y continuos.

&&&&&

Sin embargo, hay otra clase definición de pobreza que es muy distinta a la anterior —tan distinta que ella contiene el germen de otro tipo de política económica, una a la que el crecimiento económico puede importarle muy poco.

Para este nuevo entendimiento de pobreza poco importa el ingreso absoluto de la persona —puede ella tener ingresos de miles de dólares anuales y aún así seguir siendo calificada de pobre. Estas mediciones de pobreza se les conoce como medidas de pobreza relativa.

Bajo este enfoque tan diferente, la pobreza es relativa al ingreso de otros: una persona será pobre o no dependiendo no de su ingreso personal, sino del ingreso que otros tengan.

Exagero, pero eso ayuda a ilustrar este tipo de mediciones: una persona que tenga ingresos por un millón de dólares al año será pobre en relación a otro que tenga ingresos en ese mismo período de 100 millones —esto podría ser reportado en las noticias como “ganar 100 veces menos es injusto”.

Usualmente se calcula un ingreso medio para el país o la zona, a nivel familia, y se fija un porcentaje por debajo del cual las personas son clasificadas como pobres —si el ingreso medio es 150 anual, y ese porcentaje es 50%, serán clasificadas como pobres todas las familias que tengan ingresos de menos de 75.

Lo más importante de este tipo de medición relativa es que la economía puede crecer mucho sin que eso refleje una disminución de la pobreza, o incluso ella aumente debido a la medición adoptada —y aunque haya aumentado el ingreso de los más pobres.

Para este tipo de mediciones de pobreza, el crecimiento económico es secundario —su foco central es la distribución del ingreso, lo que le lleva a otro tipo de política económica, el de la redistribución del ingreso: impuestos progresivos, estado de bienestar, subsidios, y en general el crecimiento del gobierno como un agente redistributivo del ingreso.

&&&&&

Toda mi intención fue mostrar un fenómeno muy poco reconocido y tratado.

La pobreza admite muchas definiciones. Dependiendo de la definición adoptada se usarán mediciones distintas. Dependiendo de la medición se generarán políticas económicas que pueden ser diametralmente opuestas.

Las mediciones absolutas suelen apoyar la idea de un crecimiento general económico —lo que llevaría a políticas de libertad económica y libres mercados.

Las mediciones relativas llevarían a la adopción de medidas en las que el crecimiento de la economía es muy secundario —siguiendo sus resultados se llegaría a políticas económicas de limitación de la libertad económica y mercados altamente regulados. En lo general, la mentalidad económica Europea es de este tipo.

Si en un mismo país se usan ambas medidas al mismo tiempo, será de esperar que la política económica sea desordenada e incongruente en sus detalles.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Pobreza.

Creo importante añadir que en los medios rara vez se aclara el tipo de medición de pobreza que se ha usado en los datos que reportan. Es muy común comparar distintas mediciones de pobreza como si fueran lo mismo produciendo mucha confusión entre el público.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Pobreza Absoluta y Relativa”
  1. Salvador Dijo:

    Es verdad, nunca se especifica de que tipo se habla cuando de pobreza se dice algo. Pero el segundo tipo de pobreza que mencionas se usa más comunmente como polarización económica.
    En ese termino America Latina es la región #1 del mundo, desgraciadamente. Por ello me parecería muy bueno ver a paises como México ejecutar políticas públicas que lo ataquen realmente, pero siempre escucho que los nuevos planes son solo para hacer crecer a la economía en general cuando lo que primero necesitamos es nivelarla. No creo que podamos crecer en las condiciones disparejas actuales, ya que los beneficios los absorben mayormente los ciudadanos con capital. La pregunta es ¿cómo permear los beneficios de una economía al resto del 80% de la población mexicana que o es pobre o es vulnerable (coneval)? Si se pudiera nivelar el bienestar a lo largo y ancho del país, las necesidades económicas serían más similares y pudiera ser más fácil aplicar políticas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras