Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Trabarbata, Sueralibrio
ContraPedia ContraPedia
12 febrero 2013
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Trabarbata

Una prenda tan útil como la corbata no ha escapado a los adelantos de la técnica y goza ahora de una gran adición, la trabarbata, que es la pequeña porción de tela, especie de cinta, colocada en la parte posterior ancha y por donde se introduce la parte delgada, evitando así el ridículo de portar ambas partes separadas, lo que es considerado un error en los cánones de elegancia.

En su reciente Historia de la Corbata, su autora, Trementine Tripura, señala que la trabarbata fue muy posiblemente inventada durante algunas de las partidas de póquer a las que tan aficionado era Lord Sandwich y debido a las cuales desarrolló lo que ahora conocemos como sandwich, lo que le permitía seguir jugando sin necesidad de suspender la partida.

Pues bien, un amigo de Lord Sandwich, de nombre James Saint-Hertsfodishire Esq. tuvo un pequeño percance y manchó su corbata con la mostaza en la mesa, esto es, manchó la parte delgada de su corbata pues a la parte ancha había tenido cuidado de sujetarla con el brazo; este suceso, después de las tremendas carcajadas del grupo de amigos, originó en uno de ellos la idea de un broche que pegara la corbata a la camisa y con eso evitara sucesos como el de la mancha de mostaza.

Pero fue el Barón de Khrstuny, quien se encontraba de visita de Londres, quien dijo negarse totalmente a vestir un broche igual que las damas de su natal Tul´chin, en Mongolia, lo que le llevó a hacer una apuesta con el grupo diciendo que inventaría un remedio a ese problema sin necesidad de usar broches.

Fueron cruzadas cuantiosas apuestas a favor y contra de esa invención y el barón recibió la imposición de regresar a los dos años con el dichoso invento, cosa que hizo produciendo la ahora conocida trabarbata.

Debe señalarse que la trabarbata, desde ese entonces, en el siglo XIX, se ha mantenido prácticamente sin cambios importantes. Tal fue el ingenio del Barón de Khrstuny, quien no quiso patentar su invención creyendo que existen cosas tan importantes en la vida de un caballero que deben ser dejadas al dominio público sin utilidad ni beneficio.

 

Sueralibrio

Esta palabra hace referencia al conjunto de movimientos corporales que hacen los pacientes ya internados en un hospital cuando ellos caminan por sus pasillos llevando el poste con ruedas del que cuelga la botella de suero al mismo tiempo que con la otra mano intentan tapar la apertura de la bata de hospital que inhumanamente les obligan a llevar.

En efecto, como se puede constatar, los hospitales hacen que sus pacientes vistan unas batas amorfas, que tienen una apertura total en su parte trasera, lo que hace fácil poder observar en demasiadas personas partes de una anatomía que rara vez pueden ser interesantes.

El asunto ha sido sujeto de diversos estudios, entre los que destaca la propuesta de colocar la apertura en la parte delantera, misma que fue rechazada unánimemente por la ONU en una reunión reciente. Aunque, debe decirse, la misma ONU declaró un derecho humano el evitar la humillación de usar tales prendas.

También ha sido propuesto el uso de pijamas normales, o bien camisones ortodoxos, lo que fue implantado en forma experimental en el Hospital Santo Bombo de Bobo, Mississippi, lo que ocasionó un pequeño revuelo en la población al comprobarse que la cadena de tiendas de ropa interior, Love ain’t Blind, pagó una cantidad indeterminada al hospital para que sus pacientes llevaran pequeños negligés y eso ocasionó que una paciente enferma del estómago fuera objeto de una operación de cirugía plástica de emergencia.

Las propuestas continúan como una acción constante del organismo no gubernamental Sueralibrium International, que considera un acto de inhumanidad y contrario a los derechos humanos el hecho de que los pacientes tengan que humillarse mostrando sus vergüenzas posteriores al mismo tiempo que se pasean por los pasillos de los hospitales.

Esta organización ha empleado por lo pronto los servicios del Dr. Ludovicus Lucius para lograr que a los pacientes, al menos, les importe un bledo mostrar su anatomía.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras