Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Palabras y Conductas
Leonardo Girondella Mora
14 octubre 2014
Sección: EDUCACION, Sección: Asuntos
Catalogado en:


Puede conocerse la manera de pensar de una persona usando dos fuentes distintas separador.001de información —sus palabras y sus acciones.

La distinción puede ser sutil, ya que en última instancia las palabras significan una acción real —un acto innegable, aunque no corresponda a una decisión visible.

Es adecuado, por tanto, hablar de palabras en oposición a actos decididos visibles —lo que se llama, creo, preferencias reveladas o explícitas, y que son observables.

Es la distinción entre las palabras de una persona que habla de ser religiosa y que lo muestra yendo a la iglesia con regularidad —o la diferencia entre quien dice que hace ejercicio diario y quien se ve todos los días en el club.

Un economista, seguramente, preferirá poner su atención en conductas observables y cuantificables; mientras que un filósofo tal vez prefiera observar palabras que expresan ideas —siendo mi punto el que no hay que desechar ninguna de ellas, ni conductas ni palabras.

El ejemplo más notorio del valor de las palabras es el de los discursos políticos: los gobernantes abren sus mentes y permiten ser mejor conocidos por medio de sus palabras —mientras que sus acciones tienden a no tener tanta libertad como sus palabras.

Un ejemplo reciente fueron las palabras da E. Cuomo, gobernador de New York:

“Who are they? Are they these extreme conservatives who are right-to-life, pro-assault-weapon, anti-gay? Is that who they are? Because if that’s who they are and they’re the extreme conservatives, they have no place in the state of New York, because that’s not who New Yorkers are.” foxnews.com/

Incluso cuando sus discursos nada dicen, en realidad contienen algo —aunque sea su incapacidad para salirse de las frase hechas y los lugares comunes.

Un político tiene en sus palabras un escenario sin limitaciones —o con muchas menos— que la implantación de sus decisiones. Un escenario que permite un buen y gran conocimiento de sus ideas, su filosofía, sus creencias; todo aquello que dará una buena indicación de sus acciones visibles futuras.

&&&&&

Si se observa la conducta solamente, se usarán las observaciones para intentar investigar lo que hay dentro de la mente que las causó —si se observan las palabras solamente, se usarán las ideas reveladas para especular sobre las conductas futuras posibles.

Las dos, palabras y conductas, se complementan unas a otras, permitiendo conocer a la persona de mejor manera —lo que en el caso de los políticos me parece un ejercicio valioso dada la influencia que ellos tienen en la vida de millones.

Las conductas de François Hollande, que causaron tanta cobertura en los medios son una pieza de información valiosa sobre las ideas del presidente en Francia —algo que en sus discursos hubiera sido difícil encontrar.

En cambio, las palabras de Obama sobre igualdad/desigualdad abren su mente —permitiendo observar la manera en la que él entiende su labor presidencial, no propiamente gobernar, sino igualar ciudadanos.

En México, encuentro ciertas dificultades al usar las palabras de los políticos para conocerlos mejor —son discursos tan gastados, con fórmulas tan usadas, que se vuelven puertas cerradas: obviamente no quieren mostrar sus ideas con claridad.

&&&&&

El objetivo de estas notas es hacer notar el valor de conocer más y mejor a quienes afectan nuestras vidas, lo que puede aplicarse también a parientes, amigos, jefes, subalternos y demás —sin que eso signifique la odiosa práctica de psicoanalizar fuera de un consultorio.

Se trata de, al final, examinar la vida.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras