Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Tiempo Libre: Definición y Riesgos
Leonardo Girondella Mora
19 septiembre 2013
Sección: Sección: Asuntos, SOCIEDAD
Catalogado en:


El concepto del “tiempo libre” ha producido una cierta inquietud —la suficiente como para la existencia de sugerencias sobre el uso de ese tiempo libre.

E incluso para la intervención estatal en este campo:

En el marco de la Undécima Reunión Internacional de Expertas y Expertos en Encuestas de Uso del Tiempo y Trabajo No Remunerado, la funcionaria federal [Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres] explicó que para muchas mujeres, la idea de utilizar su propio tiempo libre en algo que les guste o les interese resulta extraña porque simplemente no cuentan con éste”. Inmujeres.gob.mx

Es impresión mía que la noción entera de tiempo libre merece ser explorada —para comprenderla con más amplitud que la usual. Esto es lo que intento hacer en lo que sigue:

• Tiempo “libre” supone la idea de la existencia de otro tiempo “no libre” —un tiempo de obligación y deber, como el de trabajar para el sustento propio; o el de estudiar para la escuela.

Su esencia está bien explicada en el contraste que se da en dos posibles situaciones —una la de “tengo que” y la otra la de “no tengo que”. Por ejemplo, una persona en su tiempo libre puede decidir ir al teatro no, es decir, no tiene que ir; en cambio los actores de la pieza, sí tienen que actuar en el teatro.

• Una buena palabra es la de “ocio” para describir el tiempo libre, junto con todos sus equivalentes, como descanso, asueto, holganza, vacación, recreo. Lo que hace entender al tiempo libre como uno en el que la persona decide qué hacer sin que ella reconozca obligaciones.

La dualidad entre trabajo/obligación y tiempo libre es la manera usual de comprender la naturaleza de este último, cuando la persona puede definir su situación como una en la que no tiene nada obligatorio que hacer —y por eso, puede ella decidir acciones sin obligaciones.

• Existe la mentalidad que hace equivaler al tiempo libre con diversión, entretenimiento, solaz, esparcimiento —a lo que se le da connotaciones de alegría, gusto, placer. Tener tiempo libre, por esta razón, es en lo general una meta ambicionada, especialmente por quienes trabajan.

La meta ha sido cumplida en proporciones crecientes al reducirse las jornadas de trabajo y ampliarse el número de personas que tienen tiempos libres impensados en tiempos pasados —un efecto del gran aumento de la productividad.

• Ha sido creado un contraste opositor que coloca al tiempo libre en un plano positivo y al trabajo en uno negativo —un efecto no bienvenido que hace pensar en el trabajo como algo indeseable que no proporciona satisfacción alguna, un efecto colateral muy indeseable.

O sea, la actitud frente al esfuerzo que requiere el trabajo es negativa —el trabajo tiende a ser repudiado sin entender las satisfacciones que produce y que obviamente existen. En el trabajo hay realizaciones humanas que benefician a todos, pero que la obsesión con el tiempo libre ignora.

• También, ha sido ignorado el potencial del tiempo libre al considerarlo sólo un centro de diversión alejado de la idea de la mejora personal —un efecto indeseable producido en parte por la educación que coloca casi todo su énfasis en la preparación para el trabajo, pero no en la superación personal.

Mi conclusión hasta aquí es el querer poner sobre la mesa el riesgo que existe al valorar de más al tiempo libre y dar importancia escasa al trabajo. Este riesgo tiene dos facetas:

1. Retirar del trabajo su potencial de realización personal y la satisfacción que acarrean los logros laborales —el riesgo de perder el sentido del trabajo y llegar a aborrecerlo.

2. Considerar al tiempo libre sólo como una oportunidad de ocio sin potencial de realización personal, ni de logros que él pueda traer —el riesgo de un tiempo libre sin elementos de aspiración personal.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras