Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Píldora y Menores de 14
Selección de ContraPeso.info
6 junio 2013
Sección: LEYES, Sección: Asuntos
Catalogado en: , , ,


ContraPeso.info presenta una idea de Max Silva Abbott, Doctor en Derecho y Profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad San Sebastián, en Chile. Agradecemos a Análisis Digital el amable permiso de publicación.

La idea central del escrito, publicado originalmente el 30 de mayo de 2013, es examinar un nuevo reglamento del Ministerio de Salud en ese país.

El 28 de mayo entrará en vigencia un reglamento del Ministerio de Salud que entre otras cosas, autoriza la entrega de la píldora del día después a menores de 14 años, sin conocimiento ni autorización de sus padres, y negando el derecho de objeción de conciencia para el facultativo a quien sea solicitada.

La medida resulta claramente inconstitucional, por varios motivos que se exponen brevemente:

1)    Se aduce que esta medida se funda en la igualdad ante la ley, a fin de tratar sin diferencias a cualquier mujer. Sin embargo, la ley debe tratar igual sólo a las situaciones semejantes.

Aquí claramente no lo son, pues intervienen menores de edad, que con razón, están impedidos para realizar casi cualquier actuación sin ser autorizados o incluso representados por su representante legal (usualmente, sus padres): comprar cigarrillos o alcohol, u obligarse en virtud de actos o contratos, por ejemplo.

De este modo, la medida aquí adoptada resulta absolutamente contradictoria con el resto de nuestro sistema jurídico;

2)    Tener relaciones sexuales con un menor entre 14 y 18 años sin su consentimiento, constituye delito de violación o estupro, dependiendo del caso, y si no ha llegado a los 14 años, siempre es violación, aunque haya consentido libremente (arts. 361, 363 y 362 del C. Penal, respectivamente).

Así, en el caso de las menores de 14, el facultativo está obligado a denunciar el hecho, so pena de ser considerado encubridor del delito;

3)    Se viola el derecho de los padres a educar a sus hijos, mediante una intromisión inaceptable del Estado en esta materia, que además, coloca a los hijos en contra de sus padres;

4)    Se desconoce el esencial derecho de objeción de conciencia del facultativo, fundamental en todo sistema democrático, máxime en un tema tan delicado como este, pues hasta la fecha, no se ha demostrado con total certeza que la píldora no pueda ser abortiva en algunos casos; y finalmente,

5)    Esta medida sólo incentiva la promiscuidad, con todos los problemas afectivos y de aumento de enfermedades de transmisión sexual de sobra conocidos.

En consecuencia, por estas y otras razones, el reglamento del Ministerio de Salud es una norma claramente inconstitucional y totalitaria.

Nota del Editor

La situación específica del reglamento al que se refiere Silva Abbott es un caso que ilustra las consecuencias del intervencionismo moral, cuando el gobierno define lo que es bueno y lo que es malo (sin que exista un principio moral superior que lo justifique).

Entre las consecuencias están las contradicciones, como la de menores a quienes se prohibe beber, fumar y conducir autos, al mismo tiempo que se incentiva su actividad sexual a una edad en la que se juzga que aún no pueden votar, ni celebrar contratos.

Hay más ideas en ContraPeso.info: Intervencionismo Moral.

Hay otra noticia similar, la de condones gratuitos por correo a menores tímidos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras