Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
¡Haga lo Opuesto!
Eduardo García Gaspar
2 julio 2014
Sección: ECONOMIA, FALSEDADES, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Todo comienza con un pollo. Mejor dicho, con una pechuga de pollo. androjo

Una preparada a la picatta. Esa receta que tiene vino blanco, limón, alcaparras.

Más ajo, perejil, mantequilla y otras cosas. Produce dos sabores en la mesa.

Uno, el de la comida. Otro, el de las paradojas.

Inténtelo y verá. No importa la receta. Puede ser picatta, pero también en salsa suprema, teriyaki, rellena, la que sea. Puede disfrutarse el sabor si se acompaña con una conversación que comienza con una observación de apariencia inocua.

¿Es el pollo un animal en peligro de extinción? Nadie diría que lo es, incluso a pesar de que se consume pollo en buena cantidad:

El consumo total de carne de ave aumentó de 66.4 millones de toneladas en 2000 a casi 91 millones de toneladas en 2009, mientras que la estimación para 2013 es de más de 106 millones de toneladas de las cuales, casi 94 millones de toneladas serán de carne de pollo. (thepoultrysite.com)

Es decir, se matan millones de pollos y el animal no está en peligro de extinción. Sin embargo, hay especies que están en peligro y no las comemos: panthera pardus orientalis (un leopardo), diceros bicornis (un rinoceronte), eretmochelys imbricata (una tortuga) y otras más. Véase worldwildlife.org para la lista de especies en peligro.

Es paradójico que abunden animales a los que comemos, mientras que peligre la supervivencia de animales que no comemos. La razón de esta extraña situación es un incentivo para conservar a la especie, el de servir de comida. Es negocio criar pollos.

Pero no es negocio criar ese leopardo, por ejemplo. Y puede suceder que si se le protege impidiendo ser cazado, llegue a ser muy tentador el cazarlo furtivamente. Para conservar la especie, quizá convenga convertir al animal en ingrediente principal de muchos platillos.

Eso hará que la gente se interese en criarlos y venderlos. Las cosas, por lo visto, no son tan claras como lo parecen en la superficie.

Un amigo gusta de hablar de un ejemplo similar: si se quiere poner en peligro de extinción al toro de lidia lo mejor que puede hacerse es prohibir las corridas de toros.

Suele hablarse con cierta frecuencia de otro caso que muestra la misma lógica inversa, el del papel. El razonamiento usual es lineal: para conservar árboles lo mejor que puede hacerse en usar menos papel y reciclarlo todo lo posible.

Si la demanda de papel se reduce en buena cantidad, también se reduce la cantidad demandada de árboles y de estos se tendrán menos. Posiblemente tierras que se hubieran usado para cultivar árboles se destinarán a otros usos.

El mismo amigo habla también de que la mejor manera de acabar con pollos, vacas, corderos y demás, es volvernos todos vegetarianos. Cuando nadie demande carne de vaca no habrá razón para conservarlas, excepto en un zoológico.

Lo que creo que bien vale una segunda opinión es apuntar que el razonamiento superficial lineal no necesariamente funciona. Peor aún, puede llevar a acciones que resulten en empeorar la situación que se pretende mejorar.

Por ejemplo, ¿quiere usted conservar elefantes? Bien, hay dos posibilidades.

Una es razonar diciendo que para conservarlos debe prohibirse su caza y perseguir a quien eso haga. Es la lógica superficial. Pero hay otra posibilidad más prometedora: hacer que sea negocio legal el cazar elefantes, por ejemplo, a 10 mil dólares cada ejemplar.

La evidencia que conozco indica que da mejores resultados hacer esto último, que es lo mismo que sucede con los pollos. Tiene sentido si se va más allá de la lógica de las apariencias. Muchas personas, en mi experiencia, se niegan a aceptarlo.

La ocasión de una pechuga a la picatta, por tanto, da pie a disfrutar el sabor adicional de una paradoja. Y eso es placentero también. Poner en tela de juicio a las afirmaciones simples es también un gozo, aunque más etéreo y abstracto.

Es el placer del conocimiento, del encontrar la verdad, de conocer más sobre la realidad y cómo funciona. La vida es menos simple de lo que aparenta y aceptarlo es un buen primer paso que conduce a la prudencia.

Es eso que nos previene diciendo que medidas como la prohibición de bebidas alcohólicas empeora la situación que pretende solucionar. Eso que nos dice que reduciendo las tasas de impuesto, se recolectan más fondos.

Son cosas paradójicas, que retan a clisés y falsedades que se repiten sin discriminar.

Post Scriptum

La regla general es la de tener incentivos que lleven a conductas adecuadas. ¿Cómo conservar a los pandas? El animal parece no tener utilidad alguna, pero si se encontrara, eso ayudaría.

En lo general las evidencias parecen mostrar que lo que es de propiedad personal tiende a ser mejor cuidado que lo que es de propiedad colectiva, lo que apunta a la idea de que para cuidar algo y conservarlo, será provechoso privatizarlo.

Si le gustó la columna, quizá también:

Querer Ser Pobre

Ponerse a Temblar

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras