Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Ahorrar Agua, de Verdad
Leonardo Girondella Mora
28 junio 2013
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


El ahorro del agua es uno de los temas recurrentes en muchas partes —diciendo lo obvio, el agua es un recurso escaso y debe ser cuidada, es decir, usada con eficiencia.

Los consejos son abundantes —como el arreglar tuberías malas, o el cerrar la llave mientras se lavan los dientes. Se mandan mensajes como éste,

“El agua es uno de los recursos naturales más valiosos con que cuenta la humanidad. Pero aunque la mayor parte de nuestro planeta está compuesto por agua, 97 por ciento del total es salada, y gran parte del resto está congelada en los polos. Por eso no debe ser desperdiciada”.

En lo que sigue examino estas apelaciones al ahorro del agua —haciendo algunas precisiones que pienso pueden ser de utilidad.

• No hay duda de que el agua es un recurso limitado —en verdad, todos lo son y, por eso mismo, debe cuidarse la eficiencia con la que son usados.

Esa eficiencia puede ser alcanzada por el mismo sistema por el que se logra en otros casos de recursos limitados, como los alimentos, o la gasolina —es el sistema de precios sujetos a oferta y demanda.

Con un precio real, el agua tenderá a ser usada con la mayor eficiencia posible por parte de quien la paga —es lo mismo que hace quien compra bebidas, alimentos, electricidad: si el bien eleva su precio, cuidará más su uso que si tiene un precio bajo.

• Este remedio para hacer eficiente el uso del agua es ignorado por los gobiernos —los que suelen dar al agua precios muy bajos o nulos, lo que provoca desperdicios que podrían evitarse.

• Al tener el agua precios bajos, lo que incentiva su desperdicio, se intenta resolver el problema de otra manera —la de usar campañas publicitarias que convenzan a las personas a ahorrarla.

Estos esfuerzos de comunicación persuasiva están enfocados —todos los que conozco— al consumo personal y familiar, como cosas como lavar el auto con sólo una cubeta de agua y no con manguera. Hay listas completas de formas de lograr ese ahorro de aguan en la casa.

• Esos esfuerzos pueden no estar bien dirigidos al centro del consumo de agua —que no son necesariamente las casas.

Según la ONU, un 70% del uso de agua fresca corresponde a la irrigación, 20% a la industria y 10% a consumo en casas. Otras estadísticas presentan datos similares, que colocan al consumo casero como responsable de alrededor de una décima parte de todo el consumo, o menos.

Dirigir centralmente las campañas que persuaden del uso eficiente del agua en el hogar es un esfuerzo cuestionable en su eficiencia —es obvio que deberían enfocarse al uso principal, el de la irrigación agrícola y al uso industrial.

Si se lograra reducir una décima parte el consumo personal de agua fresca, se tendría un ahorro de agua del 1% del total —con cifras de la ONU—, pero si se lograra reducir el consumo de irrigación también en una décima parte entonces el ahorro sería del 7% del total, tres cuartas partes del total de uso en casas.

• No está mal la intención de ser eficientes en el uso de agua en las casas —pero el no tener esfuerzos serios en el ahorro de agua en la agricultura es un error muy considerable.

Sería posiblemente recomendado que se realizaran campañas de comunicación dirigidas a los agricultores para persuadirlos de ahorrar ese recursos —pero ninguna de ellas sería tan efectivo como dejar que el agua se rigiera por el mismo sistema de precios libres que rige al resto de los bienes escasos.

&&&&&

Lo que he querido hacer con las consideraciones anteriores es apuntar un caso en el que parece prevalecer la ignorancia de dos cosas —el ignorar dónde están los consumos más cuantiosos de agua fresca, para dirigir a ellos los esfuerzos de eficiencia; y el hacer de lado el incentivo más poderoso para lograrla, el sistema de precios reales.

Nota del Editor

Véase Agua y Precios. Y El Agua También Cuesta.

Si alguien quisiera encontrar la causa del desperdicio de agua, lo podrá encontrar en sus precios: cuando los gobiernos reduucen el precio del agua están induciendo a la gente a desperdiciarla.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Ahorrar Agua, de Verdad”
  1. Pierre Silva Dijo:

    El agua para consumo humano no debería ser nunca cobrada. Pero ocurre lo contrario, las empresas extraen y contaminan millones de litros por día, no se les cobra un peso, pero a cada hogar si le llega su factura mensual. Todas las campañas se reducen al consumo humano, pero nunca he visto resultados para una campaña hacia las industrias. Al contrario se les dan mas permisos de explotación incluso en lugares protegidos. Yo creo que el cuento de hacernos sentir culpables con el uso del agua es para que la próxima generación se sienta en la obligación de comprar agua y sentirse también cómoda con la privatización del preciado liquido, y después? van a seguir con el aire?





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras