Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Dinero Como Culpable
Leonardo Girondella Mora
8 abril 2014
Sección: LIBERTAD ECONOMICA, Sección: Asuntos
Catalogado en: ,


Es un uso estándar y acostumbrado el acusar al capitalismo —o al liberalismo— de separador.001producir un culto al dinero. La acusación es, en su fondo, una de naturaleza materialista: poner al dinero por encima de la dignidad humana.

La incriminación es sencilla de comprender. En el capitalismo, se dice, se coloca al dinero por encima de la dignidad de las personas —y eso es indebido, un error del capitalismo.

En lo siguientes puntos examino la acusación con la intención de comprenderla mejor.

• Debe entenderse que acusar al “dinero” de estar por encima de la dignidad humana es una metáfora.

No puede ser un ataque a billetes y monedas en sí mismos, que son solo cosas inertes, sin valor ético, y que se usan en todo sistema económico, incluyendo al socialismo.

La acusación, por tanto, debe entenderse como una en la que el dinero representa vicios en la naturaleza humana: codicia, materialismo, falta de compasión —vicios que no son propios del capitalismo, sino de cualquier sistema económico.

• La incriminación, entonces, debe entenderse no como la inculpación de billetes, monedas y cuentas de cheques, sino como el dar más prioridad al beneficio material que a la dignidad humana.

El ejemplo más usado, tal vez, para demostrar que el capitalismo crea una crisis antropológica es la afirmación que lo acusa de preferir despedir personal a reducir la rentabilidad de la empresa —la inversión de los accionistas se coloca por encima del daño a los trabajadores.

• La acusación toma otra forma, la de inculpar al capitalismo de promover al consumo desmedido y a la posesión de bienes materiales como el súmmum de la felicidad humana —haciendo de lado a la dimensión espiritual de la persona.

•En resumen, esta imputación al capitalismo lo acusa de colocar a lo material por encima de lo humano y de lo espiritual —lo que causa pobreza material y espiritual.

&&&&&

La acusación forma parte del panorama social acostumbrado y surge de muy diversas fuentes, las que lanzan esa formulación de cargos con gran frecuencia: el capitalismo promueve el culto por lo material y fomenta a la codicia por encima del bien ajeno.

La pregunta que sigue a esta acusación es lógica.

¿Si se cambia de sistema económico y se emigra del capitalismo al socialismo, terminará ese culto por lo material y se anulará la codicia?

La respuesta es un no rotundo —los vicios humanos no son causados por el sistema económico en el que se vive. Habrá codicia en el capitalismo, pero también en el socialismo y en el intervencionismo y en el keynesianismo y en el estado de bienestar.

Creo que mi tesis es ya clara: la misma acusación en contra del capitalismo puede ser lanzada en contra del resto de los sistemas económicos —todo ellos, sin excepción pueden ser inculpados de la adoración del dinero, de la exaltación de lo material, de promover codicia.

El capitalismo no tiene la exclusividad del materialismo, que es una dimensión independiente de lo económico —y que se produce por el olvido de la dignidad humana individual (algo en lo que el marxismo es claro y contundente).

El olvido de lo moral, el descuido de lo espiritual, la omisión del valor humano puede suceder en todas partes, en todo momento —sin importar que se trate de un sistema capitalista o socialista.

Más aún, la inculpación materialista en contra del capitalismo es un análisis erróneo que provoca un mal innecesario al hacer pensar que podrá corregirse el materialismo cambiando de sistema económico, yendo al socialismo o al estado de bienestar —una solución totalmente equivocada.

&&&&&

Concluyo sosteniendo que esta acusación de materialismo lanzada en contra del capitalismo es débil, incompleta e inexacta: no puede culparse al sistema económico de omisiones morales. La falla tiene que producirse en terrenos no económicos, los relacionados con la moral dentro de una sociedad.

Nota del Editor

La columna de Girondella insiste nuevamente en un punto que ha sostenido ContraPeso.info durante ya tiempo: la naturaleza humana no puede ser alterada cambiando una estructura económica.

Véase La Codicia es Humana y Seguimos Siendo Los Mismos.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras