Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Genios y Censuras
Eduardo García Gaspar
17 julio 2013
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en:


Sería bueno que escribieras algo sobre la genialidad de algunos hombres, esos que han tenido ideas geniales, los que poseen verdaderos talentos”. Un amigo.

Tener genio, en el sentido de tener talento, es un rasgo humano muy común.

Todos tenemos algún talento bien desarrollado, o podemos tenerlo.

En este sentido, la genialidad no es infrecuente, al contrario.

Y, sin embargo, eso que llamamos hombres de genio son la excepción.

Hay en ellos tal cantidad de talento y viven en circunstancias tan favorables que es casi inevitable que salgan de ellos muestras de lo que tienen dentro.

Muestras como libros, pinturas, esculturas, descubrimientos, teorías, ideas, construcciones, lo que a usted se le ocurra, hasta invenciones tecnológicas.

Imagino que en el genio hay algo de terquedad y, sobre todo, de impertinencia. No suelen ser gente fácil que navegan con la corriente del pensamiento estándar.

J. Bronowsky escribió en The Ascent of Man, que el genio de personas como Newton y Einstein redica en hacer preguntas inocentes y transparentes que terminan por tener respuestas catastróficas.

Catastróficas en el sentido de cambiar maneras de pensar. Lo que después fue llamado cambios de paradigma por Thomas Kuhn. Son los casos extremos y notorios. Los hay menores y geniales también, como Beethoven, o como Caravaggio.

El asunto es demasiado amplio y prefiero concentrarme en una de las características del genio, su impertinencia.

Son personas que actúan y piensan sin necesidad de quedar bien con el resto, a quienes suelen molestar y alterar. Esto les da un carácter especial, con rasgos de terquedad, arrogancia y descaro. Se les ve como atrevidos, inoportunos, imprudentes e indiscretos.

Al menos, logran esa impresión con facilidad. Lo hacen por una de sus cualidades. Los genios se hacen preguntas. Cuestionan las cosas. Ponen dudas sobre lo establecido. Mueven las creencias.

En otras palabras, son una molestia para la mayoría que prefiere vivir dejando las cosas como están.

Creo que hay un choque frontal y directo entre el genio y lo establecido. Y eso lo hace odioso, al menos al principio. No es gente delicada, que vive para agradar al resto. Al contrario. El real genio tiene en nuestros tiempos, supongo, un enemigo supremo, lo políticamente correcto.

Y esto me lleva a otra manera de entender al genio, viendo su opuesto, lo políticamente correcto. Esto es una posición mental que se sustenta en evitar discusiones, eludir preguntas y rehuir temas, para así minimizar posibles ofensas y herir sensibilidades en temas considerados delicados.

Temas como religión, sexo, ideologías, incapacidades, diferencias humanas, derechos sociales y otros más. En estos temas, lo políticamente correcto hace imposibles o difíciles las discusiones, aunque sean las más razonadas.

¿Se ve la oposición entre genio y lo políticamente correcto?

Es una de hacer preguntas, de cuestionar ideas establecidas. El genio es un espíritu inquieto que es curioso y tiene una cierta fascinación con ser impertinente e inoportuno. En cambio, el políticamente correcto es un espíritu cómodo y holgado, al que le molesta entrar en cuestionamientos y prefiere un suave caldo de reposo.

Curioso es un hecho por el que la apariencia de los papeles de ambos se invierte en muchos casos. Suele suceder que el genio es visto como atrasado, poco moderno, indeseable, mientras que al políticamente correcto es visto como actual, moderno, actualizado.

El resultado es una censura que detiene el progreso.

Ahora vayamos al genio que no lo es, pero logra aparentarlo. Éste es quien busca la originalidad por ella misma, sin dirección ni sentido y que cree que ser genial es ser escandaloso.

Este reta lo establecido por retarlo, sin base ni sostén. Es una especie de ruidoso en busca de celebridad. Confunde a la impertinencia del genio con el estrépito de la desvergüenza.

Finalmente, creo que genios hay y que lo que nos falta al resto es facilitarles su trabajo, hacerles posible sus realizaciones. Una de esas formas en estos tiempos es quitarnos de encima ese lastre de lo políticamente correcto.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.



1 comentario en “Genios y Censuras”
  1. Juan Jose Moreno Dijo:

    excelente





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras