Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Culpables por Costumbre
Leonardo Girondella Mora
26 agosto 2014
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en:


Es una costumbre establecida culpar de todo al enemigo tradicional —y una de las separador.001instancias generales es decir que las crisis económicas son causadas por el capitalismo.

Si se toma, como ejemplo, la crisis de 2008-09, en los EEUU, la retórica habitual apunta que ella fue causada por un exceso de liberalismo económico, por falta de regulación de loe mercados, por codicia privada, por un gobierno retraído y débil.

Esa opinión, proverbialmente ofrecida sin demostraciones, sostiene que la crisis económica fue causada por la aplicación irrestricta de una política económica liberal —cuyo propósito es debilitar a los gobiernos en beneficio de intereses privados oscuros.

¿Es cierta esa opinión? La pregunta tiene una respuesta razonable en el reconocimiento de los actores centrales de la crisis en los EEUU —que fueron los siguientes:

• No hay duda de que hubo conductas deshonestas, codicia excesiva, imprevisión de riesgos, escándalos y fraudes en el sector financiero privado —acciones que empeoraron la crisis, pero que no fueron la única causa. La construcción de la crisis requirió de las contribuciones significativas del sector público.

• No hay duda de que Fannie Mae y Freddie Mac tuvieron un papel claro. Dos empresas estatales —government-sponsored— que recibieron apoyos y fomentos durante más de un gobierno con el propósito de relajar las condiciones de otorgamiento de hipotecas, tan relajadas que sus riesgos crediticios fueron calificadas de baja calidad —subprime.

• No hay duda de que el banco central de los EEUU —la FED— implantó una política monetaria, durante buen tiempo, que fue suelta. Esta relajación monetaria produjo lo que debía, una expansión crediticia por encima del nivel natural, muy fácil de percibir en el sector de hipotecas inmobiliarias.

La acusación rutinaria de que la crisis de 2008-09 fue causada por la ausencia de regulación gubernamental, por la debilidad estatal, no tiene solidez alguna —y en realidad hay buena indicación de que se trata de lo opuesto: el gobierno de EEUU es tan fuerte como para alterar mercados llevándolos a situaciones de gran riesgo.

En esta crisis, distorsionó tasas de interés, condiciones de crédito, produciendo elevación de riesgos crediticios y un boom artificial del mercado inmobiliario habitacional.

&&&&&

Con la crisis europea, la asignación usual de culpabilidad fue repetida de nuevo: es una crisis del capitalismo y la globalización, que señala la conveniencia de implantar sistemas mayores de control gubernamental.

La crisis europea, en realidad, es una crisis de deuda pública llevada a niveles que hacen imposible pagarla —otro caso de gran poder estatal para convertirse en un deudor tan grande que pone en riesgo a otras naciones y muchos bancos.

Lo mismo sucede en otro caso, el de México, donde partidarios del intervencionismo estatal han alegado que la causa del pobre desempeño económico del país es responsabilidad de la aplicación amplia de políticas liberales que han debilitado a los gobiernos.

Todo es como una especie de usos y costumbres culturales entre partidarios del intervencionismo estatal —como una especie de reacción automática frente a cualquier problema económico, cuya culpa es siempre capitalista y cuya solución es siempre socialista.

Addendum

En Neoliberalismo en México, examiné el caso mexicano de manera más analítica.

Nota del Editor

En ContraPeso.info: México no es Liberal, hay una colección de ideas que trata en tema.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras