Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Vía Ciudadana: un Examen
ContraPedia ContraPedia
25 abril 2014
Sección: POLITICA, Sección: Una Segunda Opinión
Catalogado en: ,


Sin duda es admirable. Lo es en sus intenciones, pero eso lo tiene casi cualquiera.

Loable es en su objetivo concreto, la creación de candidaturas independientes en México.

No está nada mal querer salirse de la sola opción de candidaturas partidistas.

En fin que Vía Ciudadana, en Nuevo León, México, agrupa a varias personalidades de la política.

Y a ellos los une una causa, el que las leyes acepten la existencia de candidatos independientes. Más aún, hasta donde sé, ese movimiento proveerá candidatos (presupongo que otros también lo puedan hacer y no solo ellos).

Basado en lo que sé de ellos, hago algunos comentarios con la idea de entender mejor a este movimiento.

Comienzo por señalar que dadas las personas que lo han formado, todas ellas participantes en política y en partidos la mayoría, no debe esperarse de ellos un candidato ciudadano en el sentido más puro.

No serán sus candidatos ciudadanos comunes, sino personas ya participantes en la política, activistas, o lo que usted quiera llamarles.

Esto redefine Vía Ciudadana como un proveedor de candidatos competidores de los provistos por partidos oficiales. Es decir, una fuerza que elevará la competencia electoral por medio de la adición de opciones, como, por ejemplo, a gobernador del estado.

No siendo un partido, sino un movimiento que provee candidatos independientes, en caso de ganar alguno de ellos, enfrentará a una estructura gubernamental claramente partidista.

Una variable que lo pondrá en desventaja en los momentos de tomar decisiones, cuando la burocracia seguirá más sus instintos que las instrucciones del ganador independiente.

Hay en Vía Ciudadana una inquietud legítima de usar el camino electoral para inquietar a los partidos y forzarlos a poner más atención en el gobernar para la gente que en promocionarse a sí mismos.

Esto puede ser logrado si los candidatos independientes logran buena cantidad de votos.

En fin, las inquietudes y los motivos de Vía Ciudadana producen, me parece, una simpatía general entre quienes siendo ciudadanos comunes sienten insatisfacción ante lo que claramente han sido gobiernos ineptos producidos por todos los partidos.

Y, sin embargo, Vía Ciudadana se distingue sobre todo por otro elemento. O, mejor dicho, por la falta de otro elemento: sus creencias, valores, principios.

Hasta el momento, lo que sé de ellos los podría convertir en proveedores de candidatos de cualquier tipo y clase. Podrían nombrar candidato independiente al que sea, un socialista empedernido o un liberal extremo, a un progresista o a un conservador.

No tengo idea de qué candidato podrá ser. Esto importa mucho.

Que el candidato sea independiente es un buen punto, pero le falta algo para completar el perfil completo que se necesita en las elecciones. Por ejemplo, entre los miembros de Vía Ciudadano puede haber alguien que crea que debe elevarse el déficit público, pero otro que piense lo contrario.

Sin saber cosas como ésta, la única posible plataforma electoral del candidato independiente será la de estar en contra de los candidatos de los partidos políticos.

Esta no es una posición que prometa resultados. Terminará siendo una candidatura que se base en la vaga idea de “cambio”.

Por ejemplo, fue reportada una declaración de uno de sus miembros:

“Es urgente cambiar a Nuevo León de los malos gobiernos del PRI y el PAN. (Estamos) dispuestos a expulsar a los pillos del timón de nuestro estado”, señaló Miguel Treviño, integrante de la asociación. La plataforma de gobierno de la agrupación política buscará sancionar a quienes desvíen dinero de las arcas del estado y eliminar los “moches” en obras públicas”. (ADN Político, 3 marzo 2014)

Esto es a lo que me refiero. Si ésa es su plataforma política, la del cambio para mejorar gobernantes, ella es en extremo limitada y muy genérica (es lo que hará también el partido no en el poder, al que le restará votos).

Lo que creo que muestra Vía Ciudadana es la combinación de dos elementos muy propios del activismo político.

Uno, el de los deseos loables y de las buenas intenciones, con las que resulta imposible no mostrar al menos una cierta simpatía. Dada la extrema baja calidad de los gobernantes mexicanos, encontrar otra posibilidad quizá mejor, resulta alentador.

El otro es la carencia de un credo político siquiera medianamente completo. Por ejemplo, uno de sus miembros afirmó que la misión de Vía Ciudadana es “refundar” a Nuevo León.

Bueno, pues para refundarlo se necesita bastante más que el estar en contra de los malos gobernantes.

Los dos elementos, la inquietud admirable y la indefinición de creencias, hacen una combinación fatal que los llevará a descansar en una variable impredecible, la popularidad de los candidatos que produzcan ellos. Y nada más que eso.

Sus inquietudes y trabajos merecen algo mejor que un combate basado en famas personales y notoriedad popular.

Post Scriptum

Entre los personajes que se mencionan como parte de Vía Ciudadano están Lorenia Canavati, Fernando Tuner, Mauricio Sada, Ángel Quintanilla, Tatiana Clouthier, Fernando Elizondo, Daniel Butruille, Mauricio Sada, Liliana Flores y otros, exfuncionarios públicos, empresarios y líderes de asimilaciones civiles.

ContraPeso.info es un proveedor de ideas que intentan explicar la realidad económica, política y cultural. Defiende la libertad responsable y sus consecuencias lógicas.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras