Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Construir el Mejor Gobierno
Leonardo Girondella Mora
7 noviembre 2013
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Quiero partir de un supuesto y de allí partir siendo lo más lógico posible — el supuesto de que se encarga a una persona diseñar la esencia del mejor gobierno posible.

Esta tarea de diseño contiene dos partes muy claras: (1) el de la selección de los gobernantes y (2) el de la definición de las funciones de ese gobierno mejor posible.

&&&&&

En cuanto a la selección de los gobernantes se tienen alternativas posibles —entendiendo que el objetivo es un sólo, el de buscar la mayor calidad posible de esas personas: sabiduría, conocimiento, honestidad, experiencia y lo que siga.

• La alternativa ideal es la de seleccionar a quienes más tengan esas cualidades y dejarlas gobernar en libertad —puede ser una sola persona o varias. Confiando ciegamente en ellas, su calidad garantizará un buen gobierno por largos períodos.

Pero ya que no hay garantía alguna de que esas personas sean realmente todo lo que se espera de ellas, la alternativa es posible de desechar —lo que incluye sistemas políticos dictatoriales, totalitarios, absolutistas y similares. Se reprueban así regímenes con el cubano y el de Corea del Norte.

• La alternativa realista, la de resolver el problema de la eventualidad de uno o más gobernantes “defectuosos”, es decir, imperfectos como el resto de los humanos. En especial, solucionar el problema mayor, el del abuso del poder, además de la posibilidad de evitar malas decisiones y, si se toman, corregirlas.

Para resolver el problema del abuso de poder, hay una solución única: reducirles el poder en sí mismo, y el que les queda limitarlo en todo lo posible dividiendo las funciones del gobierno. Nada que no se conozca ya —escrito por Montesquieu y Popper.

&&&&&

En cuanto a la definición de las funciones del mejor gobierno posible, hago las siguientes anotaciones:

• La más básica consideración es el de un gobierno con el mínimo poder absoluto posible necesario para realizar su función central, la que sea —por causa de que cuanto mayor poder tenga, más podrá abusar de él y eso debe ser evitado.

• Considerar a la naturaleza humana —seres que son libres, racionales e iguales en dignidad, lo que define como abuso de poder a lo que viole esa libertad, esa igualdad y esa racionalidad.

• Una forma de expresar la función esencial del mejor gobierno posible es armonizar la libertad, la racionalidad y la igualdad de las personas —es una labor de protección a las personas mismas y al fruto de su trabajo. No hay mayor responsabilidad gubernamental que ésa.

• Y, tampoco, ninguna otra función secundaria que los gobiernos se asignen puede ir con contra de esa protección individual y personal.

&&&&&

Existe un tercer elemento no previsto en la tarea asignada de construir las bases esenciales del mejor gobierno posible —la existencia de una serie de creencias básicas que son tomadas por la sociedad como evidentes por sí mismas y que son la fuente desde la que todo lo demás emana.

Una de esas ideas es la creencia en una naturaleza humana —definida como libre, racional y digna—, sin la que no podría juzgarse indebido el abuso de poder que comete un tirano que no comparta esa creencia.

El conjunto de esas ideas es lo que permite hacer juicios morales sobre lo bueno y lo malo —las que hacen posible decir que el abuso de poder es malo, que creer que hay personas inferiores es reprobable, y muchas otras cosas más de índole moral y que exaltan a la honestidad, la prudencia, el saber, el castigo de la violencia y el resto.

Sin duda es el descubrimiento de este tercer elemento lo más importante en la tarea de construir un gobierno el mejor posible —la de concluir que deben existir ideas previas sobre lo bueno y lo malo, lo deseable y lo reprobable. Todo eso que hace posible pensar en la posibilidad de tener un buen gobierno.

Termino con una consideración obvia: una posibilidad de abuso de poder, la más atroz de todas, es la del gobierno que se asigna la determinación de lo que es bueno y es malo —una posibilidad que es el más grande abuso de poder en el que pueda pensarse.

Nota del Editor

La columna de Girondella me recordó una frase de Santo Tomás de Aquino: “Es así que los hombres se esconden de los tiranos como de las bestias crueles y no hay diferencia entre ser atacado por un tirano y ser destrozado por una bestia salvaje”.

Hay más ideas sonre el tema en ContraPeso.info: División del Poder

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras