Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Marcas y Monopolios y Bobadas
Eduardo García Gaspar
21 mayo 2013
Sección: ECONOMIA, FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Es parte del panorama político. Es una manera de ver las cosas económicas.

Es la mentalidad que piensa en las marcas globales.

Y pensando en ellas, las acusa de ser robos: ellas permiten que las multinacionales nos obliguen a comprar a precios caros productos que no necesitamos.

Más o menos, es eso lo que se escucha con frecuencia.

En un caso concreto y clásico: Coca-Cola, se dice, tiene un poder tal que obliga a la gente en el mundo a comprar sus productos a precios elevados, con poder monopólico y multinacional.

Puede ser esa empresa, o la que usted quiera, como McDonald’s. La idea es relativamente común y merece ser vista con detenimiento.

Una ilustrativa instancia de este modo de pensar es el siguiente (tomado de buenastareas.com):

“… las multinacionales respecto al monopolio son aquellas que tienen un gran poder sobre un mercado o producto, estas empresas tienen el monopolio de productos debido a que son marcas establecidas, conocidas mundialmente como sellos públicos, de buena calidad o simplemente menos desconfiables que otros menos nombrados, esto produce que los compradores tiendan a adquirir con mayor frecuencia y en mayor cantidad los productos de estas empresas, así la demanda va aumentando y aprovechando esta situación las empresas multinacionales aumentan el precio de sus productos opacando así la competencia y beneficiándose ellos mismos, aún así, con este aumento de precios, los compradores siguen obteniendo estos productos sin importar su precio lo que hace que estas se establezcan mejor y se vayan conociendo más, teniendo más capital para seguirse extendiendo y publicitándose crecidamente…”

Con independencia de preguntarse cómo puede ser una buena tarea algo escrito de esa manera, ésa es la mentalidad a la que me refiero. Veámosla.

¿Marcas establecidas son igual que monopolios? El más mínimo conocimiento de Economía indica que hay una inexactitud severa.

Una marca establecida, conocida, mundial, popular, no es un monopolio, a menos que ella sea un único oferente de un bien con escasa posibilidad de sustituirse. Para entendernos, Coca-Cola no es un monopolio, pero Pemex sí lo es.

¿Marcas establecidas son de buena calidad? Sí, en lo general e interpretando calidad como satisfacción de preferencias. Esas marcas pueden establecerse en buena parte por preferencia de sus consumidores.

Y algo poco conocido, la marca, su nombre, es una herramienta de reconocimiento que es útil al consumidor. Sabe él que entrar a un McDonald’s encontrará lo que espera.

¿Aprovechando su popularidad las marcas obligan a la gente a pagar altos sus precios? Pueden intentarlo, pero no tienen gran margen de maniobra si es que hay competencia.

Coca-Cola no tiene tanto poder como Pemex pasa subir precios. La razón es simple: hay bienes sustitutos de Coca-Cola, pero no de Pemex en México. Usted puede comprar Pepsi-Cola, pero no Exxon. Es un mito lamentable creer que tienen ese poder.

Hay una faceta que suele no considerarse, la naturaleza del monopolio. El caso claro es el mencionado, Pemex. No hay duda. Esa empresa es la única que vende gasolina en México. Nadie más puede hacerlo. Y no hay sustituto sencillo de la gasolina.

Tomemos ahora Coca-Cola, la que es un monopolio en otro sentido: nadie más puede producir esa marca, que es propiedad de su empresa. Ni usted ni yo podemos fabricar un refresco que se llama así.

Por eso es delito producir bienes piratas, con marcas de las que uno no es propietario. Es la misma clase de monopolio que tiene el autor de un libro sobre su obra. ¿Quiere usted ese libro? Se puede, basta comprarlo.

Decía Murray Rothbard (1926-1995), un economista fuera de serie, que no es un crimen no saber de Economía, porque ella es al fin y al cabo una ciencia especializada, pero que lo que sí es un crimen irresponsable es tener opiniones chillonas sobe temas sobre lo que se es ignorante.

Este es uno de ellos. Digo, porque confundir monopolio con una marca establecida debe ser un récord de ignorancia.

Finalmente, las multinacionales son tan imperfectas como el resto de nosotros y, por supuesto, los gobernantes. No hay perfección en este mundo y esas ideas sobre los monopolios y marcas son un claro ejemplo.

Post Scriptum

Más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Bobadas y también en ContraPeso.info: Monopolios.

Cuuando intento hacer aclaraciones como la anterior, suele casi sin excepción decir alguien que soy un defensor insensible del neoliberalismo salvaje e inhumano… no es para tanto, sólo intento ser razonable y buscar la verdad.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras