Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Quitar para Dar
Eduardo García Gaspar
29 octubre 2012
Sección: ECONOMIA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Supongo que haya sido la culpa de un comic. Al menos parte de la culpa.

Es esa imagen del viejo MacPato. La de su bóveda llena de billetes y monedas.

Las imágenes son poderosas para distorsionar el entendimiento.

Esa bóveda no es la de un rico, sino la de un avaro.

Peor aún, produce otra imagen muy común, la de que para tener ese dinero es necesario quitárselo a otro.

Es una relación causal simple la que se crea: el dinero que usted tiene, lo tiene porque me lo quitó a mí. Así de sencillo. Y por eso, llegaré a pensar que para tenerlo yo tendré que quitárselo a usted, o al que se deje.

Imágenes e ideas como ésta son un ejemplo de suposiciones inconscientes: se toman como verdaderas sin siquiera haber pensado en ellas. Uno no se da cuenta de que sobre ellas uno construye sus pensamientos.

Cualquiera que piense siquiera un poco verá que eso es falso. Veamos las razones.

Digamos que tengo una tienda y vendo discos. Claramente mi intención es ganar dinero, cuanto más mejor. Para ganar dinero lo mejor que me puede suceder es que los demás también lo tengan.

Si no lo tienen, yo tampoco lo tendré. Si les va mal a mis clientes, a mi también. Lógico: tengo un gran interés en que a todos los vaya bien, que sean lo más ricos posible.

Lejos de querer yo tener y que el resto no tenga, lo que quiero es que los demás tengan y mucho. La cadena sigue, porque a los otros también les interesa que yo tenga dinero, para comprar lo que ellos venden. También a ellos les beneficia que me vaya bien. Y todo esto sucede siempre en un mercado libre

Si usted tiene un pastel y hay varios en espera de su rebanada, la cantidad es fija y, por supuesto, lo que a uno le toca al otro no. Pero eso no sucede con el dinero.

Aunque exista una cantidad fija de dinero en circulación, lo que se expresa en dinero es la riqueza y ella no es constante, puede crecer. Si usted es propietario de un terreno, no necesita tener ese dinero en metálico, aunque el valor del terreno se exprese en dinero.

Es decir, la unidad de medida es el dinero, pero no hace falta tenerlo en el banco o bajo el colchón todo, porque está representado en el valor de las posesiones. De todas ellas: casa, auto, ahorro, acciones, inversiones y, sobre todo, el valor del trabajo de la persona (que se expresa en dinero, en el ingreso recibido).

Tratar esto merece una segunda opinión. No porque es obvio y por eso no necesitaría explicarse, sino porque es algo que, por ejemplo en política, no se entiende aún totalmente.

Para demasiados gobernantes, el ingreso que tiene una empresa se lo ha quitado a otros. A sus clientes, a sus empleados. Creyendo eso, lo que quieren hacer es quitárselo a la empresa y devolverlo a quienes el gobierno decida.

En la realidad, no hay un quitarle a otro para quedarse con el dinero. Lo que sucede es otra cosa distinta.

Usted va y compra un iPad, por ejemplo, y paga el precio. Usted se queda con el iPad y Apple con el dinero. Nadie le quitó nada a nadie. Usted ya tiene el aparato que quería y Apple el dinero que quería. Es fantástico el proceso.

Apple no le quitó dinero, usted se lo dio voluntariamente. Y usted no lo quitó el iPad a Apple, ellos se lo dieron de igual manera. Los dos terminaron mejor que antes.

Expresado en dinero, los dos son más ricos. Lo que sucede es que no se trata de dinero en sí mismo, sino de cosas expresadas en dinero, que es muy diferente.

Si usted vende su casa, verá que cuando se la pagan, su cuenta de banco crecerá con una buena cantidad. Pero esa cantidad, sin tenerla en metálico, era la que ya tenía en forma de casa.

El asunto es importante para determinar por qué no se progresa creando más dinero: el dinero es una manera de medir la riqueza. Y la riqueza, eso sí, es lo que debe crearse, no el dinero.

Se quiere que todos sean más ricos, no que tengan más monedas y billetes físicos. Imprimir más billetes y acuñar más monedas para que todos tengan dinero es erróneo. Lo único que se logra es devaluar el dinero. De lo que se trata es de crear riqueza, eso que se llama tener más capital para producir más y mejor.

Por eso mismo fracasan las políticas que redistribuyen dinero o equivalentes, porque alteran la creación de riqueza. Lo hacen porque ellas sí quitan a unos para dar a otros.

Post Scriptum

Hay más material sobre ell tema en ContraPeso.info: Capital. También en ContraPeso.info: Intercambios.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras