Contrapeso En defensa de la libertad y el sentido común
Cerriquín, Chorrite
ContraPedia ContraPedia
12 marzo 2015
Sección: Sección: Listas, Y CONTRAPEDIA
Catalogado en:


Existe una cierta escasez de palabras que sirven para denominar objetos y acciones que carecen de un término que las designe. En aras de remediar esa falta del idioma, se ofrece un remedio siquiera parcial.

Cerriquín

Con esta palabra se pretende dar un apelativo a las partes salientes de las chapas de puertas, e incluso la lengua que cierra la puerta y que es una protuberancia importante cuando se encuentra abierta.

Es frecuente que estas protuberancias no sean anotadas por los incautos que así ven parte de sus vestiduras atoradas en ellas, y que son rasgadas sin piedad.

Los fabricantes de cerraduras en la actualidad parecen admitir este defecto en sus productos, razón por la que la mayoría de las chapas en la actualidad son redondas y no contienen partes muchas protuberancias que puedan atorar a sus vestidos y sacos.

Éstas protuberancias de las chapas y picaportes han sido reconocidas en algunas obras de la literatura universal, incluso como partes principales de la historia narrada.

Por ejemplo en la obra titulada Ulises Junior del célebre autor James Goicegorizabaltia, hay un párrafo que es digno de notar:

“Y fue ese insignificante rasguño que sufrió en la piel de gamuza de la americana que había seleccionado para esa noche la que abrió un horizonte no contemplado jamás en los anteriores 34 años. Nunca sospecharía que ese cerriquín podría tener el efecto que tuvo. En lo que al principio fue un mar casi color verde moco pronto todo se hizo diferente con la angustia de otro cerriquín en otra dimensión. No volvería a ser él la misma persona cuando regresara a su nido solo. Cuando regresara a enfrentar a un chorrite. Una mancha como la que nunca enfrentaría otra vez en su vida”.

Deben notarse que el autor de Ulises Junior utiliza ese párrafo otra palabra nueva a la que designa como chorrite y qué se refiere a la mancha de aceite que dejan los automóviles en el piso.

El chorrite se encuentra tanto en cocheras como en estacionamientos y por supuesto, en las mismas calles.

Su uso es aceptado, como en muchos otros casos, por la brevedad de la expresión. pues es mucho más conciso indicar que se ha descubierto un chorrite en la cochera a decir que el auto está goteando aceite y que hay una mancha en su piso.

Por último, debe hacerse público que un grupo de expertos en las Naciones Unidas ha propuesto una nueva generación de derechos humanos que incluye el derecho a una vida sin chorrites y sin cerriquines. Esto sería parte de una nueva generación de derechos humanos, la sexta de ellas.

ContraPedia tiene un antecedente en los 80, cuando fueron publicadas una serie de propuestas de palabras y personajes que no existían. Eran muy breves. Esta versión respeta la idea original, jamás publicada antes, con textos más amplios.





esp
Búsqueda
Tema
Fecha
Newsletter
RSS Facebook
Extras