Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Hollywood 2012: Sus Mensajes
Selección de ContraPeso.info
22 enero 2013
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


ContraPeso.info presenta una idea de R. J. Moeller. Agradecemos al Acton Institute el amable permiso de publicación. La idea central del escrito es encontrar significado en las películas más taquilleras del año pasado.

La lista de las veinticinco películas más taquilleras de 2012 (en todo el mundo) ha sido anunciada y creo que en su contenido hay algunas lecciones importantes que pueden aprender los defensores de la libre empresa, del gobierno limitado y de los valores tradicionales judeo-cristianos.

En primer lugar, vamos a echar un vistazo a los tipos de historias que atrajeron la mayor atención en 2012. Las primeras tres —Avengers, Dark Knight Rises y Skyfall— son todas películas de superhéroes y acción.

En su esencia, cuentos morales del “bien contra el mal”. Tratan sobre la búsqueda de la justicia y la defensa de los indefensos. Tienen que ver con el sacrificio, la lealtad y el amor.

Por supuesto, mucho se ha escrito y dicho sobre la franquicia de Batman de Christopher Nolan, y sus “polémicos” temas y tramas. (Por cierto, cada vez que la palabra “polémico” es utilizada por los principales medios de comunicación para describir una película popular, lo que realmente están diciendo es: “hay cosas en esto que no concuerdan con nuestra visión progresista del mundo”.)

En The Dark Knight Rises, vemos una vez más que cuando la gente mala hace cosas terribles, cuando la gente buena permanece en silencio y permite que la sociedad decaiga desde dentro, el resultado no es agradable. Nolan incluso trata, hasta cierto punto, la peligrosa mentalidad del populacho que se manifiesta cuando la lucha de clases se usa por quienes desean “destruir el sistema”.

La naturaleza caída de la humanidad es una realidad siempre presente en estas tres películas.

En Avengers, los celos rencorosos de un hermano joven (Loki) lo llevan a traicionar a su familia, el mundo que es su hogar y el planeta Tierra. La colección de héroes reunidos para combatir esta oscuridad oprimente no simpatizan uno con otro, tienen egos y prejuicios propios, pero se unen porque valoran la vida humana. Se dan cuenta de que la importancia de los talentos que les han sido dados pesa más que la “maldición” de la responsabilidad que ellos implican.

Incluso la ligeramente más sombría Skyfall es en parte un estudio de personajes y de lo que le sucede a un héroe cuando por fin empieza a fallar (y tal vez incluso fallar una o dos veces). Los motivos de James Bond son nobles, incluso si sus actividades extracurriculares no lo son.

También dentro de las primeras diez —después de unas semanas en los cines— está la adaptación al cine de The Hobbit, de JRR Tolkien, traída hasta nosotros por el mismo equipo que magistralmente creó la trilogía de El Señor de los Anillos hace una década.

Debe ser bien conocidos por todos los valores honorables, tradicionales, y bíblicos incluso, infundidos en los cuentos épicos de Tolkien.

A lo largo de esta lista de 25 éxitos hay películas que proyectan valores similares. No es el cine independiente, oscuro y pesimista, ni la próxima pesadumbre de Martin Scorsese lo que vende entradas como estas películas lo hacen.

Lo que me lleva a mi siguiente punto: hay dinero para ganar en la producción de películas de primera línea, convincentes, PG-13 (y, sí, películas clasificadas para un público cada vez más joven). Este no es, de ninguna forma, un descubrimiento revolucionario.

Pero teniendo en cuenta el grado de influencia que sabemos que Hollywood tiene sobre nuestros niños —e incluso, si somos honestos, en nosotros mismos— necesita reiterarse el punto de que “Usted puede obtener una ganancia haciendo un trabajo bueno, propio para familias”.

Esto es especialmente cierto a la luz de cómo tan pocos de nosotros, que defendemos los valores tradicionales, están en el negocio de hacer películas. Los conservadores y los libertarios pasan mucho tiempo y gastan mucho dinero en mítines y eventos y conferencias y libros de Ann Coulter, pero muy poco influyendo en la cultura.

Si tuviera yo dinero para gastar en la promoción de los valores y las ideas y políticas que yo creo que son los mejores para este país, puede usted apostar que iba a estar ocupado encontrando directores, escritores y productores talentosos que comparten esos valores.

No estoy hablando simplemente de producir propaganda a favor del libre mercado, o sólo de financiar películas que invocan un número predeterminado de veces el nombre de “Edmund Burke”. Estoy hablando de reconocer dónde estamos perdiendo las batallas ideológicas y culturales, y de entrar en la refriega donde la lucha es feroz.

Se supone que somos empresarios. Se supone que somos los que se preocupan por sociedades “libres y virtuosas”. Y lo somos. Sé que lo somos.

Pero hay una guerra más grande por los corazones y las mentes de los estadounidenses —especialmente los jóvenes— y estamos siendo derrotados por nuestra ausencia casi total de la industria del entretenimiento. Incluso, a pesar de los riesgos inherentes al hacer algo que la gente realmente vaya a ver y disfrutar, el no hacer nada —o casi nada— es inaceptable.

Mi último punto lo acarrean los dos primeros: incluso en “tiempos económicos difíciles”, la gente todavía va a ver películas. Este fue un gran año para las películas en la taquilla y una serie de cintas de calidad fueron lanzadas.

Hollywood se resiste a muchos de nuestros valores e ideas, pero sería tonto perder el mensaje aparecido en la pared sobre los tipos de películas que están ganando dinero (y con el impresionante éxito de pequeñas películas independientes, religiosas, como Fireproof).

Podemos y debemos hacerlo mejor para proyectar nuestra voz en la plaza pública. La oportunidad está ahí. Nuestras creencias y convicciones no sólo son mejores que las de la izquierda de Hollywood, también se necesitan ahora, por nuestro país, si es que tenemos alguna esperanza de cambiar las cosas.

Go West, young conservatives!

Nota del Editor

Hay más Ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Cine. También en ContraPeso.info: Educación.

Sobre la idea de que las películas “sanas” son realmente buen negocio, véase Valores Animados.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras