Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Solución a la Codicia
Leonardo Girondella Mora
21 mayo 2014
Sección: Sección: Asuntos, SOCIALISMO
Catalogado en: ,


La simplificación al estilo de una caricatura exagerada ha permitido la separador.001popularización de una concepción equivocada sobre el funcionamiento de la sociedad.

Este error puede ser explicado esquemáticamente con dos escenarios:

El Escenario de la Codicia, formado por una sociedad dividida en opresores y oprimidos, en el que la domina el afán de lucro, la avaricia y el apetito por la riqueza.

La causa de ese escenario es el sistema capitalista de mercados libres —donde por definición la codicia de los opresores daña a los oprimidos.

El Escenario del Altruismo, formado por una sociedad solidaria en la que han dejando de dominar esos vicios y predominan el humanitarismo, la generosidad y el desprendimiento.

La causa de este escenario es el sistema socialista de alta intervención gubernamental —donde el gobierno actúa en favor de los oprimidos y los libera de esa opresión.

La causa atribuida a cada escenario es el sistema económico bajo el que opera la sociedad —es decir, se presupone que una sociedad puede cambiar si se cambia de sistema económico, pudiendo ir de una sociedad egoísta a una altruista con la mera implantación de un sistema económico distinto.

&&&&&

Esa concepción es lo que examino en los siguientes puntos.

• Ella está muy difundida —y forma parte subyacente de la mentalidad progresista que se enseña en escuelas y universidades: si se cambia del sistema capitalista o liberal al sistema socialista o de estado de bienestar, desaparecerá el egoísmo y surgirá el humanitarismo.

• El cambio en la sociedad será producto de la adopción de un sistema económico distinto —el capitalismo, se ha dicho, ha legalizado a la codicia y de eso es posible derivar que la codicia podría hacerse ilegal al adoptar otro sistema contrario, como el socialismo y sus variantes.

• La pregunta que sigue es inevitable. ¿Puede anularse un vicio humano como la codicia con un cambio en el sistema económico? La respuesta es un no rotundo: la codicia es un vicio humano que no puede ser borrado con un cambio de sistema económico.

• La codicia, un apetito desordenado por la acumulación de riquezas propias sin importar el daño a terceros, es una constante humana —un incentivo económico que funcionaría en el capitalismo de una manera y en el socialismo de otra. Pero en ambos existiría.

• El terreno de los vicios y las virtudes es el de la naturaleza humana —el de su libertad e imperfección. Uno en el que debe entrarse para distinguir entre el interés propio y la codicia, que no son lo mismo y refinar de esta manera las posibilidades de análisis.

• Podrán existir sociedades de tal naturaleza que en ellas predominen las conductas codiciosas y egoístas, las que dañan a terceros —y también sociedades en las que la codicia y el egoísmo sean menos frecuentes. Esto es independiente del sistema económico que la sociedad.

• Pero surge otra parte del tema, la de si uno u otro sistema económico puede o no tener alguna característica que influya en la cantidad de egoísmo o codicia que se tenga —si alguno de ellos contiene o no algún mecanismo que premie o castigue al egoísmo y la codicia.

• Por ejemplo, puede argumentarse con cierta razón que dentro del sistema capitalista de competencia libre, la codicia llevaría a las empresas a querer ganar más usando todo tipo de engaños —pero a la vez, la competencia libre permitiría al consumidor dejar de comprarle al fraudulento al existir otros proveedores.

• O, en el sistema socialista podría pensarse en que la acumulación de poder en el gobierno y sus organismos no contiene un mecanismo propio capaz de aminorar el egoísmo y la codicia del gobernante y la burocracia.

• También, tendría una influencia severa el nivel de desarrollo del estado de derecho bajo el que vive la sociedad: donde ese desarrollo sea bajo o inexistente, la codicia y el egoísmo no tienen un castigo y, por eso, tenderían a ser patrones comunes de conducta —mientras que en un estado de derecho avanzado, esos sería reducido.

&&&&&

Lo anterior tuvo como propósito demostrar la debilidad de la concepción que sostiene que cambiando de capitalismo a liberalismo podría disminuir o incluso desaparecer la codicia y el egoísmo —una idea que no merecería ser siquiera considerada de no ser por la frecuencia con la que se suele presentar.

Nota del Editor

La columna de Girondella me hizo recordar la vez hace buena cantidad de años, cuando el propietario de una de las empresas más grandes de México alabó al “socialismo humanista” que podríamos tener en el país, como una solución a los problemas nacionales.

Si le gustó esta columna, quizá también:

Moral del Resentimiento

La Razón del Mal

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que explican la realidad económica, política y cultural y que no contienen los medios dominantes. Sostiene el valor de la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras