Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Metamorfosis de la Nana
Eduardo García Gaspar
30 enero 2014
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


La campaña es otra más. Otra de las que pretende hacernos mejores. separador.001

Un mensaje de gobernantes preocupados, bondadosos. Quieren que vivamos mejor.

Desean hacernos felices. Y hacen sus esfuerzos. Muchas veces con campañas educativas.

Un caso, en México, un país en el que hay muchos pobres y que a la vez hay muchos obesos.

La campaña de educación masiva creada usa una frase, “Chécate, mídete y muévete”. Con eso se busca reducir la obesidad. Haciendo que la gente se prevenga, se modere y haga ejercicio.

La campaña coincide con otra medida gubernamental, la de impuestos especiales de 5% a alimentos con cierta proporción de calorías respeto a su contenido y otro de 1 peso a refrescos con azúcar. Su propósito, el mismo, combatir la obesidad y hacernos más sanos.

Me parece algo que agradecerle al gobierno por hacerme recordar las órdenes de mi madre, que me mandaba abrigarme para salir a la calle según ella sintiera frío. Y que me alimentaba con alguna cocción infame porque era buena para mi salud.

Y es que eso es lo realmente curioso de todas estas acciones de gobierno, como la del uso obligatorio de cinturón de seguridad en los automóviles. Igual que el suéter obligatorio por órdenes familiares. Es como una conversión o metamorfosis.

Sin mucho darnos cuenta, un día nos levantamos de la cama y nos encontramos con que la nueva familia que nos rodea y protege es una serie de entidades gubernamentales.

La familia anterior, papá, mamá y hermanos, ha sido desplazada por esta nueva familia compuesta de burócratas que nos educan y fuerzan a hacer lo que ellos creen que nos hará felices.

El fenómeno es fascinante por ser un giro de 180 grados de la posición anterior.

Un sistema político democrático, en su sentido original, tiene una idea muy simple, la de dejar libre al ciudadano para que éste busque por sí mismo su felicidad. Lo único que hace el gobierno es mantener un sistema de leyes, un estado de derecho.

En esa concepción original, las personas disfrutaban de su libertad y aceptaban las consecuencias de sus actos, las buenas y las malas. Las personas se cuidaban unas a otras, sin esperar caridad del gobierno. Tenían un buen sentido de independencia y sentían orgullo personal por sus logros. Y a los gobiernos se les exigían cuentas.

¿Nuestro estado ahora? El cambio es notable.

Es ahora el gobierno quien nos pide cuentas y nos da órdenes y nos dice cómo ser felices. Convertido en un estado-nana, el gobierno ya no tiene la responsabilidad del estado de derecho, tiene ahora la responsabilidad de nuestra felicidad. Es una inversión notable de los papeles originales.

Antes, la democracia suponía la vigilancia del ciudadano sobre el gobierno, para que no se excediera en su poder. Era la concepción original, por ejemplo, en Montesquieu (1869-1755), para poner frenos al exceso de poder y su consecuente abuso.

Las cosas cambiaron y en esta nueva forma de gobernar es el gobierno el que nos vigila y nos pide cuentas y nos dice cosas como “Chécate, mídete y muévete” cuando antes eran los ciudadanos los que se lo reclamaban.

La transformación, esta inversión de papeles, tiene causas. Varias de ellas y entre las que no es menor la obsesión de poder que tiene el gobernante. Hará lo que sea para conseguirlo y encontró un truco para lograrlo en medio de aplausos: inventó la idea de aumentar el número de derechos que las personas tienen.

Y convenció a muchos de eso. Los convirtió en tercos solicitantes de derechos en número creciente y de varios tipos.

Con cada nuevo derecho concedido, muchos ven una victoria de la justicia y la equidad, cuando en su fondo no es más que una cesión de libertad personal que hace crecer al gobierno y su poder.

Las nuevas generaciones son educadas en esta mentalidad, las que las convierte en solicitantes continuos de derechos que exigen se cumplan, cuando la única manera de implantarlos es volverse sumiso al poder gubernamental.

La apariencia es tener más derechos, la realidad es tener menos libertades.

La inversión de papeles es una de esas cosas reales que desafían explicación. Los defensores de las libertades de antaño recelaban del poder gubernamental, siempre tendiente al abuso. Los defensores de los derechos en aumento ansían y anhelan más poder gubernamental sin pensar en el peligro de su abuso.

Imagine usted esto: en su sentido original, los gobernantes lo representan a usted que los ha elegido, pero ahora esos que usted ha elegido dejan de representarlo y adoptan el papel del padre que trata con un menor de edad al que debe proteger dándole como dulces los derechos que crecen.

La obesidad peligrosa es la gubernamental y es a los gobernantes a quienes debe exigírseles que se chequen, que se midan, que se muevan. En otras palabras, que adelgacen.

Post Scriptum

Esto es como La Metamorfosis de F. Kafka, pero al revés. Kafka cuenta lal historia de G. Samsa, quien vive con su familia y una día amanece y se da cuenta que se ha convertido en un insecto gigante. Con los gobiernos ahora, al amanecer me encuentro que sigo siendo una persona igual que ayer, pero que quienes han cambiado son los demás, convertidos en cuidadores profesionales que me siguen por todas partes pidiéndome dinero para cuidarme.

No dejo de recordar en este tema al alumno que dijo tener el derecho de que sus opiniones se escucharan. Le respondí que en mi caso la única manera de que se le respetara su derecho era mantenerme encadenado a una columna del edificio y forzarme a escucharlo. Sintió que su derecho había sido violado.

Hay más ideas sobre el tema en ContraPeso.info: Lista de Derechos.

La campaña y su explicación puede verse aquí. La explicación es surreal:

“Como parte de la campaña “Chécate, mídete y muévete” que realiza el gobierno federal para difundir un estilo de vida más sano y luchar contra la obesidad, la Secretaría de Salud (SSA) instaló módulos de atención en las inmediaciones de su sede, cerca de la entrada del Bosque de Chapultepec”.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras