Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¿Qué es Perspectiva de Género?
Leonardo Girondella Mora
26 julio 2013
Sección: Sección: Análisis, SOCIEDAD
Catalogado en:


La frase “perspectiva de género” es usada con frecuencia —la mayoría de las veces dentro de un tono políticamente correcto, de algo que suena bien y debe usarse.

La definición de perspectiva de género, sin embargo, tiene buenas dosis de vaguedad —lo que merece ser examinado.

Un ejemplo de esa vaguedad es la definición que da el Instituto de las Mujeres del Gobierno de la Ciudad de México:

“Al hablar de la perspectiva de género suele asociarse con un asunto de mujeres. Sin embargo, es un concepto mucho más amplio que alude a la necesidad de acabar con las desigualdades de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres”.

Se trata entonces de sólo una forma de expresar los esfuerzos para igualar derechos entre hombres y mujeres.

En Wikipedia, el concepto es definido con mayor amplitud:

“La perspectiva de género es una categoría analítica que acoge a todas aquellas metodologías y mecanismos destinados al «estudio de las construcciones culturales y sociales propias para los hombres y las mujeres, lo que identifica lo femenino y lo masculino» que supone la existencia de una desigual distribución de poder entre géneros en todas las clases sociales”.

Otra forma de decir lo mismo. Perspectiva de género es una manera de hacer análisis sociales y culturales, enfocado a encontrar desigualdades de poder entre hombres y mujeres.

En otra parte, la perspectiva de género es entendida así:

“La perspectiva de género opta por una concepción epistemológica que se aproxima a la realidad desde las miradas de los géneros y sus relaciones de poder”.

De nuevo, el elemento “poder” incluido en una forma de analizar las cosas desde la posición de hombres y mujeres.

Quizá la mejor definición de perspectiva de género es la de Aciprensa, que dice:

“La perspectiva de género emerge como una categoría de análisis de la realidad social y política a fines del Siglo XX y comienzos del Siglo XXI. De contornos difusos y ambiguos, podemos decir que, centralmente, supone una antropología que considera que lo femenino y lo masculino son dimensiones de origen cultural en el ser humano, quitando toda relevancia al dato biológico. De esta forma, la perspectiva de género sería una clave de interpretación de la sociedad que pretende discernir y denunciar los condicionamientos culturales que oprimen a la mujer y a su vez, que promueve iniciativas para liberar a la mujer de esos condicionamientos”.

&&&&&

De estos y otros materiales, es posible encontrar los siguientes elementos de la perspectiva de género:

• Es una metodología de análisis de fenómenos sociales, culturales, humanos, históricos, morales, religiosos y demás.

• Su punto de partida es la existencia de diferencias indebidas entre hombres y mujeres —las que siempre muestran a la mujer en un plano inferior.

• Esas diferencias están dadas en la dimensión del poder —las mujeres tienen menos poder que los hombres.

• Las diferencias de poder deben ser eliminadas y eso puede hacerse combatiendo todo lo que oprime a la mujer y le dé poder —incluyendo cambios a la formas de pensar de las propias mujeres.

• Es una visión dialéctica, es decir, sustentada en la oposición de contrarios y la superación de esa oposición. Presupone como contrarios y opuestos al binomio hombre-mujer, al que coloca en un escenario de lucha por el poder.

• Lleva implícito un programa de actividades que lograrán resolver ese conflicto de poder —como el uso de anticonceptivos, la legalización del aborto y otros similares que pueden clasificarse como progresistas.

• El centro mismo de la perspectiva de género está en la creación de esa palabra, “género” y el significado que se le ha dado.

En resumen, para la perspectiva de género el sexo de las personas debe entenderse como meramente biológico y físico y nada más que eso, lo que da dos opciones solamente, o se es mujer o se es hombre.

En cambio, según esa perspectiva, el género se refiere a otras facetas del ser humano, más allá de lo biológico del sexo —a facetas humanas de sus funciones, responsabilidades y roles dentro de una sociedad y que han sido asignadas de acuerdo con su sexo físico.

La idea puede entenderse mejor al ver que la perspectiva de género reprueba roles familiares, como el del ama de casa que educa a sus hijos y el del hombre que provee a ese hogar.

Según la perspectiva de género, hay opciones múltiples de manifestación de su sexo, todas ellas válidas —como homosexualidad y lesbianismo.

Incluso, la perspectiva de género intenta rehacer cuentos infantiles en los que “los conflictos se solucionan a base de cortar la cabeza al ogro o hundir a la bruja en el pozo…” —también en los que se evite “Caperucita cuidadora, Blancanieves limpiando la casa de los enanitos adultos, cenicienta esperando que su pie quepa en el incómodo zapato de cristal, la bella durmiente soñando pasiva la salvación del beso…”

&&&&&

La perspectiva de género, en resumen, adopta la apariencia de metodología de investigación para probar que necesariamente existen diferencias de poder que deben remediarse —presupone antes de analizar, supone antes de encontrar.

Es parcial en otro sentido, el de reducir toda diferencia a la dimensión de poder —sin definir a éste, e ignorando distintas dimensiones de las muy diversas ocupaciones y mentalidades.

Comete un error común en otras ideologías, el de forzar la clasificación colectiva en dos grupos antagónicos por naturaleza —lo que crea un problema que debe resolverse, sin considerar jamás decisiones personales e individuales.

Con apariencia científica y analítica presenta una agenda de cambios y modificaciones realmente ambiciosa —como redefinición de familia y matrimonio, aprobación de aborto, ejercicio libre de la sexualidad y, en general una rotura con lo que considera tradicional.

Addendum

Mi intención al presentar lo anterior ha sido encontrar el significado de lo que ha sido llamado perspectiva de género, explicarlo de manera comprensible y, sobre esa base realizar una breve evaluación.

He encontrado un concepto flojo y escasamente objetivo —uno que contiene una agenda de cambios sustanciales en la sociedad y que usa un disfraz científico para sustentar esos cambios.

Como ciencia o método de análisis tiene muy poco —parte de una premisa que quiere probar a toda costa forzando la agrupación de personas en dos grupos enemigos que luchan en una sola dimensión de poder. Es demasiado reduccionista y eso la lleva a situaciones que llegan a lo cómico, como la reescritura de cuentos infantiles.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Feminismo.

En lo personal me llama la atención un fenómeno político que es universal, la adopción más o menos inmediata de conceptos políticamente correctos por parte de los gobernantes. En este caso, necesitará mucho valor un gobernante para decir que no está de acuerdo con la perspectiva de género.

Por ejemplo, en el sitio de la presidencia mexicana se habló del recién emitido plan nacional de desarrollo:

“El Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 es el primer plan que: Considera una perspectiva de género en el diseño e implementación de todos los programas de Gobierno”.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras