Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Leyes Eficientes
Leonardo Girondella Mora
31 octubre 2013
Sección: LEYES, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Una ley positiva —la emitida por un gobierno legítimo— debe tener ciertos rasgos deseables, como ser universal; como también tener una fuente superior de la que proviene y por medio de la que logra ser justa.

De entre todos los rasgos que debe tener una ley, quiero destacar uno en especial que me parece es con frecuencia olvidado —el de la eficiencia. Efectivamente, una ley debe ser eficiente y eso tiene sus razones.

• Eficiencia lograda por su claridad —las leyes confusas, vagas, incomprensibles, provocan eso mismo en quien debe obedecerlas. Esa incertidumbre repercutirá en mayor tiempo y costo de aclaración, teniendo así un impacto negativo el el bienestar del ciudadano.

• Eficiencia lograda por brevedad —las leyes demasiado extensas tienen el mismo efecto que la falta de claridad y, también, la misma consecuencia final de afectar el bienestar del ciudadano.

• Eficiencia lograda por un reducido número total de leyes —demasiadas leyes tienen el mismo efecto de crear confusión y, por eso, violaciones involuntarias de la ley, lo que como antes altera el bienestar del ciudadano.

• Eficiencia lograda por su posibilidad de ser cumplida u obedecida —las leyes que tienen propósitos imposibles de alcanzar se vuelven ineficientes por dedicar tiempo y recursos a una meta irrealizable o impráctica.

&&&&&

Con independencia de otros rasgos de la ley, el de ser eficiente en el sentido que he mencionado es algo en extremo deseable y, sin embargo, se sufren con frecuencia leyes ineficientes.

Un caso muy ilustrativo es el de la prohibición de consumo de bebidas alcohólicas —ineficiente por la imposibilidad de lograr su objetivo, como sucede en otras medidas prohibicionistas actuales, en especial la guerra contra las drogas.

En otros casos, menos extremos, la misma situación se repite en las limitaciones para fumar en bares y restaurantes —cuando se alteran los derechos de propiedad.

Un reporte de 2009 ha señalado que en los EEUU que el número de leyes (bills) se ha reducido —en 1948 pasaron 906 leyes por el congreso y fueron sólo 482 en 2006. Pero el número total de páginas legislativas anuales subió de algo más de 2,000 a 7,000 en la comparación de esos mismos años. En ese tiempo, la propuesta de reforma del sistema de salud tenía poco más de 1,000 páginas.

Un estudio de la Heritage Foundation de 2006 permite calcular que en la UE se han emitido entre 1973 y 2002 un promedio diario de 10 piezas legislativas.

En resumen, mi punto es simple y directo: cuando las leyes no son eficientes ellas se convertidas en un peso que altera el bienestar del país —un peso que para ser cargado requiere recursos y tiempo que podrían dedicarse a labores empresariales.

Y esa tendencia a emitir leyes ineficientes es una peculiaridad muy ligada al intervencionismo estatal —una prueba más de que este tipo de sistema tiene el defecto de frenar el desarrollo posible de los países. Es revelador el hacer notar que Noruega, Suecia, Dinamarca y el Reino Unido no pertenecen a la zona del euro.

Nota del Editor

Véase Fábrica de Leyes para el caso de la UE. Véase también, Exceso de Leyes.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras