Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Por Qué no Sube Josefina?
Selección de ContraPeso.info
14 mayo 2012
Sección: GOBERNANTES, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


ContraPeso.info presenta una idea de Jorge Ramón Pedroza. Agradecemos al autor el amable permiso de publicación. La idea central del escrito es analizar la posición de uno de los candidatos a presidente en México.

Continuemos con nuestro análisis semanal de las encuestas electorales sobre la contienda electoral. La semana pasada estudiamos la tendencia electoral de los indecisos. [antes el autor examinó la posición del candidato del PRI]

Ahora le toca a quien aparentemente iría en segundo lugar por tendencia histórica, aunque parece que tal posición no será sostenible por mucho tiempo. En este caso ya incorporamos los resultados del debate presidencial del 6 de Mayo.

Utilizando de nuevo los resultados de la única encuesta que reporta datos diarios, GEA-ISA /Milenio, podemos realizar el análisis de tendencias sobre el voto para quien hasta hoy ha ocupado el segundo lugar en las encuestas: Josefina Vázquez Mota.

Los resultados de la candidata del Partido Acción Nacional muestran altibajos muy contrastantes día a día, aún más allá del margen de error estadístico, pero la tendencia es claramente negativa.

 

Si estuviéramos viendo estos resultados para una acción de la bolsa de valores, la recomendación de los analistas sería claramente la de “vender” y no quedarse con estos bonos.

Para muchos que quisiéramos ver una tendencia mucho más favorable, resulta decepcionante el desempeño mostrado en las encuestas.

El punto más alto, pocos días después del inicio de campañas se registró el día 21 de Marzo, con cerca de 23 puntos de las preferencias del electorado. Josefina emocionó al principio, pero paulatinamente sus puntos más altos en la tendencia estadística han sido cada vez más bajos.

La línea que estima la tendencia lo marca muy claramente, la caída ha sido siempre muy ligera pero no ha dejado de ser descendente.

Ahora, lo interesante es tratar de entender las razones de esta tendencia. Están muy documentadas las pifias del arranque de campaña.

El vacío del evento inicial en el Estadio Azul, los mítines boicoteados, la impreparación de los eventos, los errores en el discurso, y los signos de debilidad física.

La candidata no prendió en su inicio de campaña, y el ajuste en su comité de campaña, comunicado ampliamente por la misma aspirante presidencial, no hizo más que confirmar las sospechas de que algo hizo mal en la floja apertura de sus actividades proselitistas. Se vio como un acto de desesperación.

La campaña negativa emprendida por su partido en contra de Peña Nieto, también le dan consistencia a este cuadro de emergencia grave en la campaña de la candidata panista. En EEUU las campañas negativas son un recurso casi obligado, pero eso funciona mejor en sociedades más competitivas y abiertas.

En México las campañas negativas se ven como actos de falta de cortesía y amabilidad, rasgos muy profundos de nuestra cultura.

Las campañas negativas también tienen el efecto de no solo recordar al candidato que ataca, sino también al atacado. Funcionan como un doble spot que duplica la presencia del atacado en la mente del electorado.

Para quienes favorecen inicialmente al atacado, el spot agresivo del atacante no hace más que reforzar el voto a favor del atacado. Para quienes están indecisos la apuesta solamente funciona cuando el atacante tiene una clara superioridad sobre el atacado. Tal parece que en este caso la comparación no está favoreciendo a Vázquez Mota.

Esperamos para este análisis 3 días después del 6 de Mayo para que la encuesta de GEA-ISA/Milenio tuviera solo opiniones post-debate presidencial.

Los mayores efectos del debate son notoriamente claros para Gabriel Quadri, que en 3 días ha pasado de 1.4 a 4.1 puntos porcentuales. Obviamente ganó el debate, porque ningún otro candidato sumó más puntos.

Recordemos que Quadri fue el candidato más propositivo y que aunque criticó algunas propuestas, no se dedicó a atacar o defenderse de los demás candidatos.

Peña Nieto permaneció prácticamente igual después del debate, López Obrador ganó un punto, y Vázquez Mota perdió 2 puntos.

La estadística dice entonces que Josefina, que podía haber cimbrado en el debate el giro dramático que cambiaría su tendencia electoral, fue la perdedora del debate.

Las razones pueden ser muchas, pero la estrategia de seguir atacando a Peña Nieto, la falta de precisión en el discurso, y la ausencia de argumentos de defensa a los contra-ataques del candidato del PRI/Partido Verde pueden explicar su falta de contundencia de su participación en el debate entre las opiniones de los ciudadanos.

Si las elecciones fueran hoy, el PRI regresará a Los Pinos en diciembre. Falta ver qué puede lograr quién viene avanzando en las encuestas hacia el segundo lugar: Andrés Manuel López Obrador. Ese será nuestro análisis de la próxima semana.

Nota del Editor

Jorge Ramón Pedroza es Ph.D. en Mercadotecnia y Comunicación por la Universidad de Texas en Austin.  Después de dirigir su propia agencia de publicidad por 20 años, ahora se desempeña como consultor en materias de comunicación y mercadotecnia.  Además cuenta con 30 años de experiencia impartiendo cursos universitarios en 10 países diferentes.

Conviene ver las gráficas antes publicadas por el autor.

Primero, la tendencia del candidato del PRI.

Segundo, la tendencia de los indecisos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras