Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Sí, Hay Leyes Económicas
Leonardo Girondella Mora
24 enero 2013
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


La realidad de la existencia de principios o leyes económicas es chocante para muchos —en lo que sigue examino con brevedad la serie de opiniones que se rebelan en contra de las leyes económicas.

• Suele decirse que una ley económica no es igual a una ley física —que no puede equipararse una Ley de Gravitación con una Ley de Demanda.

Hay buena razón en eso, una ley física o química puede reproducirse y probarse en un laboratorio, con experimentos controlados —pero una ley económica no se comprueba con tanta facilidad, ni permite comprobaciones experimentales tan sencillas.

Sin embargo, no puede decirse que no existen esos principios económicos —como el de que bajo condiciones constantes, una reducción de precios tiene a producir aumentos en la cantidad demandada. Esos es producto de observaciones inobjetables.

Por mi parte, lo siento, pero esas leyes existen e ignorarlas tiene un costo que producirá daños —un régimen proteccionista, por ejemplo, tenderá a elevar precios internos y fomentará contrabando.

• Suele decirse que las leyes económicas vienen de los seres humanos, que ellos las crean —y hacen eso para favorecer a unos y perjudicar a otros. Es decir, que las leyes económicas son una invención humana artificial que busca beneficiar a algunos y dañar al resto.

No, las leyes económicas describen principios bajo los que actúan los seres humanos en todas partes —no son inventadas, son descubiertas. Describen una realidad, como cuando la elevación de precios de un cierto producto mueve a más a convertirse en oferentes de ese mismo producto.

Describen comportamientos humanos bajo ciertas condiciones, como cuando un seguro de desempleo tienden a prolongar el tiempo sin empleo de quienes lo reciben. Son como la explicación de tendencia de comportamientos humanos bajo ciertas condiciones que incentivan o no ciertas conductas. No son inventadas artificialmente.

• Se dice también que las leyes económicas matan a millones, especialmente en países pobres —lo que lleva a concluir que esas leyes deben ignorarse y así se evitarán tantas muertes.

El razonamiento no se sostiene, porque es precisamente el ignorar a las leyes económicas lo que produce pobreza y daño a millones —es precisamente en los lugares en los que esas leyes se ignoran en los que hay más miseria y viceversa.

Es lo mismo que sucede cuando no se respetan otras leyes que aplican al Universo en el que se vive —desafiar a las leyes físicas dañará también a las personas. Ignorar a la ley de la Gravedad producirá muertes y daño, lo mismo que ignorar que la oferta y la demanda forman precios naturales.

• Por último menciono un argumento de índole emocional —que está muy bien representado en un comentario enviado a esta página hace ya tiempo:

Ninguna riqueza en el mundo es inocente, las empresas que se acogen a esas leyes asesinan campesinos, líderes sindicales, indígenas, niños por efecto del hambre en los barrios marginales y todo con la conciencia tranquila, ellos simplemente patrocinan grupos al margen de la ley y  pagan todos los días para que el conflicto jamas se acabe. Así logran minimizar el costo en materias primas, sacar el mayor margen de utilidad y vender a precio de oro la estupidez que en la vitrina exhiben.

No pretendo convencer de lo contrario a alguien que así piense —sería una misión absolutamente imposible, pero sí pretendo examinar lo que allí intenta decirse.

En otras palabras, las personas aprovechan esas leyes económicas para dañar severamente a otros, víctimas inocentes —especialmente se busca obtener recursos baratos sin atender al daño que hacen.

La opinión mezcla dos terrenos que conviene separar.

Por un lado, las leyes económicas sí enfatizan la conveniencia de la reducción de precios o costos —ello produce beneficios a todos, productores y consumidores. No hay mucho más que agregar a esto. La Economía es una ciencia que explica la conducta humana en el campo de los intercambios de bienes y servicios.

Pero criticar a la Economía por conducta inmorales es tan absurdo como criticar a la Química porque sus conocimientos son usados para construir bombas terroristas —el comportamiento humano tiene un componente moral o ético, que no es de la incumbencia de la Economía.

Es un error criticar a las leyes económicas por fallas morales.

Todo lo que intenté hacer es un repaso corto a algunas de las críticas más comunes que se hacen a la noción de las Leyes Económicas —examinando su fortaleza.

Nota del Editor

Hay más ideas en ContraPeso.info: Economía. Suele muchas veces decirse que la Economía es en realidad el estudio de la conducta humana en relaciones de intercambios, lo que la hace un estudio de los incentivos que provocan esos intercambios. Véase la gran idea de Landsburg en Zanahorias Universales.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras