Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Elecciones: Sus Opciones
Leonardo Girondella Mora
30 abril 2014
Sección: POLITICA, Sección: Asuntos
Catalogado en:


En las elecciones democráticas existe una estructura mental que puede ser de separador.001dos tipos —los que menciono en lo que sigue y que describen el entendimiento de la decisión de voto por parte del ciudadano.

• Comprensión basada en personas —cuando el elector entiende la decisión de su voto como una que elige entre personas/partidos y donde son importantes factores como simpatía, carisma, retórica, gustos, empatía y similares.

• Comprensión basada en ideas y propuestas —cuando el elector entiende la decisión de su voto como una que elige entre opciones de implantación de ideas políticas y económicas.

La diferencia entre ambas es enorme.

Para unos, la elección no pasa de ser una competencia de personalidades que disputan preferencias electorales —en la que las impresiones subjetivas juegan un papel central.

Para otros, la elección es una competencia de ideas, ideologías, mentalidades, sobre cómo gobernar.

Quien define a la elección como un duelo de personalidades decidirá su voto usando criterios como el gusto personal hacia los candidatos, sus apariencias, la brillantez de su retórica.

El otro aislará esos factores profundizando en la filosofía de los candidatos.

Unos votará por el que más simpatías le produzca —el otro por quien más se acerque a sus propias ideas.

Es mi impresión que la mayoría de electorado comprende a las elecciones como un duelo de personalidades, no de ideas, una situación inevitable hasta cierto punto, e indeseable.

Más aún, pienso que una buena parte de quien concibe a las elecciones como un duelo de personalidades, también sucumbe a entender las elecciones políticas como un duelo de ofertas de dádivas gubernamentales —lo que hace creer que será mejor gobernante el que más ofrezca: pensiones, becas, diversión, educación…

&&&&&

Por su parte, quienes entienden a las elecciones como un duelo de ideas políticas y económicas, tenderán a ver dos opciones principales —con una buena cantidad de variaciones entre ellas.

• Una opción conservadora/liberal —caracterizada por el apoyo a libertades económicas que hacen indeseable el intervencionismo estatal, el deseo de impuestos bajos y gasto público reducido; pero también el apoyo a valores conservadores, especialmente la familia tradicional y el rechazo al aborto.

• Una opción progresista/socialista —caracterizada por el apoyo a la intervención económica estatal, el aumento del gasto público, mayores impuestos; pero también el rechazo a valores tradicionales, lo que le hace apoyar el aborto, el matrimonio homosexual.

Obviamente he simplificado las dos opciones, pero aún así ellas representan las dos posturas básicas entre las que se vota (véase Derecha, Izquierda: Definiciones para mayor detalle).

Es impresión mía que en la práctica la más abundante de las opciones anteriores es la progresista/socialista —es decir, hay más partidos de este tipo que del otro, como sucede, por ejemplo en México, donde no existe propiamente un partido político liberal.

&&&&&

Las dos situaciones anteriores pueden explicar en buena parte la causa de la proliferación de gobiernos que se expanden y del establecimiento consistente de estados de bienestar.

• El elector que ve más duelos de personalidades, tenderá a sucumbir con facilidad a la retórica que promete convertir al gobierno en un dador de concesiones y dádivas.

• La escasez de partidos liberales/conservadores presenta menos oportunidades de elección de gobernantes con este tipo de filosofía.

Los resultados pueden observarse en muchos países, principalmente Europa y los EEUU con Obama —pero también en democracias nuevas, como México, Argentina y otros, en los que el crecimiento del gobierno ha rebasado lo razonable.

Nota del Editor

Hay más ideas sobre el comportamiento del ciudadano en elecciones, en ContraPeso.info: Electorado.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras