Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Fallas de Liberalismo
Leonardo Girondella Mora
27 noviembre 2014
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en: , ,


Un texto de Alberto Mansueti aparecido en Facebook —titulado 11 (once) Fallos y Errores Que Cometemos Los Liberales contiene una serie de consideraciones que merecen verse de cerca.

Se trata de una lista de causas por las que los liberales no han tenido éxito en la difusión e implantación de sus ideas. El autor lo explica:

“Pero a juzgar por los muy pobres resultados, algo no funciona. Las políticas, estrategias y/o mensajes no parecen estar a la altura de la misión o el objetivo, puesto que el socialismo, incluso en sus expresiones más radicales, avanza en todas partes, cada vez con mayor ímpetu. No llegamos al grueso del público.

“¿En qué nos estamos equivocando los liberales? Vea Ud. una lista no exhaustiva de los principales fallos, errores y puntos flacos…”

En lo que sigue me detengo en algunas de esas fallas que creo que merecen especial atención —y el lector puede acudir al documento original para verlas todas.

&&&&&

La primera falla es clara:

1. Mera crítica. Con razón, la gente a los liberales nos reclama que nos quedamos en la pura crítica sin aportar soluciones… el error procede de una obvia incapacidad de traducir el ideario liberal en un programa político concreto, de puntos, medidas o políticas concretas, que sea radical y principista, pero al mismo tiempo entendible, creíble, convincente y atractivo, viable y practicable.

La segunda es algo estratégico:

2. Olvido del mercantilismo. A menudo nos concentramos en el socialismo como si fuese el único enemigo, con olvido del mercantilismo, “la derecha mala”, que ha sido el enemigo histórico y durante mucho tiempo principal del libre mercado, antes que las izquierdas cobrasen fuerza.

A lo que yo añadiría el llamado capitalismo de amigos o prebendario —en crony capitalism que es siempre confundido con el capitalismo auténtico.

La número cuatro:

4. Olvidamos que el marxismo del s. XXI es fundamentalmente cultural… Por eso ahora la insistencia de las izquierdas de todos los matices ya no es con la economía. Es con el ecologismo y el feminismo extremos, el furioso racismo antiblanco, la Agenda del Gaycismo Político, y la Guerra del Posmodernismo contra la razón, la lógica, el lenguaje y la religión cristiana.

El comentario me parece que da en el blanco de un fenómeno que el liberal suele descuidar —la existencia de un medio ambiente cultural propicio a la estatización de la vida personal. No es una discusión económica, es cultural e intelectual.

Voy ahora hasta la séptima y la octava:

7. Poco énfasis en la Ética. Nos cansamos de insistir en que el socialismo “no funciona”; olvidamos que para los “enchufados” el socialismo es un modo de vida, y sí les funciona: son cada vez más ricos y más poderosos… Descuidamos denunciar esa inmoralidad mucho mayor aún, el marxismo cultural: el intento de “redefinir” tanto el matrimonio y la familia como el derecho, las leyes y la moral, la educación, el lenguaje y hasta la ortografía, …y “reescribir” la historia, todo con el propósito de “moldear” la humana naturaleza.

8. El ateísmo es un obstáculo. La falla No. 7 va de la mano con esta otra: insuficientes esfuerzos por retomar las raíces éticas y judeocristianas del Liberalismo clásico, y tender puentes hacia las confesiones religiosas. Los ateos liberales tienen razón en un punto: las encuestas muestran que mucho más de la mitad de los electores y militantes socialistas de base son cristianos. Es porque están totalmente confundidos acerca del tema.

Puntos e ideas que tratan de nuevo un tema central: el choque entre capitalismo y socialismo no puede ser bien entendido si se define como una discusión económica —debe aceptarse que es un conflicto cultural, entre formas de pensar acerca de la vida, los seres humanos, la sociedad.

&&&&&

Al seleccionar las fallas que, según Mansueti, hacen que el capitalismo liberal no haya tenido éxito en su aceptación, he querido enfatizar un punto muy específico: no es un asunto académico-económico, sino uno que bien puede ser descrito como un conflicto de paradigmas amplios.

Y, tal vez, puede ser mejor entendido, aunque no del todo, si se examina la dualidad entre conservadurismo y progresismo

Nota del Editor

Las reflexiones de A. Mansueti y la selección hecha por L. Girondella me hacen recordar y recomendar la obra de Minogue, K.,The Servile Mind: How Democracy Erodes the Moral Life (2010, Encounter Books).

Tengo la seguridad de que esa obra y otras similares, podrán hacer entender a los liberales que la defensa de sus ideas ha dejado de ser meramente el mostrar la superioridad capitalista en la producción de riqueza, una realidad incontestable.

Están ellos ahora en otro campo distinto, muy ligado a lo moral, a lo religioso, al lenguaje y, en general, a marcos mentales de pensamiento único que son admirablemente propicios a la ampliación del poder político para la salvación del ciudadano.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras