Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Si Usted la Quiere…
Eduardo García Gaspar
25 septiembre 2012
Sección: LIBERTAD CULTURAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


La noticia trató un gran alboroto. Fue una que se refería a las declaraciones de Ban Ki-moon, el secretario general de la ONU.

Fue sobre la publicación francesa acerca del Islam.

Habló de la libertad de expresión y que ella no debía ser usada para “para provocar y humillar los valores y las creencias” de otras personas.

Total, la publicación sobre el Islam, en esa revista, era algo “vergonzoso y de mal gusto”, según citó un periódico (Libertad Digital, 19 septiembre 2012).

La cinta y la revista causaron protestas violentas las que alertan, dijo Ban, contra “quienes agitan las llamas de la intolerancia y el odio usando este tipo de provocaciones”.

En resumen, debe acabarse con las acciones que son ofensivas para las creencias de los pueblos y debe tenerse en el mundo un ambiente en el que “se respeten y comprendan los valores y creencias… la base de nuestra sociedad civilizada”.

Y sí, sí existe la libertad de expresión pero la gente “no deben abusar de la libertad de expresión”.

Ban dijo también que es contradictorio que en países musulmanes se reclamen las ofensas a Mahoma pero en ellos no se permita la libertad de expresión o de religión.

Todo este asunto es un caso muy ilustrativo de lo imperfecto de este mundo: usted no puede tener libertades sin esperar abusos de ellas. Lo siento, pero ésa es la realidad.

La elección no está entre una libertad de expresión sin abusos y la negación de esa libertad. Si usted la quiere, tendrá que aceptar la eventualidad segura de casos en los que ella es llevada a extremos indeseables.

O se tiene, o no se tiene. Y si acaso se tiene, más nos vale aceptar que algunos abusen de ella, como en este caso, o como en los de revelaciones de fotos indiscretas de alguna familia real.

Piense usted en implantar una libertad de expresión que evite casos de mal gusto, de insulto a creencias, de lastimar sensibilidades, de herir valores. Si esto se implanta terminaríamos mudos y sin medios de comunicación.

O, mejor dicho, diciendo y escuchando cosas vacías de contenido. Un chiste sobre judíos sería imperdonable, una observación sobre los cristianos sería prohibida, un libro de historia tendría que ser examinado por censores en todas partes.

Lo que creo que bien vale una segunda opinión es el aceptar que en esto no hay puntos intermedios. Como en el embarazo, tampoco aquí se puede tener a medias esa libertad. Y, al tenerla aceptamos implícitamente sus abusos.

No sé para usted, pero a mí me parece aborrecible e idiota que se haga una noticia de un vestido que el viento hace subir mostrando los muslos de una mujer de la nobleza británica.

Es verdaderamente de una naturaleza imbécil ese reporte noticioso. Pero, lo tengo que tolerar porque ésa es la misma libertad que yo tengo para decir que es algo tonto y bobos hacerlo. Porque esto es algo que no se reconoce con frecuencia: cuando se afecta la libertad de otro, en esa misma proporción se afecta la mía.

Es esa frase muy conocida de atacar lo dicho por otros, pero defender la libertad que tuvieron para hacerlo. Lo que nos lleva al fondo del problema.

Donde la libertad de expresión es algo acostumbrado y normal, sus abusos no causan gran indignación ni se les pone mucha atención. Pero donde ella no existe, o es muy nueva, sus abusos son causa de alborotos y estruendos fuertes.

Por tanto, no debe extrañar que acerca de la película y la revista, en donde existe la libertad de expresión, no se haya puesto atención en esos abusos. Como sí se hizo hasta el extremo en lugares en los que no existe esa libertad de expresión. Una película en contra del Cristianismo, donde exista libertad de expresión, no provocará esas reacciones jamás.

Y es que al final de cuentas, las libertades tienen abusos sin remedios y esos abusos son los que cometen personas que van contra el mismo código moral que las libertades contienen.

Sí, toda libertad tiene un manual de instrucciones básicas para usarla de manera que sea benéfica. Cuando ese manual se ignora, es cuando las libertades se convierten en abusos.

Si usted quiere esa libertad, muy bien, acepte la eventualidad de abusos.

Post Scriptum

Hay mas ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Libertad de Expresión. Quizá la idea más importante sobre el tema fue la expresada por Tocqueville: Molesta, Pero Defiende.

Es notable, por otro lado, que los abusos de esta dimensión a esta libertad sean escasos en relación al enorme número de personas que gozan de ella.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras