Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Si, es Natural Pero…
Eduardo García Gaspar
6 marzo 2012
Sección: Sección: Una Segunda Opinión, SEXUALIDAD
Catalogado en: ,


Hay tentaciones a las que es imposible dejar de sucumbir.

Una de ellas fue la de la persona opinando sobre el sexo.

En resumen lo que dijo fue que el sexo es natural a la persona, tan natural como el comer, el beber y lo que sigue.

Agregó que los conservadores no entienden eso, que se vuelven puritanos excesivos, teniendo miedo al sexo.

Dijo también que el sexo debe dejarse libre, dejar de estar bajo la mira de la sospecha y el miedo. Que, especialmente los católicos, le tienen miedo al sexo y que él debe dejarse al gusto de la persona porque al fin y al cabo, el sexo es una cosa natural, una necesidad básica humana.

Diciendo esto tomó la postura del que acaba de decir una verdad rotunda e innegable.

Creo que tiene razón. El sexo es parte de la naturaleza humana, como el beber o el comer. No veo cómo puede afirmarse lo contrario. Le doy mi voto total hasta allí.

Pero creo que es de lamentar que no continuara desarrollando su opinión para completar los detalles. Digo, porque decir que el sexo es natural a la persona y que por eso debe dejarse libre, deja las cosas muy incompletas, es un non sequitur. Hace falta más.

Me explico. Tomemos el ejemplo de comer y beber. Por supuesto, eso es natural a la persona. No puede negarse.

Sin embargo, de allí no puede concluirse que el comer deba ser dejado sin ciertas reglas de mero sentido común. Comemos siguiendo reglas como cocer alimentos, usando cubiertos y platos. No se nos ocurre comer lo que está tirado en la calle. Tratamos de comer con moderación.

Que comer sea natural, no significa que también sea natural hacerlo sin límites, sin medir las consecuencias del comer. Lo mismo para beber. Necesitamos agua, pero esto no nos lleva a beber diez litros de agua en un par de horas.

No está mal tomar una o dos copas, pero el exceso sabemos que tiene malas consecuencias. Que algo sea parte de nuestra naturaleza no significa que lo hagamos sin límites.

Lo podemos hacer, pero muchas experiencias nos dicen que conviene tener reglas que nos benefician. Por más natural que sea el desalojar los alimentos y las bebidas, no vamos por las calles y parques haciéndolo como perros paseados por sus dueños.

Esto es lo que le faltó a la persona que mencioné al principio. Con razón dijo que el sexo es natural a la persona. Correcto, pero no tiene lógica que por esa razón el sexo sea dejado libre y sin limitaciones.

Igual que el comer y el beber, igual que el resto de las cosas que hacemos, tienen reglas. Cosas que sabemos que conviene hacer y no hacer y que suelen partir de un principio central: el buscar nuestro bienestar natural.

Sabemos que comer demasiado es malo, que no conviene abusar de lo que ingerimos, que excesos de sal nos dañan y otras cosas más.

Precisamente porque comer y beber son parte de nuestra naturaleza, debemos adaptarlas a nuestra misma naturaleza. No es difícil entender esto. Lo comprende cualquiera que ha sufrido los excesos de comida o de bebida.

Lo mismo, me parece, aplica al sexo, ese mismo principio de que es natural nos lleva a ponerle reglas que eviten daños en nuestra naturaleza.

Eso es lo que le faltó decir a la persona. Su entendimiento de la naturaleza humana fue incompleto. Es cierto, el comer y beber y el sexo nos son naturales, pero también nos es natural el tener ideas sobre lo que conviene a esa naturaleza.

La libertad es natural, pero no lo es el descontrol. Nos es natural el comer, pero no lo es el hacerlo sin límites. También es natural en nosotros el tener reglas sobre lo que es bueno y es malo.

Eso es lo que no dijo la persona. Se quedó ella a medio camino. Olvidó lo que muchos otros desatienden también.

Un ejemplo extremo ayuda en esto: para algunos sería más natural andar desnudos que vestidos, pero entendemos que por una serie de razones el vestirnos nos conviene y también es natural. También es parte de nuestra naturaleza otra cosa, el poder razonar, no sólo el comer, beber y tener sexo.

Razonar es algo que debemos hacer y haciéndolo llegamos a desarrollar ideas. Algunas de ellas nos llevan a concluir que comer sin limitaciones viola nuestra naturaleza.

Otras, que beber sin límites daña nuestra naturaleza. Otras más, nos llevan a pensar que igualmente, el sexo sin límites no nos es tan natural como puede pensarse a primera vista.

Post Scriptum

Sobre la idea de que los católicos le tienen miedo al sexo, la mejor respuesta que conozco es la que dice que una religión que dice “creced y multiplicaos” no tiene en realidad al sexo como algo prohibido.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Si, es Natural Pero…”
  1. Corina Dijo:

    Y vuelve el Humanismo al ataque, decir que el sexo es tan natural como beber y comer, es por eso que el Humanismo que hecho tanto daño, y lo siguen enseñando en todas las Universidades, y los grandes Filosofos han sido eso Humanistas, que se han olvidado de su creador, y que el Señor nos hizo a su Imagen y Semejanza, y no como animales, que no pueden controlarse y llevar orden en sus vidas, pues la publicidad, solo llama al sexo seguro acaso con esto lo hace moral? claro que no, y aun el uso de condones los expertos en esto dicen que no son seguros, que muchos jovenes en las Universidades han contraido seris enfermedades venereas, y aun el Sida, y asi le siguen llamando sexo seguro, seguro para quien?-





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras