Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dios: Pruebas Ineficaces
Leonardo Girondella Mora
4 septiembre 2013
Sección: RELIGION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Es llamativo el hecho de que existen pruebas que pretenden demostrar la existencia de Dios —y lo poco exitosas que suelen ser entre muchas personas que parecen no convencerse, e incluso opinar lo opuesto.

Lo que trato en lo que sigue es exponer con extrema brervedad las cinco pruebas de la existencia de Dios —las tratadas por Tomás de Aquino— y al final hacer un comentario sobre el por qué de la ineficacia de esas pruebas.

&&&&&

Las demostraciones de Aquino son cinco:

1. Argumento del movimiento. Es imposible que las cosas se muevan por sí mismas, si se mueven es por una causa que llega hasta la primera de ellas —eso que es lo que mueve al resto.

2. Argumento de la causa eficiente. Los efectos de las cosas son precedidas por sus causas, en una cadena hacia atrás que llega a la causa última y que no tiene causa previa.

3. Argumento de la existencia. Si nada existía y nada puede generar por sí mismo su propia existencia, dado que existen cosas se concluye que algo les dio existencia —la última razón de la existencia, del mundo y la vida.

4. Argumento de las gradaciones. Las cosas tiene atributos de ciertas perfecciones, de verdad, de vida —algo al final debe tener todas las perfecciones de manera absoluta.

5. Argumento del orden. El universo tiene un orden, las cosas inanimadas son gobernadas por leyes que no son el producto del azar —algo las ha diseñado.

Suplico perdón por la brevedad y lo necesariamente incompleto de las demostraciones —mi punto es mostrar que existen razonamientos que pretenden probar la existencia de Dios y que ellos no son fácilmente despreciables.

A pesar de esas y otras demostraciones, muchos parecen no considerarlas —ni siquiera interesarse en ellas.

&&&&&

¿Qué es lo que hace que dichas pruebas sean tan poco efectivas para convencer a las personas? En lo que sigue exploro algunas razones, con especial interés en una de ellas.

• Las personas tiene escaso interés en terrenos filosóficos, que tienen la fama de complejos, abstractos y de escasa utilidad —y menos incluso en razonamiento lógico que requiere esfuerzo y ciertos conocimientos.

• En algunos simplemente gana la terquedad de la posición propia —desechando toda posibilidad de revisar las demostraciones rechazando de antemano sus conclusiones.

• El uso exclusivo de métodos racionales para demostrar la existencia de Dios no parece ser suficiente porque, según apunta el mismo Aquino, no es posible lograr por ese medio el real conocimiento de Dios.

Esta es la razón que más me interesa, la de que la razón no es suficiente en sí misma para convencer a la persona —se necesita otra cosa, lo que Aquino llama “gracia”. Su explicación es la siguiente.

Para conocer por medio de la razón se necesitan dos cosas —primero, las imágenes que los sentidos obtienen de la realidad y, segundo, la razón misma que es la que permite “abstraer conceptos inteligibles” de esas imágenes. Imagino que en esto puede verse el proceso que sigue un científico que observa, concluye y conoce.

Pero hay más. Esas dos cosas pueden recibir la asistencia de la “luz de la gracia” —”por la acción de Dios las imágenes son a veces colocadas en la imaginación de los hombres” para expresar mejor las cosas divinas, mejor que si se vieran sólo con los sentidos.

Es decir, a mi entender, que podemos razonar la existencia de Dios con demostraciones lógicas que en sí mismas son aceptables y sólidas, pero eso no es suficiente. Las pruebas no funcionan por sí solas, no bastan, lo que dados los resultados me parece una realidad absoluta.

Lo que se necesita para llegar al convencimiento de Dios es —dudo cómo expresarlo— tener la mente abierta a las cosas que hay en la propia razón y que están expresando a Dios, de maneras personales y quizá un tanto difíciles de reconocer, al menos en el inicio.

Addendum

Doy las gracias al editor de la página por llamar mi atención sobre esa parte de los escritos de Aquino y que está en Aquinas, T. (1987). St. Thomas Aquinas on Politics and Ethics (Norton Critical Editions). W. W. Norton & Company, pp. 30 y ss.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Dios.

Quiero añadir otra idea de santo Tomás de Aquino (1225?-1274) sobre la felicidad mayor y más grande del intelecto, la de llegar a la última y mayor razón de todo, a la Primera Causa. Eso es el cumplimiento absoluto del conocimiento humano, la real felicidad a la que se aspira.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras