Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Con y Sin Violencia
Leonardo Girondella Mora
25 julio 2013
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Un sujeto que al parecer amenazó con un cuchillo a una dama para robarle el teléfono celular en el centro de Monterrey, fue detenido por elementos de la Policía Municipal… la afectada… dijo que al ir caminando por la calle Arteaga, de repente un hombre la amenazó con un cuchillo y le exigió que le entregara su celular”. Milenio, 11 mayo 2013.

Los robos presentan siempre una característica —la negativa de una de las partes a satisfacer la petición que le hace la otra. Puede ser el clásico “la cartera o la vida”, o cualquiera otra de sus variaciones, pero esa característica permanece.

Un robo contiene siempre dos partes —cada una formada por una persona o un grupo de ellas— entre quienes se realiza una acción con la que una de las partes está en desacuerdo y la única manera de anular ese desacuerdo es algún tipo de amenaza (o realizar la acción sin el conocimiento de la otra parte).

Puede verse un robo, cuando las partes se enfrentan cara a cara, como un intercambio forzado: se entrega un teléfono móvil a cambio de evitar que un cuchillo penetre en el estómago. Es un intercambio en el que una de las partes pierde lo que la otra gana —un suma cero.

Esto abre la oportunidad de ver otra posibilidad, la de otro intercambio —uno que no tiene esa característica de forzarse en una de las partes. Al contrario, las dos partes desean realizar ese intercambio. Es una posibilidad que sólo puede existir cuando ambas partes ganan con ese intercambio.

Si ambas partes ganan, ambas partes elevarán su bienestar y querrán realizar tantos intercambios como puedan —pues con cada uno de ellos aumentará ese bienestar. Es decir, cuando a los intercambios se les retira el elemento de fuerza o coacción, ellos adquieren una naturaleza totalmente distinta y benéfica, no dañina.

El elemento de deseo de ambas partes para realizar un intercambio sólo puede tenerse cuando cada una de las partes posee un bien que la otra parte desea —es un elemento de coincidencia de deseos del bien que el otro posee.

Esto contiene dos elementos implícitos:

• Cada parte es propietaria del bien que la otra parte desea —sin esa propiedad no es posible el intercambio, ni el beneficio mutuo.

• Cada parte es especialista —produce o tiene algo que la otra parte quiere, sean zapatos o cervezas. Este es el reconocimiento implícito que recibe la realidad de diferentes talentos, habilidades y capacidades de las personas que se complementas unas a otras.

Es decir, sin propiedad y sin especialidad, los intercambios son imposibles.

&&&&&

Contrasto otra situación con la de los intercambios voluntarios —la de una invasión de vikingos o vándalos a un poblado en el que sus habitantes se han dedicado a criar animales y cultivar la tierra.

Los invasores usan la violencia, roban los bienes —con la reprobación de los pobladores, quienes pierden incluso la vida. Los bienes se han transferido de unas manos a otras y no hay ganancia mutua.

La violencia y la coerción es lo que ha causado una pérdida del bienestar neto de las partes —lo que uno ha obtenido, los animales y los alimentos, el otro lo ha perdido (incluso más de eso, si se ha incendiado su vivienda, ha sido herido o muerto).

Mi punto es resaltar un suceso poco reconocido: es la ausencia de violencia una condición necesaria para el aumento del bienestar personal que producen los intercambios —toda interferencia con la voluntad de intercambio que tiene cada parte resultará en una pérdida del bienestar neto posible de lograr.

Los ejemplos del robo con violencia, sean o no vikingos o ladrones con armas, muestran el efecto de lo que causa la interferencia con los deseos de intercambio libre —son ejemplos exagerados, pero que se repiten también en la interferencia que los gobiernos realizan en su intervencionismo económico.

No usan armas, pero sí usan amenazas legales y coerción —con impuestos a la importación o exportación, monopolios legales o informales, y otras maneras de distorsionar el intercambio que se hubiera dado en circunstancias libres por ambas partes.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Intercambios.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras