¿Qué es neoliberalismo? Su definición es compleja, aunque su uso ha sido simplista para representarlo como un sistema malvado. La realidad es distinta. Este es un intento de un análisis objetivo.

Neoliberalismo, definición y elementos

El término ‘neoliberalismo’ hace referencia a una serie de políticas económicas sustentadas en la idea de la libertad económica y de trabajo. So origen y justificación es la libertad humana aplicada en en campo económico.

En lo que sigue anoto una serie de elementos que ayudan a una definición razonable de neoliberalismo. Co esto se tendrá un significado más preciso que el usual que se tiene.

• Su nombre bien lo describe: el ‘neo’ implica que se trata de una versión actualizada del liberalismo anterior y del que no difiere de manera importante.

• En cierto sentido es una reafirmación de la defensa de la libertad frente a la expansión gubernamental y la proliferación de políticas socialistas. El neoliberalismo es, para propósitos prácticos, lo opuesto al intervencionismo económico y al socialismo.

• Apoya conceptos como los mercados libres, el libre comercio, impuestos reducidos, gasto público sin déficit y similares.

• Sus antecedentes son los mismos del liberalismo, basándose en ideas de Adam Smith en su origen y que ahora van hasta los integrantes de la Escuela Austriaca —pero que en realidad van hasta los Escolásticos Tardíos (véase, por ejemplo, Salario Justo).

Más elementos del neoliberalismo

• El centro esencial del neoliberalismo es su afirmación de que el crecimiento económico es mayor cuando se respeta la libertad de iniciativa económica de las personas. Cuando se obstaculiza esa libertad, la prosperidad disminuye.

• Para respetar esa libertad, el neoliberalismo propone políticas como privatizar empresas estatales, reducir impuestos, disminuir el tamaño del gobierno, desregular a la economía, abrir fronteras al comercio internacional y otras similares.

• Puede ser mejor comprendido al ver a las doctrinas opuestas: socialismo, intervencionismo económico, keynesianismo, estado de bienestar, proteccionismo y similares.

• El término neoliberalismo con frecuencia es parte de la retórica que lo ataca, calificándolo de manera muy negativa y colocándolo como causa de pobreza y fracaso económico. No es infrecuente escuchar críticas severas dirigidas a esta escuela económica.

• En su fondo, el neoliberalismo es poco más que la insistencia en la idea de que la libertad humana produce resultados admirables. Gracias a la libertad personal se crea riqueza y abundancia con tan sólo dejar libres a las iniciativas de trabajo de las personas.

• En la práctica del mundo real, los resultados indican que en lo general las políticas neoliberales producen mejores resultados que sus contrarias. Sufren menos inflación, tienen mayor crecimiento y más reducción de pobreza.

• Para muchos, el neoliberalismo está bien resumido en los 10 Puntos del Consenso de Washington.

Los elementos del neoliberalismo, antes mencionados, sugieren una definición razonable del concepto. El neoliberalismo no es otra cosa que la idea de la libertad humana aplicada al terreno económico.

O, visto del otro lado, el entender que la expansión gubernamental al terreno económico produce estancamiento y crisis económicas.

Un repaso histórico

El neoliberalismo tiene un significado que ha mutado en el tiempo. En palabras de un economista:

«Cabe señalar que la noción de neoliberalismo ha mutado con el tiempo. Su origen se remonta a los años treinta del siglo pasado, cuando se llevó a cabo una conferencia en París entre simpatizantes del «liberalismo», es decir, de la corriente de pensamiento que postula la libertad económica como motor del desarrollo. En las postrimerías de la Gran Depresión, los participantes de la reunión temían que la contracción del producto y el desempleo masivo de esa década demostraban el fracaso del liberalismo, por lo que era necesario “reconstruirlo”. Para ello, la mayoría abogó por una mayor intervención gubernamental, con acciones que incluían la regulación del giro y el tamaño de las empresas, denominando la propuesta neoliberalismo. Con independencia del desacierto en el dictamen de las causas de las dificultades de esos años, lo interesante del episodio es que, contrario a lo que podría imaginarse, en su origen el concepto no implicaba liberar más la economía, sino restringirla. En décadas posteriores, tal noción incorporó teorías que promovían la regulación de los mercados mediante un Estado fuerte, lo cual también se denominó “economía social de mercado”. Sin embargo, en algunos casos se confundió con la refundación de las corrientes «liberales» en el sentido político, es decir, lo contrario a «conservador», tilde usualmente atribuida a los que promueven la libertad económica. El recuento anterior subraya la ambigüedad del concepto y, por lo tanto, su debilidad como instrumento de identificación de problemas». Manuel Sanchez Gonzalez. El Financiero. “El fantasma del neoliberalismo”.

En resumen

Un sistema basado en la espontaneidad de la libertad de iniciativa humana (1) es congruente con la naturaleza humana y (2) produce más riqueza que cualquier sistema que obstaculice esa libertad. Se llama como se llame.

Cuando se culpa al neoliberalismo de todo mal posible, el diagnóstico indicará tomar medidas estatistas (que son las equivocadas).

Nota del Editor

Véase México no es Liberal y también OtraVez: México no es Liberal.