Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Desigualdad de Ingreso: Causas
Leonardo Girondella Mora
17 junio 2014
Sección: ECONOMIA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Hay diferencias significativas en los ingresos de las personas, fácilmente vistas en la usual separador.001comparación entre el salario del obrero fabril y el gran ejecutivo de un banco.

O entre el empleado de un comercio y el propietario de una gran empresa —comparaciones que suelen ser interpretadas como injusticias, o al menos como indebidas.

En lo que sigue trato el tema de las desigualdades de ingreso, con la intención de añadir un poco de sentido común a un tema que produce más emotividad que reflexión.

Entre el mayor y el menos ingreso, en una relación de empleado-empleador, cuando se comparan esos ingresos, pueden encontrarse muy grandes diferencias —muchas veces juzgadas de escandalosas.

Esta comparación es llamativa, pero irreal porque deja de considerar todos los casos intermedios de ingresos menos bajos y menos altos. Incluso a veces se confunde ingreso con capital propio haciendo aún más engañosa la comparación.

Es una realidad que los ingresos de las personas varían —lo que es inevitable y depende de elementos como los siguientes.

• A mayor oferta de trabajo, menor ingreso del trabajador —y viceversa, a menos oferta de trabajo, mayor ingreso del trabajador.

• A menor demanda de trabajo, menor ingreso del trabajador —y viceversa, a mayor demanda de trabajo, mayor ingreso del trabajador.

• Los dos principios anteriores aplican en diversos sentidos dependiendo del tipo de trabajo ofrecido: profesiones demandadas y con pocos profesionales del ramo tenderán a lograr altos ingresos.

Y lo contrario: profesiones poco demandadas y con muchos profesionales del ramo tenderán a tener bajos ingresos.

• La preparación —años de estudio y experiencia— para una profesión tienen a elevar el ingreso, en mucho dependiendo de la demanda de cada tipo de preparación.

• El capital utilizado que aumenta la productividad del trabajador y lo hace más productivo tenderá a elevar los ingresos personales —cuando el trabajador tiene la capacitación para usar esa tecnología.

&&&&&

Los ejemplos aclaran los principios anotados antes.

• Los empleados de comercios tenderán a tener ingresos bajos: muchos pueden realizar el trabajo, no requiere más que escolaridad básica —aunque dependiendo de la expansión de las inversiones, la demanda de este trabajo puede crecer y elevar los salarios.

• Trabajadores encargados de la limpieza de un edificio tenderán a tener ingresos bajos: muchos pueden realizar esa tarea y no requiere preparación profesional.

• Médicos muy especializados, por ejemplo, tenderán a tener ingresos superiores a los de enfermeros: son reducidos en número, su especialidad tiene demanda.

• Personas con cualidades físicas valoradas, como deportistas hábiles, tenderán a tener mayores ingresos que deportistas sin esas cualidades.

• Personas con gran preparación académica tendrán ingresos diferentes dependiendo de su área de especialización —haciendo que, por ejemplo, un doctor en física tienda a tener un ingreso mayor que un doctor en literatura medieval.

&&&&&

Lo anterior puede resumirse usando el concepto de valor subjetivo —la idea de la Escuela Austriaca de Economía: tanto el comprador como el vendedor de trabajo aprecian los valores ofrecidos y demandados de manera distinta y esto es lo que produce ingresos diferentes.

• Valoración del empleador. Las personas con habilidades valoradas por los empleadores tenderán a tener ingresos superiores a las personas con habilidades menos valoradas por el empleador —sus ingresos se elevarán conforme menos personas de esas existan y más valoradas sean sus habilidades.

• Valoración del empleado. También el trabajador hace su valoración del trabajo ofrecido —de su empleador— y aceptará un ingreso dependiendo de ese juicio. Son valoraciones que incorporan elementos como: ingreso, estabilidad, calidad de empresa y superiores, cercanía y otras más.

Las valoraciones, entre comprador y vendedor de trabajo, resultan en ingresos de diferentes niveles, irremisiblemente desiguales dependiendo de la valoración mutua entre ellos.

Addendum

Releyendo lo anterior, me parece que hace falta añadir otro elemento de influencia aleatoria: las circunstancias particulares de cada persona en lo individual y que influirán en su ingreso. Lo que podría llamarse suerte y sobre la que nadie tiene una influencia de control.

Nota del Editor

Me parece adecuado enfatizar que Giirondella enfoca su análisis al caso de una relación empleado-empleador solamente, cuando se produce una situación de desigualdad de ingresos entre los diferentes empleados (el responsable de limpieza de baños, por ejemplo, y el vicepresidente de marketing).

Hay obviamente otras situaciones de desigualdad de ingresos, como cuando se compara el ingreso de un accionista de una empresa con el ingreso del empleado de cajas en la misma empresa. Algo que también puede examinarse usando la idea de la valoración subjetiva.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras