Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Empresas Ganan Mucho
Eduardo García Gaspar
11 junio 2013
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Hay algo en casi todo lo que se dice. Algo que merece atención, aunque a veces cueste trabajo desenterrarlo.

Encontré una de esas cosas que pone a pensar en un viejo libro, el de Gilder, G., El espíritu de la libre empresa, (México: 1985, Lasser Press Mexicana).

Lo encontré en el momento preciso, pocos días después de que leer una columna en la que se escribió una idea opuesta a la de Gilder.

En esa columna, cuyo autor no recuerdo, se afirmada que las grandes fortunas de los grandes empresarios se habían obtenido al tener precios altos, más elevados de lo necesario.

Gilder escribió lo opuesto, que las grandes fortunas de los grandes empresarios se han hecho no aumentado los precios, sino reduciéndolos; precios tan bajos que poner al alcance de millones bienes que antes sólo podían adquirir unos pocos. Esto hace crecer mercados y aumenta el tamaño de las empresas.

¿Quién tiene razón? En realidad, los dos.

Pueden hacerse grandes fortunas con precios muy elevados, pero también con precios muy bajos. Todo depende de dónde funcione la empresa.

Tome usted, por ejemplo, el caso de dos países diferentes. En uno hay libre mercado, pero no en el otro. La manera de ganar dinero será distinta.

Vayamos al pasado, a México, en los tiempos proteccionistas que impedían la entrada de mercancías extranjeras y concentraban empresas internas. ¿Quiere usted ganar mucho dinero en un país así?

No es difícil, su empresa debe hacer un producto necesario con pocos sustitutos, que usted venderá con gran margen porque no hay competencia del extranjero y quizá ni nacional. Ni siquiera tiene que preocuparse por la calidad de lo que vende. Todo se basa en el limitar a la competencia con la ayuda del gobierno.

En el otro país, uno con gran nivel de competencia, también puede usted ganar mucho dinero, pero haciendo cosas distintas.

Funde su empresa y emplee su creatividad no en convencer al gobierno que le retire competencia, sin en aumentar la calidad de lo que produce, en abaratar sus costos, en hacer lo que quieren los consumidores y también podrá ganar mucho dinero.

Esta última manera de ganar mucho dinero es más compleja, requiere más trabajo y mucho esfuerzo, pero es más estable que la de depender de favores gubernamentales y dar algo a cambio. Tiene otra ventaja importante, los consumidores aumentarán su bienestar con bienes más baratos y de más calidad.

Los empresarios pueden ganar mucho en los dos sistemas, todo depende de la variable que ellos encuentren que sea la vital.

• En un régimen económico intervencionista quizá encuentren que manipulando ese intervencionismo a su favor pueden lograr subsidios, prohibiciones, lo que sea para beneficiarse, como también limitar exportaciones.

• En un régimen de libre mercado verán otra variable para ganar dinero, el complacer los gustos del consumidor.

Esto es lo que creo que merece una segunda opinión.

• Gilder dice que las grandes fortunas se hacen abaratando precios y tiene razón sólo si el empresario está dentro de una economía abierta y libre.

• El otro columnista dice que las grandes fortunas se hacen con precios elevados y tiene razón sólo si el empresario está en una economía en la que el gobierno manipula la competencia.

Esto, me parece, es el origen de muchas confusiones. Muchos critican las grandes fortunas de empresas mexicanas, a las que llaman incluso monopolios, acusándolas de ganancias exageradas e indebidas.

Pueden tener razón en buena parte, ya que esta economía es muy intervenida y el gobierno manipula competencia de muchas maneras.

Quien defiende las ganancias empresariales, incluso las grandes, lo hace cuando ellas vienen de regímenes de economía libre y abierta, no de regímenes intervenidos y manipulados. La diferencia es enorme.

Lo anterior tiene una consecuencia clara: las grandes ganancias de empresas, en un sistema de libre mercado, son indicación de la preferencia del consumidor y eso es bueno, porque significan que él ha mejorado su bienestar con los bienes de esas empresas.

De modo que si se quiere mejorar la vida del consumidor, ya sabemos qué hacer y qué no hacer.

Las empresas grandes van a tener ganancias grandes, dentro de un sistema o del otro. La clave está en implantar el sistema que más beneficia al consumidor.

Post Scriptum

Hay más ideas en ContraPeso.info: Libre Mercado.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras