Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Religiones Perturbadas
Leonardo Girondella Mora
13 noviembre 2013
Sección: RELIGION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


“…la fe religiosa promueve la violencia humana a un nivel asombroso. La religión inspira la violencia en al menos dos sentidos: (1) a menudo las personas matan a otros seres humanos porque creen que el Creador del Universo quiere que así lo hagan… (2) Un número cada vez mayor de personas se encuentran inclinadas hacia el conflicto religioso, simplemente porque su religión constituye el corazón de sus identidades morales”. Sindioses.org

Mucho del fondo de las críticas a la religión tiene una causa central —la confusión entre una religión y las patologías de su implantación.

Claramente existen creencias religiosas opuestas a todo concepto religioso, al igual que hay creencias religiosas que se han distorsionado en ocasiones —y ninguno de esos dos casos realmente tratado abiertamente.

La acusación estándar es que toda religión es patológica en algún sentido —que es lo que me propongo tratar en los puntos que siguen:

• Es una posibilidad real encontrar religiones que en sus creencias y prácticas muestran una patología clara e innegable. Hay otra posibilidad real, la de religiones que siendo sanas en sus creencias, en ocasiones han aplicado éstas de manera equivocada.

• En el caso de una religión perturbada desde su mismo origen están las que sostienen creencias que van en contra del valor de la persona y su propia vida, sean o no sus fieles. Es el caso de religiones que creen en el sacrificio humano, en la existencia de humanos superiores e inferiores.

• Otra posibilidad de religión perturbada es la que desprecia la vida humana creyendo en dioses que juegan con ella a su capricho.

• Las religiones que pueden llamarse eso, religiones, tienen en común una creencia alta en la vida humana, la vida de todos —incluso de aquellos que no son sus fieles. Sus creencias y principios, en este sentido, establecen una precondición del trato a los demás: todos valen igual, todos son respetables.

• Los incidentes de aviones estrellados contra edificios, autos-bomba explotados en iglesias, torturas y asesinatos a ministros de otra religión, insultos oficiales a otros creyentes, discriminación legal a fieles de una religión no oficial, castigos legales a los conversos y otros similares, muestran una de dos posibilidades.

Una es la posibilidad de una religión distorsionada desde su mismo origen, por causa de sus creencias contrarias a la persona humana —o bien, la posibilidad de que sus creencias hayan sido entendidas erróneamente y hayan sido aplicadas de esa manera tan perturbada.

• Otra manera de distinguir entre la religión y sus posibles patologías es la legitimación de la violencia: cuando la religión misma valida a la violencia y la hace parte central de su credo, no puede ella realmente llamarse religión.

Es decir, puede entonces llamarse religión a la que reprueba la violencia —y por ende, valora la vida ajena de todos, incluyendo sus libertades.

• Quizá por lo anterior pueda concluirse que una religión sólo puede serlo cuando sus creencias incluyen y respetan la libertad religiosa de todos —manifestada realmente en la posibilidad de convertirse o renunciar a esa religión sin que haya consecuencias derivadas de actos violentos de otros.

&&&&&

Mi propia conclusión es que existen dos posibilidades reales de distorsiones religiosas:

1. La de la religión que es sus creencias de manera inequívoca deifique la violencia en contra de otros —especialmente los que considera infieles o no pertenecientes a ella.

2. La de la religión que sus creencias hayan sido interpretadas erróneamente como justificantes de violencia en contra de infieles.

Y, además, puede usarse un criterio para diferenciar casos de religiones perturbadas o de creencias distorsionadas —el respeto a la libertad de creencia, especialmente con respeto a quienes son de otras religiones.

Es demasiado temerario e inexacto el calificar a todas las religiones en todo momento como inspiradoras de violencia. La realidad es más compleja que eso —lo que espero haber demostrado razonablemente.

Nota del Editor

Véase, sobre el tema, Sí, Hay Guerras Religiosas.

Creo oportuno agregar otra consideración, la de que una religión que se precie de serlo realizará esfuerzos misioneros entre los no creyentes, y que la religión “perturbada” impedirá esos esfuerzos por medios violentos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras