Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
La Última Defensa Liberal
Leonardo Girondella Mora
10 septiembre 2014
Sección: LIBERTAD GENERAL, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Está en la naturaleza del ser humano el ser libre —poder actuar según su decisión y sin separador.001obstáculos innecesarios, pero respetando la libertad de los otros.

De esto puede concluirse que lo que obstruya esa igual libertad para todos es una situación contraria a la naturaleza humana, y por eso, negativa. Los conflictos y luchas contra el despotismo son ejemplos de la defensa de la libertad.

De allí que hayan surgido los mecanismos de separación de poderes, junto con el federalismo y las elecciones periódicas —además de la formalización de libertades, como la de expresión y la religiosa.

Todas estas cosas se sustentan en una base última, la persona individual —su sentido de libertad y la conciencia que la guía. Sin esos elementos personales, de poco o nada sirven los mecanismos formales de un régimen político que defienda las libertades.

Mi tesis es obvia: cuando las personas valoran sus libertades y cuando sus conciencias guían sus actos libres, el sistema político tendrá el mayor freno posible a sus intentos de acrecentar poder; pero cuando las personas no valores sus libertades y su conciencia sea débil, el poder del gobierno se extenderá sin límites.

&&&&&

De lo anterior desprendo las siguientes consideraciones:

• La última y más fuerte defensa en contra de la expansión del poder gubernamental es la persona humana: el valor que dé a su libertad y lo desarrollado de sus conciencia para guiarla.

• Si en una sociedad el valor dado a la libertad es bajo o nulo, y si la conciencia personal es débil y poco formada, esa sociedad dará grandes oportunidades a la creación de sistemas políticos de poderes excedidos.

Latinoamérica, en lo general, me parece un terreno propicio a la existencia de gobiernos de ese tipo, con poderes excesivos —posibles en esas naciones en las que poco se aquilata la libertad y donde la escasa educación produce conciencias débiles y muy dispuestas a entregar sus libertades.

• La mayor ambición del gobernante deseoso de poder es tener más de él y puede lograrlo cuando se reduzca la apreciación de la libertad y se desdeñe la educación de la conciencia —cuando el sentido de independencia personal dé paso a la sumisión individual.

Sin sentido de autonomía personal, la sociedad es un buen caldo de cultivo para el despotismo —que será recibido en medio de aprobación general.

Se presenta entonces la paradoja: las personas darán la bienvenida a regímenes del tipo contra los que sus antepasados hubieran luchado en defensa de su libertad.

• Cuando se debilita a la última y mayor defensa de la libertad, la persona misma, ya nada queda que frene la construcción de sistemas políticos déspotas, autoritarios y, lo peor, totalitarios.

&&&&&

¿Cómo transformar a la persona para hacerla partidaria de la expansión del poder estatal? Los tiempos actuales presentan formas de lograrlo y que han sido exitosas:

• Conversión del gobierno en proveedor de satisfactores vitales: educación, energía, vivienda, subsidios, ayudas especiales, pensiones —lo que ha creado dependencia personal. Las personas ya no entienden que todo eso puede ser logrado por ellas mismas.

• Conversión del gobierno en una agencia de caridad, dedicada a ser la fuente de ayudas a los más necesitados —lo que ha creado renuncia personal a la obligación de ser caritativos y compasivos.

• Conversión del gobierno en una autoridad moral, dedicada a definir lo bueno y lo malo, lo que debe hacerse y lo que no debe hacerse —lo que ha creado conciencias anuladas que encuentran respuesta en las leyes y actos de autoridad.

• Conversión del gobierno en una autoridad sabia e incapaz de errores, dedicada a sustituir las decisiones de ciudadanos que no saben lo que es bueno para ellos —lo que ha creado una ciudadanía pasiva que se contenta con esperar que todo problema sea resuelto por la autoridad.

Es una transformación importante en las personas, modificadas muchas de ellas hasta el extremo de aplaudir la sumisión ante el gobierno —eso mismo contra lo que lucharon sus antepasados. Si antes había orgullo y honor en la autonomía propia, ahora se da la bienvenida a la dependencia personal, al pensamiento uniforme, al estándar colectivo.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras